Inicio / Bosquejos Biblicos / Tienes nombre de que vives y estas muerto

Tienes nombre de que vives y estas muerto

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos… Texto Biblico: Apocalipsis 3:1-6

El mensaje a la iglesia de Sardis es un mensaje para la iglesia de hoy, es un mensaje para cada uno de nosotros como hijos de Dios.

a) Cristo destaca el papel del Espíritu Santo en la iglesia. Apocalipsis 3:1.

Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estas muerto”.

Anuncios

Sardis era una ciudad rodeada por altas rocas por tres lados y por eso se consideraba impenetrable, por lo que sus habitantes se sentían muy seguros y por eso se confiaban, y en dos ocasiones fueron conquistados porque los guardias se dormían (es interesante ver que prácticamente fue lo mismo que le pasó a la iglesia, se confiaron y la muerte vino sobre ellos).

Sardis fue famosa por su industria de lana y tintorería. Ciudad prospera. Tenía un templo a Cibeles (diosa de la fertilidad), conocida también como Artemisa o Diana. Considerada por los griegos “la madre de los dioses, la salvadora que escucha las oraciones”. Actualmente de Sardis sólo quedan escombros.

A la iglesia de Sardis el Señor Jesucristo se manifiesta como el que tiene los siete espíritus de Dios (esta expresión hace referencia a la plenitud del poder del Espíritu Santo), además Cristo es quien tiene las siete estrellas (símbolo de los siete pastores de aquellas siete iglesias).

Jesús, como aquel que todo lo conoce, revela la verdadera condición de la iglesia: “tienes nombre de que vives, y estas muerto”. La muerte espiritual había venido sobre la iglesia, celebraba reuniones que eran sólo rituales religiosos y rutinarios.

Anuncios

El frío de la muerte espiritual gobernaba la iglesia, la adoración y la alabanza no tenían vida, los sermones eran secos y fríos, la oración era un rezo repetitivo, sin fuerza, sin pasión por Dios, y el servicio al Señor era un simple formalismo.

b) Jesús instruye a la iglesia para superar la muerte espiritual. Apocalipsis 3:2-3.

Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído, y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti”.

“Sé vigilante” es decir “observa con cuidado, mira atentamente, y cuida lo que está por morir”. La iglesia no estaba muerta completamente, pero si no reaccionaba y hacia correctivos en su vida llegaría a morir totalmente. El Señor había evaluado a la iglesia y había hallado que sus obras no eran perfectas delante de Dios,

En el versículo tres el Señor Jesús le dice a la iglesia que debe “recordar lo que había recibido y guardarlo” (precisamente la iglesia es columna y baluarte de la verdad, es templo de Dios y morada del Espíritu Santo, a través de ella fluye la vida de Dios en Cristo), es decir debía reflexionar en aquellas bendiciones y privilegios que Dios les había entregado, y debía preservarlos y continuar en ello.

Dice el Señor además: “arrepiéntete”. No sólo se debían reconocer las fallas, errores y pecados, sino que era vital el arrepentimiento. De lo contrario el mismo Señor vendría sobre la iglesia cuando ésta menos lo pensara; por supuesto sería una visitación para traer disciplina sobre su iglesia. El Señor Jesús reconoce y exalta a unos pocos cristianos de Sardis por su fidelidad e integridad, Apocalipsis 3:4 Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas”.

Anuncios

Es lamentable ver que sólo había en aquella iglesia unos cuantos rectos delante de Dios, sólo eran unos cuantos los verdaderos adoradores, sólo unos cuantos no habían manchado sus vestiduras, sólo unos cuantos mantenían la pasión por la presencia de Dios y por el Espíritu Santo.

c) Hay recompensa y bendición para el que se arrepiente. Apocalipsis 3:5-6.

El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”.

Al que venciere se le vestirá de vestiduras blancas, esto nos recuerda el vestido sacerdotal para aquel que tiene el privilegio de servir en la presencia de Dios, y por tanto receptor de todas las bendiciones que esto implica.

Además nos dice el versículo cinco en la segunda parte que “no borraré su nombre del libro de la vida”. Este punto ha sido de mucha discusión respecto a la salvación, pues algunas interpretaciones enseñan que una vez el nombre de una persona es inscrito en el libro de la vida nunca más se puede borrar, otros incluso dicen que los nombres están inscritos desde antes de la fundación del mundo, etc.

Sin embargo la Biblia nos enseña que el nombre que se inscribe en el libro de la vida, y que por tanto le concede ciudadanía celestial, es el de aquella persona que se arrepiente y nace de nuevo en Cristo, y si Jesús promete aquí no borrar el nombre del vencedor, es porque no hacerlo es parte de la recompensa para el que supera sus obstáculos.

La otra recompensa para el vencedor es que el mismo Señor Jesucristo confesará su nombre ante la asamblea celestial, teniendo como testigos al Padre celestial y a los millones y millones de ángeles.

© Gonzalo Sanabria Anzola. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Bosquejos para Predicar

Acerca Gonzalo Sanabria Anzola

El pastor Gonzalo Sanabria Anzola nació el 30 abril de 1972 en Florida (Valle del Cauca, Colombia), y recibió a Jesús como su Señor y Salvador en 1995.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Jesús, un modelo de vida alcanzable

Jesús, un modelo de vida alcanzable

Bosquejos Biblicos.. Vivir una vida conforme al modelo que Jesús nos demanda asumir desafíos, pero es la mejor oportunidad que tenemos para crecer y...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *