Inicio / Bosquejos Biblicos / Probados por fuego

Probados por fuego

Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,” (vs. 7).

Nuestra fe es probada por el fuego para que el Dios final, cuando Jesucristo venga, y llegue el juicio, demostremos que nuestra fe es digna de aprobación, gloria y honor. En el día final, nuestra fe debe demostrar que vivimos en el presente como genuinos cristianos. Para entrar al reino de los cielos, nuestra fe debe manifestarse como verdadera y genuina.

C) Una fe genuina en el presente (vs. 8).

(Jesucristo) a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;” (vs. 8). Estos cristianos amaban a Cristo, y se gozaban en Él con un gozo inefable y glorioso, y todo, a pesar de que no lo habían visto. Todo esto era demostración de que su fe era genuina. Una verdadera fe no es la que se guía por el ver, sino la que confía y se goza en Dios, aunque en el momento no vea el cumplimiento de sus promesas.

Anuncios

En el presente, debemos demostrar que creemos verdaderamente en Cristo. Por eso, Dios nos hará pasar por situaciones donde parecerá que Él se ha alejado de nosotros, y ya no va a cumplir sus promesas.

Así como lo hizo con Abraham, que parecía que no cumpliría sus promesas, así también lo hará con nosotros. Por eso, en estas aflicciones debemos confiar en Dios, no por lo que vemos, sino por lo que creemos. Así demostraremos en las pruebas que somos genuinos cristianos.

III. Para que por nuestra fe alcancemos la salvación (vs. 9).

Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas”.

Anuncios

A) El pecado es un obstáculo para nuestra salvación.

El texto dice que las pruebas ayudan a que alcancemos la meta de nuestra fe que es la salvación. Y para esto debemos entender que en esta carrera, encontraremos muchos obstáculos. Y las aflicciones no son los principales obstáculos, sino el pecado.

El pecado es lo que impide que la gente alcance la salvación, no las aflicciones. Muchos han atravesado muchas aflicciones y hoy están en el cielo, como Job. Muchos viven sus vidas felices, y no sufren, como los ricos, pero recibirán condenación. Así que, el pecado en nuestras vidas nos impide alcanzar la meta de nuestra salvación.

B) Las pruebas nos acercan más a nuestra meta.

Mediante las pruebas, Dios quita esos obstáculos para que avancemos en nuestra salvación. Nos limpia, nos purifica, nos transforma y nos renueva. Hace que cada vez más experimentemos la gracia en esta vida.

Por supuesto, en esta vida nunca seremos limpiados de todos nuestros pecados. Dios obra misteriosamente en nosotros a través de Cristo, de modo que podremos alcanzar la salvación en el día final. Aun así, eso no quiere decir que hoy no podamos experimentar cada vez más los beneficios de la salvación de Cristo.

Conclusión:

Nuestra fe es más preciosa que el oro, y por eso, Dios tiene que tratarla así, para que sea más y más bella. Por eso, nuestro deber frente a las pruebas es confiar en Dios. Nuestra fe debe tener todos atributos, para que la prueba tenga su fruto en nosotros. ¡Confiemos en Dios!

Anuncios

© Francisco Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Bosquejos Biblicos

Acerca Francisco Hernández

Dedicado a la obra de nuestro Rey y Salvador Jesucristo. No soy pastor de una iglesia, solo miembro, pero me gusta redactar predicaciones y estudios biblicos para cumplir con la gran comision. A Dios sea toda la gloria.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Jesús, un modelo de vida alcanzable

Jesús, un modelo de vida alcanzable

Bosquejos Biblicos.. Vivir una vida conforme al modelo que Jesús nos demanda asumir desafíos, pero es la mejor oportunidad que tenemos para crecer y...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *