Inicio / Bosquejos Biblicos / ¿Fariseo o Publicano?

¿Fariseo o Publicano?

Bosquejos Biblicos | Predicas Cristianas

Lucas 18:9-14A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola: 10 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. 11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; 12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. 13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. 14 antes  Os digo que éste descendió a su casa mas justificado que el otro.

Quiero que levante sus manos santas y alabe al que reina en este lugar. Al todopoderoso, al alto y sublime, al Dios de dioses, al Elohim, al gran yo soy. ¡A Él la gloria por los siglos de los siglos!

Anuncios


En este día, voy a ministrar la verdad de Dios con un propósito firme: de alertar, redargüir, corregir, y guiarlos a vivir una vida fundamentada en la humildad, que debe ser la carta de presentación del creyente en Cristo que ha nacido de nuevo.

A diferencia de la altivez que es uno de los atributos del hombre natural sin Dios.

Y bajo la premisa del texto que hemos tomado como base, la parábola del fariseo y el publicano.

Trataremos con la ayuda del Espíritu Santo, guiarlos por esta verdad o enseñanza bíblica.

Que a mi humilde opinión nos ayudara a lidiar con el tema de la altivez, que es el que ostenta el fariseo en esta parábola.

Anuncios


Tocare tres puntos que creo esenciales para el tema en cuestión.

1. No seas sabio en tu propia opinión.

2. Reconoce tu indignidad

3. Ganancia en tu dependencia.

Anuncios


1. No seas sabio en tu propia opinión. (Romanos 12:16).

Una de las características del fariseo, es que pertenecía a una secta religiosa, que interpretaba la ley oral. Eran persona hipócritas, que pregonaban lo que no vivían. (Mateo.23:3). Perseguidores empedernidos de nuestro señor Jesús, blasfemos, jueces y parte en lo que respecta a las reglas de la ley. Y esas son características de una persona que se cree sabio en su propia opinión, Jesús en una ocasión les llamó sepulcros blanqueados

Por su aspecto exterior, y el interior lleno de intolerancia.

En una clara alusión al modo hipócrita de actuar en sus vidas, “yo hago el bien, yo diezmo, yo soy santo, no soy igual que este (el publicano). O sea el fariseo no tenía necesidad de salvación él se creía autosuficiente. Y creo que esa actitud le da un pasaporte sellado para el infierno. No hay redención para el que se cree redimido. (Estando lejos de Dios).

Y creo que uno de los problemas espirituales que aquejan la iglesia de hoy es el nivel de hipocresía que ostentan algunos líderes casi siempre con un escaso nivel de conocimiento teológico, que los lleva a crear una atmósfera dogmatica religiosa y legalista, que en vez de bien causan mal al evangelio de Cristo, ya que emplean un sin número, de prohibiciones, anti bíblicas, que dan como resultado las divisiones en la iglesia, los chismes, las contiendas, la altivez. La intolerancia, la exclusión, que alejan al no creyente de seguir a Cristo debido a las reglas, humanas, (Colosenses 2:20). Ejemplo: la mujer no debe usar pantalones, ni aretes, ni alisarse el pelo, ni prendas, etc. constriñendo a la mujer de adornarse, como expresa el apóstol en las escrituras, 2 Timoteo 2:9, esclavizándola de una forma machista y abusiva.

Con sabiduría el apóstol lo llama “duro trato del cuerpo” SIN VALOR ALGUNO CONTRA LOS APETITOS DE LA CARNE. Moraleja: el pueblo o líder perece porque le falta conocimiento, (Oseas 4:6)

La biblia dice Proverbios 3:7 – No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal;

2. ¡Reconoce tu indignidad!

La parábola enuncia en segundo lugar al publicano

Anuncios


Que nada más y nada menos era el que cobraba los impuestos en el pueblo. (Hurtaba, cobrando con usura). Y vaya la enseñanza de este pecador, sube al monte a orar, y contrario al fariseo se reconoce asimismo como un hombre indigno, lleno de maldad, con una necesidad extrema de recibir salvación y perdón para su alma, bajo esa premisa Cristo hace una pregunta a sus discípulos, ¿Quién salió justificado? Y esa pregunta debemos hacerla a esos ministros que enseñan a sus seguidores a menospreciar a sus consiervos (porque no piensan igual que ellos). Enseñándoles a estar orgullosos de no ser como los demás creyentes pecadores (según ellos), contrario a lo que pregono Jesús en la tierra.

Hoy más que nunca es imperioso, reconocer nuestra indignidad ante la presencia del todopoderoso. Saber que el vino como expiación de nuestros pecados, y no se acordara mas de ellos, el que confiesa sus pecados y se aparta alcanzará misericordia (Proverbios 28:13.), estamos llamados a manifestar la indignidad nuestra y la santidad excelsa de Cristo. Dios da gracia a los humildes mas mira de lejos al altivo. Salmos 138:6

Y por ultimo:

3. Ganancia en tu dependencia

El apóstol dijo en una ocasión:

Para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia.(Filipenses 1:21)

Tremendo! Es un palabra que sin lugar a dudas expresa la ganancia del creyente en Cristo, cuando vive una vida dependiente de Él, donde reconoce su bajeza y la grandeza de Cristo, el creyente que se sostiene de Cristo está seguro!, aunque el viento fuerte sople, aunque no haya vacas en los corrales, ni ovejas en la manada, está seguro porque confía, espera, y tiene convicción de que, Él no lo dejará ni lo desamparará.

El Salmo 34:5 dice: los que miraron a Él fueron alumbrados y sus rostros no fueron avergonzados! Santo!

Tremenda promesa del Señor para los que en Él confían, ese es el mayor galardón, la mayor ganancia confiar en sus promesas, hasta el final.

LO MEJOR ESTA POR VENIR, ¡CONFÍA EN SUS PROMESAS!

Acerca Pedro García

Revise también

Predicas Cristianas - Nadando en el rio de Dios

La dignidad del sufrir

Bosquejos Biblicos - Hay una bendición cuando entendemos el porqué de nuestras luchas y pruebas. El gozo que debe producir en nosotros no se puede comparar con el dolor y la experiencia de perdidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *