Anuncios

Inicio / Bosquejos Biblicos / Me puso lodo y ahora veo

Me puso lodo y ahora veo

Bosquejos Biblicos

Texto Biblico: Juan ‭9:1-7‬

Introducción:

Esta es la historia de cada uno de nosotros. Esta es mi historia, es la historia de nuestros pecados. Es la historia no de haber nacido ciegos, sino de cómo vamos a recibir la vista.

Primero seamos conscientes del lodo en nuestros ojos.  Miremos nuestros pecados con la característica que verdaderamente tienen.

Anuncios

I. Lodo. Sucio. Impureza.

  • El lodo en nuestros ojos es muy significativo
  • Tenemos que reconocer lo sucio que somos.
  • Tenemos que reconocer que tenemos tanta suciedad en nuestras espaldas, viajando con nosotros, acumulada a lo largo de esta vida.
  • Tenemos que darnos cuenta, no del lodo en los ojos del otro, sino en los nuestros.
  • Respondió él y dijo: Aquel hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó los ojos, y me dijo: Ve al Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y recibí la vista.” Juan‬ ‭9:11

II. ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué recibimos a Cristo?

Por el lodo. Los pecados en nuestra vida. ¿Y que hicimos cuando notamos que teníamos lodo en los ojos?
Este ciego fue y se lavó. ¿por qué? ¡Porque Dios le mando!

¿Que nos ha mandado Dios? Hay tanto que podemos extraer de su Palabra.

  • Que le amemos
  • Que nos amemos unos a otros
  • Que amemos su iglesia
  • Que no dejemos de congregarnos
  • Que aportemos para la obra
  • Que obedezcamos a los pastores
  • Que nos sujetemos. A nuestros pastores
  • Que oremos por nuestros pastores
  • Que amemos a nuestros fieles
  • Que oremos por ellos
  • Que los alimentemos
  • Que no nos olvidemos de los pobres
  • De los presos
  • De los misioneros

Hay tantas cosas que nos ha pedido Dios que, si seguimos, no terminaríamos hoy. Cristo le pidió al ciego solo una cosa: Lávate en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado)…”.  ¿Dónde lavamos el lodo de pecado que nos ciega? En el estanque del “Enviado”, Cristo Jesús.

Enlaces Patrocinados

Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? “Unos decían: Él es; y otros: A él se parece. Él decía: Yo soy.” Juan ‭9:9‬ ‬‬

Tenemos que identificar lo que éramos y lo que somos. No somos santos. Algunos decían ¿será él? Pero él sabía que era él. Yo soy, dijo.

III. Reconoció y proclamó. (Juan ‭9:8, 10-34‬)

Y aquí viene el climax de esta historia. Jesús había dicho que esta situación era para la gloria De Dios. Tenemos que hacer que todas nuestras situaciones sena para la gloria De Dios. Este hombre es llamado por la gente y él le testificó a la gente.

  • Yo soy el que era ciego, pero ahora veo.
  • Me di cuenta que tenía lodo en los ojos
  • Jesús me mando lavarme y lo hice.
  • Ahora veo.
  • Se lo testifico a los Fariseos
  • Y sufrió un precio por su testimonio
  • Lo expulsaron.
  • Pero estaba limpio

Es tiempo de darnos cuenta en que fallamos, no para acusaciones y abandonos, sino para cambiar

Anuncios

Conclusión

Quizás no te ha lavado el lodo de los ojos aún. Cristo, con su saliva, le puso lodo en los ojos a este ciego. Cristo quiere que notemos nuestras faltas y que vallamos al estanque de Siloé. No a cualquier lugar, Él quiere que vallamos al Siloé. Al que ha sido enviado a buscarnos y salvarnos a darnos vida en abundancia, a Jesucristo y limpiemos nuestros pecados para que veamos.

© Summer Cuesta. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones. Mensajes Cristianos

Acerca Sunmer Cuesta

Revise también

Sermones Cristianos - Los beneficios de alabar al Señor

Dios primero en la alabanza

Bosquejos para Predicar.. Aprender lo que significa la alabanza. Descubrir los dos requisitos de la alabanza. Identificar las características de la alabanza...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *