Me conviene Vivir en Santidad

Texto: Salmo 95:3

Introducción:

En este mundo nos encontramos con ofrecimientos, algunos nos convienen y otros no nos convienen, como hijos de Dios debemos ser sabios en saber qué nos conviene y lo que no nos conviene. Miremos lo que nos conviene y lo que no nos conviene

I. Me conviene mirar y vivir con el Señor.

a. Hebreos 12:14 sin santidad nadie verá al Señor.

b. Salmo 110; 3 para recibir el rocío de la juventud

c. Isaías 35:8 para no extraviarme

II. En la Santidad, se manifiesta la obediencia ¿para qué?

a. Para ser bendecido por el Señor Deut. 28:3 y 6 y 8-9

b. Para que derrote a mis enemigos Deut. 28: 7 y Malaquías 3:11

c. Para ser prosperado Deut. 28:12

III. No me conviene la maldición e ir al castigo eterno.

a. Al no vivir en santidad, llega la desobediencia y la maldición Deut: 28:16-21

b. No me conviene ir al lago de fuego Apocalipsis 20: 15

c. No quiero ser castigado Proverbios 11: 21– 10:10

Conclusión:

La bendición llega más rápido al santo, al que procura con temor y temblor agradar a Dios, pero al que no se santifica, todos los días pasa problemas, y dificultades, Dios le llama hoy a vivir en santidad.

Acerca Pastor Rene Rivas

También Revise

La oración, el arma perfecta

La oración, el arma perfecta

Bosquejos Bíblicos.. La oración es un arma muy poderosa para el creyente, puede hacer cosas extraordinarias por nosotros y por otros. Las oraciones de los..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.