Inicio / Bosquejos Biblicos / Ladrones de prosperidad

Ladrones de prosperidad

Bosquejos Biblicos

Introducción

Permítame empezar poniendo algo claro:

  • Dios jamás inventó la escasez.
  • La miseria.
  • Las necesidades.Dios nunca deseo que sus hijos vivan con tantas limitaciones.

Todo esto es producto del pecado. Dios no es prospero, Él es la prosperidad en sí mismo. Y a El todo le pertenece.

Salmos 24:1 «De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan.«

Anuncios

La intención de Dios es bendecir en gran medida a sus hijos

Dios desea prosperarle. Pero, la prosperidad según Dios no es la misma que plantea el mundo. El mundo define la prosperidad como: abundancia de dinero y/o bienes y/o riquezas. No importa la forma como se obtienen los recursos o bienes, ellos definen que si los posees entonces ya eres prospero.

De ser así entonces hay un desequilibrio, porque según el mundo y la realidad hay más pobres enriquecido que enriquecidos pobres. De que le sirve al hombre tener una casa lujosa si por dentro esta hueca de amor. Cuál es el sentido de tener tanto dinero si la enfermedad no le permite disfrutarlo.
Para que tener una gran mesa y grandes banquetes si escasea la paz en esos platos.

Esto nos lleva a comprender que cuando Dios se refiere a la prosperidad, está hablando de esto pero también de algo más elemental. Pero, muchos en el evangelio piensan de la prosperidad de la misma manera que el sistema del mundo. Por eso Dios nos instruye a cambiar nuestra manera de pensar y no pensar como el mundo, sino pensar como Él piensa (Romanos 12:2).

Dios es claro en cuanto a su definición de prosperidad

3 Juan 1:2 «Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma

Anuncios

Él expresa en este texto que su deseo es bendecirnos en y con todas las cosas, incluyendo eso que tanto necesitas, pero que primero debe venir un proceso de trabajo interno (en el alma) y una vez esto resuelto entonces lo demás se adecua para ser añadido.

Ejemplo del padre prudente.

  • Para Dios la prosperidad es un estado total de bienestar en todas las cosas relacionadas con la vida.
  • Un estado de ánimo (interno) y un ambiente (externo) que manifiesta las características de:

Dios ya hizo todo para que seamos prosperados

2 Pedro 1:3 «Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia

Este verso muestra que Dios quiere producir un cambio tanto mental y por ende en nuestro estilo y calidad de vida que muestre un contraste en nuestra vieja manera de vivir y la que hora tenemos en Cristo.

Anuncios

Efesios 1:3 «Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo

Todo lo que se ve fue hecho de lo que no se ve, por lo tanto aunque usted no esté viviendo en prosperidad no significa que usted no haya sido diseñado para ser prospero. Todo tipo de bendición que usted necesita, tanto interna como externa se encuentra en un lugar (lugares celestiales) esto es en el reino de su Padre Dios, está en nosotros saber traerlas aquí abajo. 

El deseo de Dios para su pueblo

  • Filipenses 4:19 «Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús
  • Deuteronomio 28:8 «El SEÑOR mandará que la bendición sea contigo en tus graneros y en todo aquello en que pongas tu mano, y te bendecirá en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da
  • Salmos 1:3 «Será como árbol plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no se marchita; en todo lo que hace, prospera

Dios esta anhelante de desbordar sobre la vida de su pueblo bendiciones que sobre y abunden. A Dios le duele ver que sus hijos pasen necesidades, de no ser así el no sería un Padre bueno y amoroso con sus hijos.

Pero, la gran pregunta es: ¿Por qué si tenemos un Dios próspero y lleno de amor, existen tantos de sus hijos viviendo escasez y otros tantos en la miseria?

Esto tiene 2 respuestas las cueles están conectadas:

  • Estas viviendo un trato de Dios.
  • El trato de Dios es para anular de nuestro interior aquellos ladrones que tienen secuestrada nuestra prosperidad.

Ladrones de prosperidad:

El pecado

El pecado en nuestras vidas en un derecho legal que le damos a las tinieblas de levantar un decreto delante de Dios para mostrar una condición en nosotros que impiden que Dios desate bendiciones.

Proverbios 28:13 «El que encubre sus pecados no prosperará; Más el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia

El problema es que la iglesia contemporánea ha establecido su propio catálogo de lo que es pecado, y lo que clínicamente son asuntos conductuales:

Lo que “si es pecado”: Fornicación.

Lo que “no es pecado”:

  • El chisme.
  • La envidia.
  • Los pleitos entre los hermanos.
  • La mentira.
  • La doble vida o doble moral.
  • Adquirir un bien a sabiendas que no lo podemos pagar.

Y venimos al altar a traer diezmos, ofrenda o primicias y esperamos que Dios nos bendiga.
Dios no puede ser burlado (Gálatas 6:7).

El desorden:

El desorden en nuestras vidas ya sea de índole emocional y económico es una muestra de que no somos aptos para entrar a un nuevo nivel de bendición.

Mateo 25:23 «Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.«

Si no logramos ser fieles con 5 pesos, ¿cree usted que Dios no dará 10?

Características del Desorden:

  • Siempre se adelantan al tiempo de la bendición.
  • Viven como al gato y el ratón con los cobradores.
  • Le dan más importancia al tener o a la apariencia que al resolver los problemas irresueltos del alma.

Es necesario que en este momento renunciemos a todo desorden que ha tenido cautiva la bendición que Dios tiene para nuestro espíritu, alma y cuerpo.

La ignorancia:

Dios mismo se describe como justo y esto significa que él no te dará nada, ni espiritual, ni emocional y tampoco material al menos que estés preparado para eso. Esto garantiza que la bendición no te dañara.

1 Juan 1:9 «Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad.«

Dios no te puede bendecir más allá de aquello que hayas incorporado porque esto servirá en tu capacidad para desempeñarte en la bendición. La justicia de Dios se encarga de poner cada cosa en su justo lugar. Por eso es que mi ausencia de preparación sirve de estorbo para que Dios me posiciones en un nivel mayor.

Conclusión

Oseas 4:6 «Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.«

En génesis las cosas no se multiplicaron hasta que a estas fueron libres de las tinieblas (ignorancia). Este es un día para que juntos con nuestra demostración de gratitud con las primicias, hagamos compromiso con Dios de que continuaremos preparándonos o retomaremos preparaciones pendientes.

© Francisco Carbonell. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicas Cristianas

Acerca Francisco Carbonell

Representante del Reino de Dios en la tierra. Iglesia Buenas Nuevas, Barahona, Inc. República Dominicana

También Revise

Estudios Biblicos.. El principio de la adoración

Decídete a dar un buen testimonio

Bosquejos Biblicos.. Dios quiere que seas de testimonio. Necesitas experimentar el testimonio del poder de Dios, y salir de tu confort para dar testimonio...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *