Creerle a Dios es un acto de obediencia

Cuando secó el arroyo de Querit, el profeta Elías en obediencia a Dios se levantó y sin dudarlo fue a Sarepta en busca de una persona que no conocía, pudo tener dudas ¿Cómo voy a ir a casa de alguien que no conozco a pedir comida?, no puso quejas, no manifestó desconfianza  el  creyéndole a Dios fue, y alcanzó la bendición que Dios guardaba para él.

En este sentido podemos entonces comprender  el  obrar extraordinario  de Dios y los  milagros que se pueden desencadenar por un acto de obediencia a Dios.

La viuda pudo simplemente negar al profeta Elías su alimento puesto que era el último bocado que quedaba para ella y para su hijo, más al creer las  palabras que le dijo el profeta pudo experimentar el obrar extraordinario de Dios quien cumplió su promesa, ella su hijo y el profeta Elías fueron saciados y la harina no escaseó de la tina ni el aceite de la vasija.

Pero no todo termina aquí, cuando todo estaba tranquilo el hijo de la viuda muere y una vez más podemos ver los milagros de Dios,  en el pasaje leído pudimos notar que solo las personas que viven en fe pueden experimentar la obra de Dios.  

Al morir el hijo de la viuda, Elías clamo al Señor por él, luego de varios intentos y de las suplicas al Señor él recibió lo que esperaba, un milagro sobrenatural, Dios revivió al niño, y la viuda por la fe del profeta creyó en El.

Conclusión

Los que vivimos en el evangelio sabemos que los problemas no se acaban, muchas veces cuando logramos salir de una situación difícil  nos adentramos en otra más fuerte y todo depende de nuestra madurez como creyentes para poder afrontar las adversidades.

Debemos meditar en todo lo que nos inspiren a ser hombres y mujeres valientes y llenos de fe.

Vivir en Fe es un acto de obediencia y para aquellos fieles a Dios, Él los ayuda y en todo les favorece.

Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. 28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” (Romanos 8:27-28).

Padre te pedimos perdón por nuestra incredulidad porque muchas veces en los detalles más simples o más mínimos somos embargados por el temor desobedeciendo tú mandato nos alejamos de tus bendiciones, perdónanos y ayúdanos a ser hombres y mujeres valientes, temerosos y fieles a tu palabra en el nombre de Jesús amen.

© Central de Sermones. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Bosquejos para Predicar

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones
Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Dios y la idolatría

Dios y la idolatría

Predicas Cristianas. Dios y la idolatría; la idolatría no es algo nuevo y ha acompañado a la humanidad desde tiempo antiguo. El ser humano se dedicó a ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.