Anuncios

Inicio / Bosquejos Biblicos / No se afane espere su hora

No se afane espere su hora

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Eclesiastés 3:1

Ante la necesidad de líderes que tiene la obra de Dios, es necesario enseñar sobre el buen comportamiento en la etapa de preparación del candidato al liderazgo, desmantelar la forma maquiavélica y satánica que muchos han utilizado para lograr un liderazgo, donde lo único que buscan es la fama y la vanagloria.

Aprender que para servirle a Dios es necesario estar sometido a la autoridad que Él ha puesto, trabajando con responsabilidad, y la certeza que no trabajamos para el hombre sino para Dios.

1. No se afane en hacer lo que no le corresponde

Anuncios

A. Muchos se preocupan por las cosas ajenas y no por las propias

Muchos mantienen mirando el trabajo de otros y entrometiéndose en asuntos que no les corresponde. Si de liderar una iglesia se trata, critican los planes de trabajo, los liderazgos, los grupos de alabanza etc… Mientras que el trabajo que dirige se desmorona.

Si Dios le ha puesto en una iglesia como pastor, líder o diácono, debe trabajar en esa obra, enfóquese en la responsabilidad que le han delegado, por las personas que tiene a cargo; si otro trabajo fracasa a usted no se lo demandarán, usted solo responderá por lo que han puesto en su mano. No critique el liderazgo de otro, de cómo enseña, cómo viste, cómo canta, cómo dirige su familia o la iglesia ( si es estricto con la disciplina lo llaman un dictador, si es misericordioso lo llaman un cobardón ). No compare su líder con otro porque Dios a todos nos ha hecho diferentes y a cada uno le ha dado una forma particular de dirigir. Cuando hablamos mal del trabajo de otro actuamos mal, porque desconocemos las motivaciones y las circunstancias en que otro se desenvuelve.

Muchos usan como pretexto: ” es que es la obra de Dios la que va a fracasar, por eso me preocupo” , o: ” es que es por su bien” ; pero en realidad lo que hay detrás de ese “buen corazón” es envidia, resentimiento, celos, amargura, odio etc… si deseas el liderazgo o el puesto que otro tiene, no se preocupe en descalificarlo y murmurar contra él, corrigiendo, o presumiendo que usted lo haría mejor; eso no agrada a Dios, solo espere su turno que si usted es fiel, Dios le dará en su debido momento la oportunidad de liderar.

B. Muchos se sienten capaces pero aún no han sido aprobados

Enlaces Patrocinados

Para cualquier trabajo que realicemos en la obra del Señor debemos ser aprobados, es decir, estar bajo autoridad; Dios es un Dios de orden y tiene a cada uno de sus hijos para un trabajo específico, pero no los usa hasta que no estén preparados. Podemos ver como ejemplo una fruta que no se consume hasta que no esté madura, así muchos en las iglesias no están ejerciendo el trabajo que desean por que sencillamente no están listos; si emprendemos un trabajo sin el debido conocimiento de seguro fracasaremos; alguien decía un día que para servirle a Dios no era necesario el estudio o tener que permanecer al lado de un pastor por algún tiempo; esto no es verdad, todos los hombres que Dios uso en los tiempos biblicos fueron previamente capacitados; el apóstol Pablo dice que sean ¡¡¡ aprobados !!! Hay una gran diferencia entre sentirse capaz y ser capaz, los primeros terminan volviendo atrás, frustrados al darse cuenta que en realidad no estaban preparados y no por que no hubieran servido, sino porque se apresuraron, se autonombraron y no esperaron en el tiempo de Dios.

2. No se afane a surgir por sus propios medios

A. El verdadero éxito lo da Dios, no los hombres

Cuando una persona hace las cosas bien delante de Dios, Dios mismo lo exalta y le da un lugar especial; no necesita estar usando de regalos, halagos e hipocrecia (Judas 1: 16) , eso es típico de la persona mediocre, pues si esto pasa, estaría construyendo su edificio sin un buen fundamento, es decir, sin Dios, y pronto todo estará en ruinas; la Biblia dice que construyó en la arena, pero quien hace las cosas con responsabilidad​, sabiendo que lo hace para Dios, éste construye sobre la roca que es Dios y su edificación nunca se caerá, tendrá un éxito estable y duradero, tendrá una honra que nadie se la podrá quitar, porque se le ha dado Dios como recompensa pública al trabajo sincero

B. No surgirás pisoteando a los demás

Anuncios

Hay muchos en las iglesias, que igual que los políticos en tiempo de elecciones, quieren ganarse un puesto despotricando de su compañero, queriendo usar su espalda para ascender. No importando qué haya que hacer o cuántos haya que eliminar ( moral o espiritualmente ) para lograr lo que quiere, el todo es surgir, aplicando la teoría egoísta de Nicolás Maquiavelo que dice: ” el fin justifica los medios “

Pero el hombre de Dios es fiel para servirle, siguiendo siempre el buen ejemplo de su Señor Jesús cuando le enseña a amar al prójimo como a sí mismo y a tratar a los demás con la sabiduría celestial que da buen fruto. Aborreciendo las artimañas humanas y satánicas Santiago 3:15-17 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.

3. No se afane, pasa la prueba del tiempo

A. No nos gusta esperar

Una de las pruebas más duras para el ser humano es la prueba del tiempo, nos hemos acostumbrado a que todo tiene que ser inmediato, todo está al alcance de un clic, a muchos los podríamos llamar los cristianos automáticos, pero con Dios las cosas no funcionan​ así. Dios le dice al pueblo de Israel que le entregaría la tierra prometida poco a poco; pero muchas veces queremos todas las bendiciones de una vez

B. El proceso es necesario

Todos los grandes hombres de Dios han sido procesados (así como Moisés en el desierto); a través del proceso Dios nos enseña a valorar lo que nos ha dado y a conducirnos humildemente cuando nos ha entregado la bendición. Por no esperar en el proceso es que encontramos algunos líderes desfocalizados. Desconociendo totalmente lo que es la obra de Dios, pensando solamente en sus bolsillos y no en la necesidad espiritual del pueblo, aquellos son líderes sin fruto, muertos y asalariados como lo dice la Biblia en Judas 1:11-12.

C. Sea responsable con el trabajo que le han delegado

Hay algunos que nunca han terminado un trabajo, todo lo hacen mediocremente, con pereza, sin sentido de pertenencia, renegando, sintiendo que le han delegado ese trabajo porque no encontraron a otro que lo hiciera, que ese trabajo nadie lo ve, que en ese oficio nunca saldrá del anonimato y que el trabajo que hace otro es mejor y más fácil, y vive deseando que le den un trabajo mejor, cuando no ha calificado en nada; como el trabajador que no ha sido responsable y solo pide aumento de salario. Solo al que ha hecho un trabajo responsable, se le dará un cargo mayor, porque​ que ha demostrado que es un buen administrador, que tiene compromiso, lealtad y liderazgo.

4. Su hora llegará

Cuando Dios le honre por haber esperado humildemente, Dios cumplirá su propósito (Salmos 138:8). Porque​ el que comenzó la buena obra la perfeccionará y verá su gozo cumplido, sirviendo en ese pastorado, diaconado o liderazgo donde Él le pondrá.

© Samuel Cardozo

Acerca Samuel Cardozo

Le sirvo al señor y deseo serle fiel hasta el final

Revise también

Predicas Cristianas... Acción de Gracias

Acción de Gracias

Bosquejos para predicar. Aprovechemos esta época para dar gracias a Dios y los que nos rodean por todo lo que hemos recibido. Comienza hoy dando gracias a Jesús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *