Inicio / Bosquejos Biblicos / Otra noche con las ranas

Otra noche con las ranas

Entonces Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón y dile: Jehová ha dicho así: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. 2 Y si no lo quisieres dejar ir, he aquí yo castigaré con ranas todos tus territorios. 3 Y el río criará ranas, las cuales subirán y entrarán en tu casa, en la cámara donde duermes, y sobre tu cama, y en las casas de tus siervos, en tu pueblo, en tus hornos y en tus artesas. 4 Y las ranas subirán sobre ti, sobre tu pueblo, y sobre todos tus siervos. 5 Y Jehová dijo a Moisés: Di a Aarón: Extiende tu mano con tu vara sobre los ríos, arroyos y estanques, para que haga subir ranas sobre la tierra de Egipto. 6 Entonces Aarón extendió su mano sobre las aguas de Egipto, y subieron ranas que cubrieron la tierra de Egipto. 7 Y los hechiceros hicieron lo mismo con sus encantamientos, e hicieron venir ranas sobre la tierra de Egipto. 8 Entonces Faraón llamó a Moisés y a Aarón, y les dijo: Orad a Jehová para que quite las ranas de mí y de mi pueblo, y dejaré ir a tu pueblo para que ofrezca sacrificios a Jehová. 9Y dijo Moisés a Faraón: Dígnate indicarme cuándo debo orar por ti, por tus siervos y por tu pueblo, para que las ranas sean quitadas de ti y de tus casas, y que solamente queden en el río. 10Y él dijo: Mañana. Y Moisés respondió: Se hará conforme a tu palabra, para que conozcas que no hay como Jehová nuestro Dios. Éxodo 8:1-10

Es posible en esta Zona escuchar un concierto de ranas en alguna charca.

Una sola rana les produce asco a algunas personas, imagínate billones de ranas, en tu patio, acera, casa, cama, alacena, otra inspirada cantando en tu cabecera, levantas un plato y tiene ranas.

Anuncios


Esto le pasó a un rey y un reino por desacatar el mandato de Dios.

Los estudios bíblicos nos enseñan que la desobediencia tiene justo castigo, nadie sale ileso cuando menosprecia lo que Jehová a dicho.

Salían a la calle y el que tocaba a uno de estos reptiles o caía sobre él, no tenía donde lavarse, pues todas las fuentes de agua estaban contaminadas.

Que terrible estar en esta condición, pero más terrible es escuchar al siervo Moisés diciendo a Faraón, puedo orar para que esta plaga sea quitada.

Y el responda ¡Mañana! Esto significa, otra noche con las ranas.

Anuncios


¿Por qué? Ya era suficiente con todo lo que había pasado. ¿Por qué dejar para mañana lo que Dios quería quitar hoy?

No solo a Faraón le gusta sufrir un día más el problema que Dios bien pudo arreglar ayer.

¿Cuántas veces a través de prédicas cristianas y mensajes bíblicos el Señor nos ha dicho que nos puede quitar algo que nos está afectando, y le decimos mañana?

“Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; 14 pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.” Apocalipsis 16:13

Anuncios


Las ranas es tipo de demonios que según Apocalipsis engañan a los reyes a levantarse en contra de Dios.

¿Cuántas ranas salen hoy a darte consejo?:

* No le entregues tu corazón al Señor.
* No vayas a la Iglesia.
* Y si ya están dentro; aquí no te quieren, te miran raro, vete de aquí.
* No le sirvas a Dios
* No le cantes, no toque ningún instrumento, Si te metes mas con Dios, te vendrán pruebas muy difíciles.
* Ese rencor que sientes, que crees que nadie lo sabe, otra noche con las ranas.
* Esa flojera espiritual
* Esa forma de culpar a otros por tus propias debilidades.
* Esa vida de inconverso, pero dentro de las Iglesia, otra noche con las ranas.
* Haciendo pactos con el Señor en cada culto, porque siempre lo rompes.

Tu problema es como esa plaga de ranas en Egipto, lo vas a dejar todo así, o le dirás al Señor que por favor te lo quite hoy y no mañana.

¿Por qué dejar para mañana lo que Cristo puede hacer hoy?. 

Acerca Roy Cascante Calvo

Revise también

Predicas Cristianas - Nadando en el rio de Dios

La dignidad del sufrir

Bosquejos Biblicos - Hay una bendición cuando entendemos el porqué de nuestras luchas y pruebas. El gozo que debe producir en nosotros no se puede comparar con el dolor y la experiencia de perdidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *