Inicio / Bosquejos Biblicos / Lo que siembra eso va a cosechar

Lo que siembra eso va a cosechar

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos – Texto Biblico: Gálatas 6:7-10

«No se engañen. Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso también cosechará. 8 El que siembra para sí mismo, de sí mismo cosechará corrupción; pero el que siembra para el Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna. 9 No nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque a su tiempo cosecharemos, si no nos desanimamos. 10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.» (RVC)

En estos tiempos posmoderno donde se niega los ABSOLUTOS BÍBLICOS, es fácil para los que tienen ese tipo de creencia caer en el error de pensar que pueden hacer ciertas cosas sin que haya CONSECUENCIAS simplemente porque según ellos: ES EL AMOR, o DIOS ES AMOR.

Anuncios

Sin embargo, todo lo que uno SIEMBRA, eso va a RECOGER o COSECHAR. No está en lo que uno piensa, sino en lo que la PALABRA DE DIOS DICE. Algo común en el arte de sembrar y cosechar es un recuerdo de algo que ocurrió cuando mis hijas eran pequeñas y tiraron semillas de sandía (melón) en el frente de la casa. Al cabo del tiempo comenzaron a salir las sandías. No tomó mucho trabajo el tirar las semillas. No hubo que labrar; solamente tirarlas.

Lo que uno hace con el tiempo, la vida, etc. saldrá a relucir. Esto es algo que no se HEREDA, pero sí llegan las CONSECUENCIAS a los hijos, y a otros miembros de la familia. Como EJEMPLO: una familia con un hijo drogadicto no afecta solamente al hijo, sino a TODA la familia.

Lo mismo es con el alcohol, no solamente afecta a quien lo usa, sino a toda la familia. Lo mismo es con el problema de la INMORALIDAD SEXUAL, afecta siempre a TERCERAS personas. Aún más si es por ADULTERIO.

Veamos DOS contrastes sobre el que SIEMBRA para el bien, y el que SIEMBRA para el mal.

Anuncios

(Proverbios 22:8) «El que siembra maldad, maldad cosechará; ¡el Señor destruirá su insolente violencia!» (RVC)

Sin embargo, el que siembra para el bien, COSECHA para el bien.

(Eclesiastés 11:1) «Echa tu pan sobre las aguas; después de muchos días lo encontrarás.» (RVC)

Para los que viven llevados por los impulsos de la CARNE o de la NATURALEZA PECAMINOSA, están viviendo vidas en ENEMISTAD CON DIOS.

(Romanos 8:5-8) «Porque los que siguen los pasos de la carne fijan su atención en lo que es de la carne, pero los que son del Espíritu, la fijan en lo que es del Espíritu. 6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. 7 Las intenciones de la carne llevan a la enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8 además, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.» (RVC)

Anuncios

Para los que ponen su MIRADA en las COSAS del ESPÍRITU, AGRADAN A DIOS, lo cual lleva a la «Vida Eterna».

(Romanos 8:9-10) «Pero ustedes no viven según las intenciones de la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios habita en ustedes. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. 10 Pero si Cristo está en ustedes, el cuerpo está en verdad muerto a causa del pecado, pero el espíritu vive a causa de la justicia.» (RVC)

NOTA: La diferencia entre el karma y la ley de la SIEMBRA y la COSECHA es grande, ya que en el karma se debe pagar todo mal karma reencarnando las tantas veces necesarias, aunque sea en un gusano, etc.

Sin embargo, en la LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA hay la OPORTUNIDAD del ARREPENTIMIENTO y del PERDÓN DE DIOS. Si bien es cierto que las CONSECUENCIAS en esta vida continúan, ya no es para algo peor, sino para algo MEJOR, y después de la muerte: LA VIDA ETERNA.

Para concluir, debemos recordar que la BIBLIA nos enseña cómo VIVIR en este mundo como CIUDADANOS DEL CIELO, y ese MODELO no cambia, ya que la PALABRA DE DIOS PERMANECE PARA SIEMPRE.

(1 Pedro 1:22-25) «Y ahora, ya que se han purificado mediante su obediencia a la verdad, para amar sinceramente a sus hermanos, ámense los unos a los otros de todo corazón, 23 pues ustedes han nacido de nuevo, y no de una simiente perecedera, sino de una simiente imperecedera, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre. 24 Porque: «Todo hombre es como la hierba, Y toda su gloria es como una flor. La hierba se seca, y la flor se marchita, 25 pero la palabra del Señor permanece para siempre.» Y éstas son las buenas noticias que se les han anunciado.» (RVC)

Que Dios les bendiga.

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Reina Valera Contemporánea.

© Daniel Brito. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para Predicar

Acerca Daniel Brito

Daniel Brito es co-pastor de la Iglesia Iberoamérica. Él está casado con Luisa Brito y tiene tres hijas y cuatro nietos. El pastor Daniel es el administrador del BLOG PASTOR DANIEL y de su blog personal de SERMONES ESCRITOS. Iglesia Iberoamérica 2805 Belgrave Ave. Huntington Park, CA 90255 (323)247-9739

También Revise

Estudios Biblicos.. El principio de la adoración

Decídete a dar un buen testimonio

Bosquejos Biblicos.. Dios quiere que seas de testimonio. Necesitas experimentar el testimonio del poder de Dios, y salir de tu confort para dar testimonio...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *