Inicio / Bosquejos Biblicos / Analizando la derrota

Analizando la derrota

Bosquejos Biblicos

Introducción 

Es importante que cuestionemos los resultados que obtenemos de cada batalla a la que nos enfrentamos.

Hemos sido llamados para caminar en victoria y en una vida plena, gracias al favor de Dios en nuestras vidas, pero si eso no es lo que estamos viviendo debemos revisar nuestro proceder.

Texto Bíblico: 1 Samuel 4:3

Cuando volvió el pueblo al campamento, los ancianos de Israel dijeron: ¿Por qué nos ha herido hoy Jehová delante de los filisteos?

1. Haga las preguntas correctas.

Después de que Israel experimentara una terrible derrota en la que murieron unos 4 mil hombres en vez de verles llorar y lamentarse por las perdidas, podemos notar que el pueblo entra en una tónica totalmente diferente.

Se están cuestionando las razones por las que perdieron, y llegan a la conclusión de que la causa de la perdida no son los filisteos sino su propio Dios.

Este episodio me recuerda bastante al líder Josué que ante una derrota fue a la presencia de Dios con su vestimenta rota preguntadole a Dios el porqué de tal humillación ante un pueblo incluso mas pequeño que Israel, a lo que Dios le contesta que había anatema en el pueblo. Josué 7:6

2. Aprenda de sus fracasos.

Ellos podían argumentar que no estaban bien preparados o que los filisteos tenían mejores armas en fin un sin numero de cosas podrían justificar aquella derrota.

Pero algo sabia este pueblo y era que su victoria no provenía de su estrategia de guerra sino de la presencia de Dios en ellos.

De la misma manera analicemos nuestro andar, y si las batallas que estamos librando tienen el respaldo de Dios.

Esta derrota le esta diciendo que algo no esta bien en ellos y por tanto deben corregirlo lo mas antes posible, de igual forma debemos hacer nosotros, si fuimos llamados a caminar en victoria y experimentamos episodios de fracasos es tiempo de detenernos y aprender a escuchar la voz de Dios en el proceso.

3. Traiga la presencia de Dios a su campamento.

Algo que entendieron los ancianos de esta derrota era que tenían los hombres de guerra, las armas y los escudos para la batalla pero no habían llevado lo mas importante el arca de la alianza donde moraba la presencia de Dios.

Traigamos a nosotros de Silo el arca del pacto de Jehová, para que viniendo entre nosotros nos salve de la mano de nuestros enemigos.

Nuestro error es cuando creemos que nuestra victoria proviene de nuestra habilidad o de nuestra propia fuerza, la victoria de cada creyente proviene de la presencia de Dios en medio de su proceso.

Por tal razón traiga a su familia, a su hogar, a su trabajo y cada aspecto de su vida la presencia de Dios para que le salve de la mano de sus enemigos. y le aseguro que si la presencia de Dios va la victoria estará garantizada.

Lo mismo sucedió con Josué cuando el anatema que obstaculizaba la presencia de Dios fue removido el pueblo experimento una tremenda victoria. Por tanto el mayor obstáculos para la victoria no es el diablo sino el pecado que nos separa de la presencia de Dios.

Conclusión 

Es mayor el que esta en nosotros, que aquel que en el mundo esta. 1 Juan 4:4

Nuestra victoria esta garantizada por su sangre, pero debemos prestar atención a las brechas que podemos abrir al pecado en nosotros porque esta sera la razón de nuestras derrotas. Pero mientras nos mantengamos en santidad en su presencia nada ni nadie nos podrá hacer frente.

© Geuri Taveras. Todos los derechos reservados.

Bosquejos para Predicar.. Central de Sermones

Acerca Geuri Taveras

Apasionado predicador de la palabra de Dios, viaja por diferentes partes del mundo exponiendo la palabra y formando lideres cristianos, Pastor principal de la iglesia centro de vida y avivamiento, en santo domingo norte, república dominicana. Maestro de la academia de formación ministerial.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

La gran pregunta de Dios

Bosquejos para Predicar.. ¿Qué te he hecho? ¿En qué te he molestado? Que pregunta más impactante de Dios para su pueblo, y para nosotros también sería igual...

Un comentario

  1. Excelente mensaje a mi vida, mil gracias. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *