Inicio / Bosquejos Biblicos / El discipulo ideal – Parte 1

El discipulo ideal – Parte 1

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Texto: Lucas 14.27

Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo…”

Introducción:

Anuncios


¿Qué es ser discípulo? Según el diccionario: Persona que aprende en una escuela o directamente de un maestro. ¿Quién puede llegar a ser discípulo de Jesús? ¿Es un creyente un discípulo?

Todo discípulo es un creyente, pero no todo creyente es un discípulo.

1. El creyente espera panes y peces; el discípulo es un pescador.
2. El creyente lucha por crecer; el discípulo por reproducirse.
3. El creyente se gana; el discípulo se hace.
4. El creyente gusta de halago; el discípulo del sacrificio vivo.
5. El creyente murmura y reclama; el discípulo obedece y se niega a si mismo.
6. El creyente es “yo”; el discípulo es “ellos”.
7. Los creyentes esperan milagros; los discípulos obran milagros.
8. El creyente sueña con la “iglesia ideal”; el discípulo se entrega para lograr la “iglesia real”.
9. La meta del creyente es estar en el cielo; la del discípulo es ganar almas para el cielo.
10. El creyente maduro se hace discípulo; el discípulo maduro asume los ministerios.
11. Al creyente parece que se le prometió una almohada; el discípulo sabe que tiene una cruz.
12. El creyente es “ojalá”; el discípulo es “heme aquí”.
13. El creyente es valioso; el discípulo es indispensable.
14. El creyente, quizá, predica El evangelio; el discípulo hace discípulos.

Leamos Mateo 5.1-6

Cuando vio a las multitudes, subió a la ladera de una montaña y se sentó. Sus discípulos se le acercaron, y tomando él la palabra, comenzó a enseñarles diciendo: “Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece. Dichosos los que lloran, porque serán consolados. Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia. Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.”

Anuncios


1. Reconoce su Insuficiencia espiritual

Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece

El verdadero discípulo debe de entender su condición delante del Señor

Cuando reconocemos nuestra insuficiencia espiritual

Anuncios


a. Deseamos estar cerca del Señor
b. Le buscamos a través de su palabra y oración
c. Vivimos para estar cerca de nuestro Dios

Ejemplos en el Nuevo Testamento:

a. Jesús Critico a los fariseos y enseño a no ser como ellos que se paraban en la esquina a orar para demostrar lo bueno que eran

b. En el apocalipsis somos llamados a no equivocarnos en cuanto a nuestra realidad espiritual. Apocalipsis 3.14-20

“Escribe al ángel de la iglesia de Laodicea: Esto dice el Amén, el testigo fiel y veraz, el soberano* de la creación de Dios: Conozco tus obras; sé que no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras lo uno o lo otro! Por tanto, como no eres ni frío ni caliente, sino tibio, estoy por vomitarte de mi boca. Dices: ‘Soy rico; me he enriquecido y no me hace falta nada’; pero no te das cuenta de que el infeliz y miserable, el pobre, ciego y desnudo eres tú. Por eso te aconsejo que de mí compres oro refinado por el fuego, para que te hagas rico; ropas blancas para que te vistas y cubras tu vergonzosa desnudez; y colirio para que te lo pongas en los ojos y recobres la vista. Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Por lo tanto, sé fervoroso y arrepiéntete. Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo.

2. Se quebranta por su condición espiritual

Dichosos los que lloran, porque serán consolados…..

El señor se alegra en el corazón quebrantado. (Lucas 18.10-13)

“Dos hombres subieron al templo a orar; uno era fariseo y el otro, recaudador de impuestos. El fariseo se puso a orar consigo mismo: ‘Oh Dios, te doy gracias porque no soy como otros hombres –ladrones, malhechores, adúlteros– ni mucho menos como ese recaudador de impuestos. Ayuno dos veces a la semana y doy la décima parte de todo lo que recibo.’ En cambio, el recaudador de impuestos, que se había quedado a cierta distancia, ni siquiera se atrevía a alzar la vista al cielo, sino que se golpeaba el pecho y decía: ‘¡Oh Dios, ten compasión de mí, que soy pecador!’

Anuncios


Debemos de aprender a quebrantar y rendir nuestro corazón delante de Dios reconociendo nuestra condición espiritual.

3. Es humilde espiritualmente.

Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia

Humildad delante de Dios. (1 Pedro 5.6)

Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo.

Humildad delante de los hombres. (Romanos 12.3)

Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado.

Testimonio del pastor que pensó que como Dios le uso el primer culto donde predico en la nueva Iglesia iba a hacer cosas poderosas y termino limpiando el baño hasta que se humillo delante de Dios.

Conclusión:

Para convertirnos en los discípulos ideales debemos de aprender del ejemplo de Jesús y seguir sus enseñanzas.

© Aron Pérez

Acerca Aron Pérez

Esposo, padre de 4....Pastor de la Iglesia del Nazareno Piedras Blancas en Montevideo- Uruguay

Revise también

Predicas Cristianas - Nadando en el rio de Dios

La dignidad del sufrir

Bosquejos Biblicos - Hay una bendición cuando entendemos el porqué de nuestras luchas y pruebas. El gozo que debe producir en nosotros no se puede comparar con el dolor y la experiencia de perdidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *