Inicio / Bosquejos Biblicos / ¿Qué dices tú del que te abrió los ojos?

¿Qué dices tú del que te abrió los ojos?

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Juan 9:13-34

Objetivo:

Reseñar la fe en Jesús de un laico, y aprender de su sencillez para dar testimonio de nuestra fe en Él.

Introducción:

Muchas veces lo que detiene a mucha gente de dar testimonio del señor Jesús es el miedo por el desconocimiento de teología y doctrina, máximo cuando nos enfrentamos a sectarios que tienen profunda habilidad para manipular su doctrina falsa. Sin embargo cuando consideramos el caso del ciego de nacimiento encontramos el testimonio de un laico, sencillo, practico, lógico, simple. Sin embargo hablo con tanta convicción del Señor Jesús, que no queda duda que nos compromete a hablar de Cristo Jesús.

Oración de transición:

Tres cosas dijo este de Jesús cuando le preguntaron que opinaba de El.

I. Que es profeta.

A. Esto era en alusión al Mesías Ungido. Deut. 18:18

B. Un ciego tuvo el valor de darle la respuesta que menos querían oír los intérpretes de la ley.

C. Esta convicción era realmente sencilla, pero profunda.

II. Que me abrió los ojos.

A. Sus padres no quisieron dar testimonio de el.

B. Los fariseos dijeron que Jesús era pecador.

C. Sin mayores recursos el fue lógico: No se mucho de El, pero una cosa si se, que antes era ciego y ahora veo.

III. Este viene de Dios.

A. Aunque ustedes menosprecien su procedencia.

B. Puesto que Dios le oye.

C. Lo que ha hecho lo ha hecho de parte de Dios.

Conclusión:

Esto se llama la Confesión de un Laico, no dudamos que es esta clase de fe sencilla, la que Dios respalda, este no tuvo temor que lo expulsaran de la sinagoga, sus padres si lo tuvieron, mas tarde reafirmo su fe en el Señor Jesús, y de esta manera nos muestra que para dar fe del Señor Jesús, no hace falta conocimiento, nosotros somos esa garantía de  fe.

Acerca Henry Aníbal Chávez Martínez

Revise también

Estudios Biblicos - Consejos prácticos para vencer la ira

Ojo como hablas

Bosquejos Biblicos - Debemos ser muy cuidadosos en nuestra forma de hablar o como confesamos, en La Palabra del Eterno Dios encontramos varios textos que nos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *