Inicio / Bosquejos Biblicos / Cuando llego el dia de la batalla

Cuando llego el dia de la batalla

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

1 Samuel 13:16-22

Introducción:

El pueblo de Israel es conocido por las grandes hazañas de guerra que Dios les permitió, por sus épicos triunfos y la forma tan peculiar de obtenerlos.  Pero en sus inicios, en los primeros años de Saúl hubo una guerra contra los Filisteos en la cual se dieron cuenta que no estaban preparados, que el día de la batalla les había encontrado desprotegidos y que sin darse cuenta el enemigo los había debilitado y preparado para que ese día cayeran derrotados.

Anuncios

Las lecciones que podemos aprender del pueblo de Israel son sumamente necesarias hoy día cuando la iglesia está librando una batalla sin precedentes. La iglesia lucha una guerra individual y colectiva, social y moral, doctrinal y proselitista, y tiempos difíciles se avizoran para los años próximos. (Jorge Mario Bergoglio ha puesto sus ojos en los cristianos evangélicos) La pregunta no puede ser otra sino: ¿Cómo está la iglesia para enfrentarnos al día de la batalla?

Oración de transición; ¿Qué pasó con el pueblo de Israel cuando llegó el día de la batalla?:

I. No eran un pueblo de guerra. (Y en toda Israel no se hallaba herrero…)

  • a. El pueblo se dedicaba al pastoreo, a cantar, a danzar, etc.
  • b. Pero el oficio de la guerra, “Herreros” estaba monopolizado por los enemigos, ellos no tenían armas para hacer frente a la batalla.
  • c. Los Filisteos se habían encargado que en desde Dan hasta Beerseba no hubiese uno solo herrero, así los mantenían controlados.

II. Comprendieron la consecuencia de su acomodamiento.

Anuncios

  • a. Por años habían dependido de los mismos enemigos para sus necesidades de herrería.
  • b. Los enemigos hasta les cobraban por los servicios. (Algunas versiones de la Biblia dicen: “No se halló lima de afilar”
  • c. Quizá herreros habían, pero dependieron tanto que se convirtieron en perfectos ociosos. Los filisteos les afilaban hachas, azadón y hoces,. Pero jamás espadas ni lanzas.

La iglesia no puede seguir dependiendo de sus enemigos, es tiempo de forjar e impulsar nuestro propio ejército que pelee la batalla que viene. (Un ateo, sabático, católico, testigo, mormón, etc., no te puede afilar tus herramientas)

III. Dependían tristemente únicamente de dos espadas.

  • a. Eran 600 hombres, solo 2 espadas, 598, no la tenían.
  • b. No te parece familiar la costumbre que solo dos hagan el trabajo.
  • c. Este problema ha creado gente estelar e iluminados.

Conclusión:

El día de la batalla está aquí, batalla que ira arreciando y la iglesia no puede solo ejercitarse en cosas secundarias, que tristemente son a las que se dedica recursos de tiempos y dinero. Es tiempo de empezar aprender a manejar la espada, la lanza, es tiempo de empezar a decirle al mundo que aquí también hay apologistas, conocedores inteligentes de la palabra, es tiempo de decirle al mundo que nuestras armas no son carnales, sino poderosas para la destrucción de fortalezas.

© Henry Aníbal Chávez Martínez

Anuncios

Acerca Henry Aníbal Chávez Martínez

Revise también

Predicas Cristianas - Alabanza y adoración

El corazón de un adorador

Bosquejos para Predicar.. Usted será afectado por lo que estaremos experimentando en estos momentos, no importan si lo entienda o no.

Un comentario

  1. wagner Sánchez

    Excelente mensaje eso es lo q ocupa las iglesias en crecimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *