La zona de Dios

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar Lectura Bíblica: 2 Reyes 13:21

«Y aconteció que al sepultar unos a un hombre, súbitamente vieron una banda armada, y arrojaron el cadáver en el sepulcro de Eliseo; y cuando llegó a tocar el muerto los huesos de Eliseo, revivió, y se levantó sobre sus pies

Introducción:

Cuando empecé a trabajar en este sermón, se me hizo difícil entender el relato bíblico en lo que concierne al futuro del personaje que resucitó al caer en el sepulcro de Eliseo. No obstante es obvio que esta recitación revela y da a conocer la resurrección en tiempos futuros.

En unas de mis deducciones acerca del futuro del que recibió el impacto de vida es de ser el sucesor del profeta, aunque la información es limitada puedo decir que la unción de Eliseo no era para quedarse en un sepulcro, sino para que alguien la portara, alguien que pudiera testificar que estuvo muerto y resucitó por el poder de la unción.

Fue una experiencia inigualable el recibimiento de la doble porción de unción que recibió Eliseo al ver como Elías fue quitado de él como lo detalla el libro de los Reyes en sus primeros capítulos.

De esta misma forma doy a entender que aunque Elías y Eliseo vivieron en tiempos de la ley, pudieron revelar la gracia en dar por gracia lo que por gracia recibieron. El sucesor de Eliseo sin duda fue este que estuvo muerto.

En otro aspecto, aquí explico con detalles que el ministerio no acaba cuando el hombre de Dios termina su jornada, ósea, cuando muere. Moisés murió y la orden de Dios a Josué fue que él iba a estar con él de la misma manera que estuvo con Moisés.

Quiere decir que un buen líder es aquel que no guarda la unción, sino que enseña cómo se alcanza y se mantiene. Es aquel que de sus experiencias enseña a los que no tienen ninguna. Jesús dijo mayores cosas que estas harán, por tanto dio el Espíritu Santo quien se encargó de llenar a los apóstoles de poder y de unción.

¿Por qué titularlo la zona de Dios?

Al escuchar compañeros de ministerio al usar esta cita en sus sermones o ilustraciones nació este título, ya que el enfoque de este pasaje es para realizar un mensaje de fuego en un punto de vista tomado de forma errónea.

Sería fácil basarse en los huesos que tenían unción y que resucitó al muerto. Aún más allá que simples huesos, estamos hablando de un hombre que tenía una palabra profética amarrada a su alma, que ni la enfermedad de que murió pudo detener duplicar los milagros de Elías, y aun después de muerto es realizado. Es aquí que en el sepulcro yacía un hombre que portaba gloria.

Acerca Misael Acosta

También Revise

El hijo pródigo en la Actualidad - Mensajes Cristianos

Cinco virtudes de Timoteo

Bosquejos Biblicos - En realidad la fe que expresamos está fundamentada por las experiencias que hemos recibido del entorno donde nos hemos formado.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.