Inicio / Bosquejos Biblicos / Volviendo a los brazos del padre

Volviendo a los brazos del padre

Bosquejos Biblicos

Texto base: Lucas 15:17-23

Esta es la segunda parte de la historia del hijo prodigo, vimos su caída pero hoy veremos como poco a poco empezó a restaurar su relación con su padre.

La caída de un hijo de Dios no viene de la noche a la mañana, empieza por un descuido espiritual sencillo y así va creciendo este destino sin Dios; pero así mismo hay un camino para reconciliarnos con Dios quien nos espera con paciencia y amor a sus brazos de nuevo.

A continuación miraremos la actitud del hijo al ver la necesidad que tenia de volver a su hogar, donde no debió salir y donde aun le esperan con mucho amor.

1. Reconoció su error

La palabra de Dios dice: “que volviendo en sí”, quiere decir, que después de pensar en las cosas que sucedieron recordaba que aun los empleados de su padre estaban en mejores condiciones de las que se encontraba él y esto hace que reflexione y reconozca que lejos de su padre no tiene protección (Lucas 15:17). Recuerde que Dios nunca despreciara un corazón que se humilla delante de él y reconoce que le necesita, más si es un hijo (Salmos 51:17).

2. Tomo una decisión

Tomar la decisión de volver a los brazos de Dios es de valientes más cuando tienes en contra todos esos pensamientos que te dicen que no eres merecedor de la misericordia de Dios (busque pensar que esos pensamientos no son suyos, son de Satanás para que te sientas peor de lo que estas pasando), Dios siempre está atento a cada palabra que dice cuando se encuentra lejos de él (Lucas 15:18).

3. Se arrepintió

En el versículo 19 notamos que el hijo joven reconoce que el tiene la necesidad de que su padre escuche lo que tiene para decirle, reconoce también que ha pecado contra él y que no es digno; dejo la actitud arrogante para volver a rencontrarse con Dios.

4. Volver al lado de su Padre

En el versículo 20 del texto base vemos que el hijo toma en acción el volver al lado de su Padre, Esta acción es la que Dios quiere que hagamos, nadie puede creerse firme porque nosotros los seres humanos tenemos el corazón engañoso. Pero tenemos un padre bueno que nos perdona y espera que volvamos a él.

5. Reconciliación

En el versículo 20 notamos que el joven camina hacia el Padre, él le vio y su corazón se lleno de misericordia; corriendo y lleno de amor le recibió de nuevo a su hogar. Volver al lado del padre es la acción más sabia que pudo tomar este joven.

6. Nuevas vestiduras

En los versículos 21-22 vemos que por más razones que el hijo joven le da a su padre, él sin tomarlas en cuenta manda a sus siervos a darle la honra que había perdido por su orgullo por lo cual vemos al Dios bueno que tenemos, que nos limpia de esas ropas sucias y nos viste de honra para que su gloria se refleje a todos.

7. De nuevo, La alegría llega a casa

En los versículos 23-24 vemos que el padre, luego de esperarlo día tras día en la ventana, y al ver que su hijo muerto había vuelto a la vida celebra con lo mejor que se pueda esperar.

Dios celebra la venida que aquel que se aparta de sus caminos, el es un Dios bueno lleno de amor y misericordia por cada hijo y espera con paciencia que decidamos volver.

Conclusión

Todo esto del hijo prodigo es una muestra del amor de Dios por nosotros sus hijos, Dios no ve que tanto hizo usted aun conociéndole y él espera que vuelva en arrepentimiento a su cuidado y amor.

No piense que Dios actuaria como el hijo mayor quien no se alegro de ver a su hermano.

Dios si te espera y aun su amor se extiende a esas personas que no comprenden que el Dios es bueno y su misericordia es para siempre. No tema acercarse a Dios por lo que digan otros, busque su bien espiritual, busque a su padre de nuevo y no tenga temor porque él espera por cada uno de sus hijos.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Bosquejos para predicar

Acerca Jose Hernandez

Obispo José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Obispo Hernández y su esposa nacieron en Cuba, y son ciudadanos de los Estados Unidos de América. El Obispo Hernández y su esposa conocieron a Jesucristo en el año 1994, se integraron a una iglesia cristiana, y fueron bautizados. En el año 1999 fundaron el ministerio El Nuevo Pacto e iniciaron la obra del Señor.

Revise también

Bosquejos para Predicar - La presencia de Cristo en una vida

La supremacy de Cristo

Bosquejos para Predicar.. Si Cristo es supremo en todo, entonces merece toda honra, gloria y honor por encima de todo. ¡Cómo no celebrar su nacimiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *