Inicio / Bosquejos Biblicos / En búsqueda de lo desconocido

En búsqueda de lo desconocido

Bosquejos Biblicos

BOSQUEJOS BIBLICOS… BASE BÍBLICA: Filipenses 3:12-14

INTRODUCCIÓN:

El propósito de La Palabra que veremos a continuación es que cada uno de nosotros pueda entender que no podemos conformarnos con lo que ya hemos experimentado con Jesús. El Señor tiene aún más para darnos, cosas que no nos hemos imaginado. Estas cosas están ocultas en el lugar que menos nos imaginamos.

Es tiempo de descubrir dónde está lo desconocido de parte de Dios para nosotros.

Anuncios

Puntos a tener en cuenta: (esto puede darse a modo de introducción reflexiva antes de los puntos principales).

Resaltamos lo importante que son los procesos, los caminos que tomamos para alcanzar cierto objetivo ya sea a corto, mediano y largo plazo, los procesos son lo que nos mantienen con ganas de alcanzar el objetivo.

Sin procesos, aunque a veces se vuelvan largos, tediosos y aunque parezca que terminamos desanimados, al alcanzar la meta no habría sentimiento de superación. El ser humano por naturaleza necesita desafíos y la clave está en verlos como un medio de aprendizaje, no como un impedimento para avanzar

I. Definir cuál es el motivo por el cual Jesús nos alcanzó.

a. Como todo proceso, la vida Cristiana tiene sus micro-procesos o pequeñas etapas en las que no debemos estancarnos ni perder tiempo, pero tampoco debemos pasarlas por alto y descuidar los aprendizajes que podemos encontrar en el medio. En este pasaje podemos ver el primer paso: Leer (Filipenses 3:12).

Anuncios

b. Dios tiene un propósito especial con cada uno de nosotros. ¡Hay algo por lo cual Cristo Jesús nos alcanzó en un principio! Dios puso pasiones, gustos, conocimientos a lo largo de nuestra vida que nos van a ayudar a alcanzar ese objetivo.

Para Dios, cada uno de nosotros es especial, cada uno de nosotros cumple una función en el cuerpo de Cristo. Si aún no lo conocemos debemos pedírselo a Dios, el atiende las oraciones del justo y da respuesta a su tiempo (Mateo 7:8).

II. Definir cuál es la meta que nosotros debemos alcanzar.

Leer Filipenses 3:14 (Sin pasar por el vers. 13).

a. La meta es alcanzar el premio celestial que preparó Dios en su plan maestro La meta es que podamos alcanzar la vida eterna. Este es el destino que nos trasciende a todos como Hijos de Dios. Nadie queda exento de esta meta.

Anuncios

b. No debemos quitar de nuestra mente ese objetivo, muchas veces vivimos nuestra vida espiritual sin malas intenciones, en el fondo queremos agradar a Dios, pero a final de cuentas solo pensamos en el disfrute durante esta vida, en tener buena relación con nuestros hermanos, en ayudar al prójimo, en realizar buenas acciones para con la Iglesia y con la sociedad, etc. Y así vivimos hasta nuestra vida en la tierra, buscamos ganarnos el día a día y no pienso que esto sea malo. Al contrario.

Acerca Francisco Hernández

Dedicado a la obra de nuestro Rey y Salvador Jesucristo. No soy pastor de una iglesia, solo miembro, pero me gusta redactar predicaciones y estudios biblicos para cumplir con la gran comision. A Dios sea toda la gloria.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Capacitados

Capacitados por el Espíritu Santo

Bosquejos Biblicos. Si no somos capacitados para lo que hemos sido llamados, jamás seremos siervos y siervas efectivos en la obra del Señor. El ser capacitado..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *