Inicio / Bosquejos Biblicos / Año nuevo – Bendición nueva

Año nuevo – Bendición nueva

TEXTO: 1 P 5:10

El ministro de Cristo debe ejercer dos oficios para el pueblo a su cargo. Debe hablarles por Dios, y hablar a Dios por ellos.

El primero lo desarrolla en público

Anuncios

El segundo en privado

El deber diario del pastor consiste por un lado en orar por su pueblo, y por otro en exhortar, instruir y consolar a ese pueblo. Espero lo haya logrado yo en este año que termina.

Esta noche he tomado este texto como una bendición de año nuevo.

¿QUÉ PIDE EL APOSTOL?

Anuncios

Lo que Pedro pide a Dios para el pueblo a quien está escribiendo, es lo que yo como su pastor pido también a Dios que le, de en este año que vamos a comenzar dentro de unas pocas horas.

Los cuatro regalos que pido a Dios para usted son estos: Perfección, Afirmación, Fortalecimiento, Establecimiento.

Pero quiero que vea con atención primero el azafate sobre el cual le estoy poniendo esos regalos: “después que hayáis padecido un poco de tiempo”

Las lisonjas mundanas generalmente omiten toda idea de aflicción. ¡Feliz Navidad Un próspero Año Nuevo!

No debemos descartar los sufrimientos. Debemos tomarlos de la misma Mano de la que recibimos la misericordia; y la bendición muestra una fecha: después que hayáis padecido un poco de tiempo.

Anuncios

1. AHORA EL PRIMER REGALO ES  LA PERFECCIÓN.

Ej. Es como cuando soñamos cosas bonitas al dormir; y cuando esta lo más bonito despertamos. ¡Vaya cosa!

Y, ¿qué es un cristiano, si no llega a la perfección, sino un sueño inconcluso?

No sería una bendición que Dios comenzara a bendecir si no nos  llevara a la perfección. El problema es que nosotros no dejamos que El nos perfeccione.

2. EL SEGUNDO REGALO ES LA AFIRMACIÓN.  

No es suficiente que el cristiano haya recibido una perfección, si no es afirmado.

Ej. El Arco Iris, por bello que sea, se desvanece porque no está afirmado.

Entonces, ser afirmado, es un deseo muy necesario para el cristiano. Por muy ferviente que parezca está pronto a morir si no está afirmado en lo que cree.

3. EL TERCER REGALO, ES FORTALECIMIENTO.

Hay algunos carácteres que parecen estar fijados y afirmados. Pero todavía carecen de fuerza y de vigor.

¿Me permiten darles una foto de un cristiano sin fuerzas?

Él se apoya en Jesús. Se ha puesto su armadura; se ha alistado en el ejército de Cristo. Está perfectamente armado de la cabeza a los pies, y lleva el escudo de la fe. Mantiene su lugar, y no será movido de allí.

Pero, véanlo. Cuando usa su espada, golpea con muy poca fuerza. Su escudo, tiembla en su puño. Allí está y no se moverá. Sin embargo, cuán tambaleante es su posición. Sus rodillas tiemblan con espanto, cuando oye el sonido de los guaimazos y la tribulación, se reciente cuando le llaman la atención y se aparta molesto con el pastor.

El pobre hombre es débil y semejante a un niño.

Pero una vez que la oración de Pedro sea respondida para él, cuán fuerte se volverá.

4. Y EL ÚLTIMO DE LAS CUATRO REGALOS: ESTABLECIMIENTO.

“¡Establécete!”  Cuántos andan por ahí que no se han establecido jamás.

Ej. El árbol que es trasplantado cada semana se morirá pronto. El que anda de iglesia en iglesia termina en zumba.

Hay algunos que creen según el último predicador; y hay otros que no saben en qué creen, pero creen casi todo lo que se les dice.

Somos halados de aquí para allá por diferentes movimientos doctrinales. Es tiempo que nos establezcamos en lo que hemos creído.

CONCLUSION

Ahora  aparta tus manos de tu propia justicia. Abandona toda idea de volverte mejor por medio de tu propia fortaleza. Abandónate a la promesa. No puedes confiar en Cristo para descubrir después que te ha engañado. Él no puede engañar a nadie. Reciba estos cuatro regalos para este Nuevo Año y todo será diferente.

GLORIA A DIOS.

Acerca Rve. Milton Miranda

Revise también

Bosquejos Biblicos... Procuremos crecer

Procuremos crecer en la intimidad con Dios

Bosquejos Cristianos.. El crecimiento no siempre está sujeto al paso del tiempo. Espiritualmente hablando, hay niños, que aunque pasan los años no crecen...

Un comentario

  1. Ma. Concepción Cervantes

    Gracias por tan buen tema..esto no hace reflexionar y ver que debemos esforzarnos por tener estas cuatro cosas bien grabadas en nuestra mente y nuestro corazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *