Viviendo como hijos obedientes

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos… Texto Biblico: 1 Pedro 1:14-17

Introducción

Un hijo es una persona que está bajo autoridad. En su casa no se hace lo que él diga, ni él mismo puede mandarse en su propia vida. En tanto que sea niño, y viva en casa de sus padres, está bajo su autoridad. Y aun, cuando crecen, aunque la obediencia no es la misma, deben honra al Señor Dios.

Anuncios

Bueno, este pasaje dice que nosotros somos hijos de Dios, y que mientras nos conduzcamos en este mundo debemos vivir como hijos obedientes. Así como el hijo está sometido a sus padres, así mismo, nosotros debemos vivir sometidos al Padre celestial. Sólo que, a diferencia de los hijos, con nosotros no llegará un momento en que no le debamos completa obediencia a Dios.

Antes bien, toda nuestra vida debe ser como la de un hijo en casa de sus padres, en completa obediencia a ellos. Sin embargo, ¿cuántas veces estamos conscientes de esta verdad? Tendemos a ser desobedientes a Dios.

Así como un niño, somos tardos a escuchar, rebeldes para obedecer la voz de nuestro Padre, e incluso berrinchudos, pretendiendo hacer nuestra propia voluntad. ¿Quién no se ha encontrado en una situación en que haya desobedecido a Dios?

Por eso, este pasaje nos manda que nos comportemos como hijos obedientes delante de nuestro Padre. Y nos texto nos muestra tres maneras de ser obedientes:

Anuncios

  • 1. No conformándonos a los antiguos deseos.
  • 2. Siendo santos.
  • 3. Teniendo temor reverente.

Desarrollo

I. No conformándonos a los antiguos deseos (vers. 14).

A. Qué significa “no conformarse”.

El pasaje dice que, si queremos ser hijos, no debemos conformarnos a nuestros malos deseos. Conformarse a los malos deseos significa no dejar que estos deseos amolden nuestra vida, que cada parte de nosotros no sea transformada por los malos deseos pecaminosos que surgen en nuestro corazón.

Esto es como el hijo que va a un hogar, donde las costumbres y las reglas son diferentes a las de casa. Suele pasar que esos otros padres quieren inculcarles costumbres y reglas diferentes a las de sus padres. Lo que debe hacer ese niño, mientras que está allí, es no apegarse a esas otras reglas diferentes. Debe ser obediente a sus padres, no cediendo a órdenes que le hagan desobedecer a sus padres.

Bueno, de la misma manera sucede con nosotros como hijos de Dios. Estamos en un mundo que tiene deseos distintos a los de nuestro Padre. Y nuestro deber mientras que estemos aquí es mantenernos fieles a nuestro Padre, no cediendo o no conformándonos a esos malos deseos.

Anuncios

B. Esto hacíamos, cuando éramos ignorantes.

Ahora, el texto dice que eso era algo que hacíamos, cuando estábamos en nuestra ignorancia. Vivir en desobediencia es una demostración de ignorancia. Eso hacíamos porque no conocíamos a Dios, no sabíamos de su evangelio, nuestro pensamiento estaba endurecido, y estábamos completamente ciegos.

Pero ahora, nuestros ojos han sido abiertos, nuestro pensamiento ha recibido la luz, y conocemos claramente el evangelio de Jesucristo. Es más, antes éramos hijos de la ira, pero ahora somos hijos de Dios. Somos diferentes, y entendemos cosas que antes no entendíamos. Cosas que son vitales la vida eterna.

Por eso, ya no podemos seguir viviendo como si fuésemos ignorantes. El conocimiento sobre Dios y su gracia, debe hacer que vivamos obedeciendo al Padre.

Acerca Francisco Hernandez

Dedicado a la obra de nuestro Rey y Salvador Jesucristo. No soy pastor de una iglesia, solo miembro, pero me gusta redactar predicaciones y estudios biblicos para cumplir con la gran comision. A Dios sea toda la gloria.

También Revise

Estudios Biblicos... Central de Sermones

Tres aspectos del crecimiento espiritual

Bosquejos Biblicos, al momento de nacer de nuevo nos encontramos con nuevos retos para seguir en el crecimiento de la vida espiritual. En primer lugar debemos..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *