Inicio / Bosquejos Biblicos / El amor de una madre

El amor de una madre

Introducción:

El amor de una madre es incomparable, es decir, después del amor de Dios, es la madre la que nos brinda su amor con tanta fuerza.

La madre es capaz de darlo todo por un hijo.

Anuncios


Cita Bíblica: Proverbios 31:29-30.

“Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas. Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada”.

Puntos del sermón.

El amor de una madre.
El sacrificio de una madre.
La recompensa de una madre.

I. El amor de una madre.

Anuncios


a) Es capaz de sacrificarlo todo por sus hijos.
b) Se da incondicionalmente.
c) Un ejemplo de amor.

“Souad Saleh era una niña de siete años. Vivía en Kuwait, el riquísimo estado petrolero. A Souad le gustaba ir al zoológico, como a todos los niños de su edad. Y cuando iba al zoológico, le gustaba acercarse a la jaula de los tigres. Esos magníficos animales, gatos enormes de piel amarilla con rayas negras, eran su pasión.

Un día fue con sus padres a ver los animales que tanto le encantaban. La niña se acercó a la jaula de uno de los tigres más grandes, y le ofreció caramelos. El felino, a su vez, se acercó a los barrotes. Souad, como hipnotizada por la mirada del tigre, puso la cabeza entre dos barrotes. La fiera estiró una pata y le apretó la cabeza.

La niña comenzó a gritar desesperada. Entonces la madre, en un acto decisivo, armada de valor y de amor maternal, clavó los dientes en la garra del tigre. Fue tan fuerte la mordedura de esa madre que el tigre lanzó un rugido de dolor y soltó a Souad. Con sólo algunas heridas leves en la cabeza y un susto mayúsculo, la niña volvió a casa con sus padres”. (Por Carlos Rey, UN MENSAJE A LA CONCIENCIA, www.conciencia.net 7-mayo-2008.)

Anuncios


II. El sacrificio de una madre.

a) Una madre…
b) Sacrifica su tiempo de descanso, para llevar a sus hijos al parque.
c) Sacrifica sus propios gustos con tal de ver a sus hijos contentos.
d) Sacrifica sus noches de sueño, para cuidar de sus hijos enfermos.
e) Sacrifica incluso su propia vida para dársela a su hijo(a)
f) Cuantas historias de mujeres conocemos, que lo han dado todo por sus hijos.

III. La recompensa de una madre…

a) Es ver a sus hijos realizados.
b) Es ver a un puñado de criaturas pequeñas gritando, ¡abuelita, abuelita!
c) Es sentir en su corazón que ha cumplido con su tarea.
d) Y si usted como madre no tiene estas recompensas, no se preocupe, pues la recompensa más grande es la de Dios, que le dio el don de ser madre.

Conclusión:

Madre no te canses de ser como eres, aun y cuando no veas excelentes resultados por tu sacrificio, pues con el tiempo veras la recompensa que Dios tiene para ti.

No te desesperes por no ver a tu hijo(a) triunfar, con el tiempo ellos se darán cuenta de que tú lo diste todo por ellos.

Madrecita Dios te bendiga.

Anuncios


Acerca Rubén Mendoza

Revise también

Predicaciones Cristianas - Para Él

Creerle a Dios es un acto de obediencia

Bosquejos Biblicos.. Debemos meditar en los mensajes cristianos, predicas cristianas y en todo lo que nos inspiren a ser personas valientes y llenos de fe...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *