Inicio / Bosquejos Biblicos / Caminando a Emaús

Caminando a Emaús

Intro

Hacer referencia a Félix Ortiz – Posmodernismo. La gente no se siente pecadora. La gente no quiere cambiar su religión. Las personas han perdido la sensibilidad espiritual. Algunos son tan “abiertos” que inclusive dicen, eso que decís y que tratas de vivir es muy lindo, te animo a que sigas así, pero de Dios, sacrificio, arrepentimiento, eso no va conmigo. Estamos frente a miles de paralíticos o discapacitados espirituales con enormes o gigantes necesidades emocionales, ahí encontramos una maravillosa oportunidad de llegar a esa gente.

Lectura: Lucas 24:13-35

Anuncios


I. Jesús Mostro Interés.

a. Se interiorizo de que hablaban. V 15

b. Socializo con ellos preguntando de que hablaban. V 17

c. Por qué están tristes? Le intereso el corazón. V 17

d. Escucho atentamente.

Anuncios


II. Camino con Ellos

a. Quería pasar ese tiempo con ellos

b. Hubo intencionalidad

c. Caminar lleva tiempo

Anuncios


d. Jesús deseaba conocer sus necesidades

e. Caminar a lado de una persona muestra cuanto interés tenemos en ella.

III. Los Impacto con su Presencia

a. La respuesta fue llena de amor. V 25, 26

b. Esta persona tenía algo especial, querían que se quede. V. 29

c. Su esencia era lo primordial, partió el pan y ellos vieron. V 31

d. Jesús hizo arder sus corazones. V 32

Conclusión

Somos parte del pueblo de Dios. Él me escogió a mí y también a Usted con propósitos. Esta iglesia fue constituida para bendecir e impactar esta comunidad, diga amen. Rechace la mentira del diablo de que estamos mal, estamos de pretemporada. Resaltar las cosas buenas, mujeres que oran, jóvenes increíbles. Lo mejor está por venir. Caminemos juntos cada día por nuestro “Emaús”. Levántese y sígame en oración.

Anuncios


Acerca Fabian Bruzzone

Revise también

Predicaciones Cristianas - Para Él

Creerle a Dios es un acto de obediencia

Bosquejos Biblicos.. Debemos meditar en los mensajes cristianos, predicas cristianas y en todo lo que nos inspiren a ser personas valientes y llenos de fe...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *