Inicio / Bosquejos Biblicos / Un proyecto ¿en la voluntad de Dios o en la del hombre?

Un proyecto ¿en la voluntad de Dios o en la del hombre?

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

1 Reyes 5:16

Introducción:

Aun cuando Dios no necesita un lugar específico donde habitar, dispuso inicialmente manifestarse con poder en el desierto en el Tabernáculo, y posteriormente, en el tiempo del rey Salomón, en el templo. Fue un proyecto que nació en el corazón mismo de Dios, por eso proveyó lo necesario para construirlo y, además, lo bendijo.

Anuncios

I. Construir un templo: la Visión de Dios para un hombre (1 Reyes 5:16).

1. Cuando un proyecto está en el corazón de Dios, perdura en el tiempo (2 Samuel 7:12, 13).

a. El proyecto no se abandona fácilmente para dar cabida a otra iniciativa.
b. Dios apareja el camino y abre las puertas.
c. Dios da la visión, la provisión y la bendición (1 Reyes 5:1014).

2. Cuando el proyecto está en el corazón de Dios, tiene su propio tiempo para ser ejecutado (1 Reyes 6:1).
º Se construyó 400 años después del Tabernáculo.
º El templo duró erigido 400 años.
º La construcción del templo tardó siete años.
º Participaron 30.000 israelitas y 150.000 cananeos.
º El templo fue destruido en el año 586 a.C.

Anuncios

3. Cuando un proyecto estás en el corazón de Dios, Él es muy específico en lo que espera (1 Reyes 6:2).

En ocasiones Dios no releva todos los detalles, sino que se produce una revelación progresiva.

II. Dios confirmó el proyecto para la construcción del templo (1 Reyes 6:11, 12).

1. La bendición a los proyectos está condicionada por nuestra fidelidad a Dios (versículo 12).
Clave: a. Andar b. Guardar c. Hacer los mandamientos de Dios.

2. Nuestra fidelidad determina:
a. Que los proyectos sean agradables a Dios (versículo 13).
b. Que Dios habite en medio de los proyectos (versículo 13).
c. Que Dios se glorifique en los proyectos (versículo 13; 1 Reyes 6: 37, 38).

Anuncios

Ningún proyecto que nace en el corazón de Dios se interrumpe.

III. Los proyectos glorifican a Dios, no a los hombres (1 Reyes 8:5, 6).

1. Cuando le damos el lugar que le corresponde, Dios se gloría (1 Reyes 8:10, 11).

2. Es necesario revisar:
a. ¿Qué proyectos estamos realizando?
b. Evaluar si tales proyectos glorifican a Dios.
c. Someter a Dios cualquier proyecto (Salmo 37:35).

Conclusión:

La construcción del templo de Jerusalén, en cuyo espacio físico siempre ha habido intereses, entre otros de los judíos procurando su reconstrucción, y los musulmanes que tienen allí una mezquita, obedeció a un plan de Dios y no del hombre. Dios dio la visión, proveyó y bendijo el proyecto. Por esa razón nos reafirmamos en la necesidad de someter en manos del Señor todas aquellas iniciativas en las que nos comprometemos. Él será quien bendiga.

Acerca Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es periodista, profesión que ha ejercido por más de treinta años en radio y prensa de su país. Cursó su formación eclesial en el Seminario Bíblico Alianza de Colombia, en donde recibió la Licenciatura en Teología. Ha realizado otros estudios, a nivel superior, relacionados con la Comunicación Social y Ciencias Religiosas. Junto con su esposa, Lucero, son fundadores de la Iglesia Misión Edificando Familias Sólidas (Colombia).

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Capacitados

Capacitados por el Espíritu Santo

Bosquejos Biblicos. Si no somos capacitados para lo que hemos sido llamados, jamás seremos siervos y siervas efectivos en la obra del Señor. El ser capacitado..

Un comentario

  1. Dios le siga bendiciendo. Me servirá para compartir con líderes de la iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *