Inicio / Bosquejos Biblicos / Derribe las fortalezas de Satanás

Derribe las fortalezas de Satanás

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Efesios 1:11-14

Introducción:

Muchísimas personas alrededor nuestro enfrentan pensamientos de derrota, depresión, sentimientos de culpa y sinnúmero de sensaciones que les llevan a un revés espiritual, y además, a quedarse estancados en su proceso de santificación, que es el crecimiento personal y espiritual. ¿Qué hacer? Revisar nuestro corazón y mirar qué pensamientos de maldad hemos dejado anidar y echarlos fuera. Satanás no debe ni puede seguir manteniendo fortalezas en nuestro ser.

Anuncios

Definición: Santificación es el proceso mediante el cual se restablece la condición original de hijos de Dios, de la que gozaron Adán y Eva pero que perdieron cuando cayeron en pecado. La santificación está acompañada por el crecimiento personal y espiritual.

I.  COMO PERSONAS SALVADAS POR EL SEÑOR JESUCRISTO, TENEMOS AHORA UNA NUEVA CONDICIÓN (Efesios 1.11-14)

1.  En Jesucristo somos herederos (v. 11)
a.  Es necesario que recibamos a Jesucristo en el corazón (v. 12).
b.  Cuando recibimos a Jesucristo, somos sellados por el Espíritu Santo, es decir, le recibimos en nuestro ser (v. 139)

2.  El Señor Jesucristo nos asegura ahora una nueva condición (v. 149
a.  Es necesario oír el Evangelio.
b.  Es necesario creer al Evangelio.
c.  Es necesario poner en práctica el Evangelio

Anuncios

II.  LA VOLUNTAD DE DIOS ES QUE VIVAMOS EL PROCESO DE SANTIFICACIÓN (1 Tesalonicenses 4:3)

1.  El pecado nos impide el crecimiento personal y espiritual.
2.  El proceso de santificación debe ir acompañado de la renuncia al pecado (vv.3-8)

III.  ¿QUÉ FACILITA EL PROCESO DE SANTIFICACIÓN? (Colosenses 2:13-159

1.  El Señor Jesucristo nos rescató cuando estábamos muertos en pecados.
2.  El Señor Jesucristo nos dio vida.
3.  El Señor Jesucristo venció el poder que tenía Satanás sobre nuestras vidas por obrar el pecado.

IV.  ¿CÓMO AVANZAR FIRMES EN EL PROCESO DE SANTIFICACIÓN?

Anuncios

1.  Es necesario que haya determinación en nuestro corazón.
2.  El Señor Jesucristo nos ayuda en el proceso de santificación si permanecemos asidos de Su mano poderosa (Colosenses 2:6, 7)

V.  CUATRO FACTORES QUE AFECTAN EL PROCESO DE SANTIFICACIÓN

1.  No conocer ni obrar la voluntad de Dios
2.  Aprender de la voluntad de Dios pero permitir que nuestra mente carnal siga gobernando (2 Timoteo 3:7-9)
3.  Aprender de la voluntad de Dios pero no ponerla en práctica (Santiago 1:22-25).
4.  Dejar de perseverar. Es clave la perseverancia. (Filipenses 3:11-14)

VI.  LA SANTIFICACIÓN ESTA LIGADA AL PROCESO DE CRECIMIENTO (1 Juan 2.12-14)

1.  Es necesario tener conciencia de que nuestros pecados han sido perdonados.
2.  Es necesario tener un conocimiento personal de Dios.
3.  Es necesario reconocer que en Jesucristo hemos vencido al maligno.
4.  Es necesario permitir que la Palabra de Dios more en abundancia en nuestro ser.

Sesión II

Título: Venciendo las tentaciones
Base Bíblica: Mateo 12:33-35

La Biblia hace alusión en 822 ocasiones, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, al concepto de corazón. En 204 casos, se alude a la mente; en 195 a la capacidad de tomar decisiones (voluntad9 y en 166, a las emociones.

Si una verdad penetra nuestro corazón, afectará positiva o negativamente nuestros pensamientos, emociones y acciones. Eso es evidente porque el corazón es el reflejo de lo que anidamos.

I.  ¿POR QUÉ ES NECESARIO GUARDAR NUESTRO CORAZÓN?

1.  Porque el corazón es engañoso (Jeremías 17:9)
2.  Porque solamente Dios transforma nuestro corazón y nuestro espíritu (Ezequiel 11:19; 36:26)

II.  PROTEGEMOS NUESTRO CORAZÓN, GUARDANDO NUESTROS PENSAMIENTOS (2 Corintios 10:3-7)

1.  Estamos en la carne, pero la carne no debe gobernarnos (v. 3 )
2.  Si estamos fortalecidos espiritualmente, podemos vencer la carne (v. 4)
3.  Es necesario someter los pensamientos a Jesucristo (v. 5)

Obediencia: Del griego Hupakos que traduce “debajo de; escuchar con atención; sometimiento”

III.  TODA TENTACIÓN NACE EN LOS PENSAMIENTOS (Santiago 1:12-15)

1.  Si sometemos los pensamientos a Jesucristo, podremos soportar la tentación (1 Corintios 10:13)
2.  Cuando experimentamos tentación, se libra una batalla en nuestra mente (alma).
a.  Pugna nuestra lógica, que desconoce a Dios (Proverbios 3:59
b.  Dios espera que gobierne la ilógica de la fe, que se fundamenta en creer.

3.  Al someter nuestros pensamientos a Jesucristo, sentamos las bases para derribas las fortalezas que estableció Satanás en nuestra mente.
a.  No debemos olvidar jamás que Satanás libra una batalla por nuestra mente.
b.  No debemos olvidar jamás que nuestra mente puede ser reprogramada.

Sesión III

Título: Conociendo las artimañas del enemigo, le derrotamos

Base Bíblica: 1 Crónicas 21.1-12

I.  SATANÁS EJERCE INFLUENCIA SOBRE LAS PERSONAS (1 Crónicas 21.1-12)

1.  Si conocemos las estrategias del enemigo, podemos dar la batalla.

2.  La influencia de Satanás sobre una persona le lleva a obrar con error, aún siendo un creyente (1 Crónicas 21.1-12)
a.  Satanás ataca el mundo físico a través de instrumentos humanos.
b.  Al afectar a David, Satanás golpeaba también a Israel (v. 1)
c.  Satanás cegó a David y su error afectó a muchísimas personas.

II.  SATANÁS LLEGA A TOMAR DOMINIO DEL CORAZÓN DE UNA PERSONA (Juan 13.2; Juan 6.70, 71)

1.  Obra sutilmente; debemos estar alerta.
2.  Toma fuerza en nuestra mente, si se lo permitimos, a través de los pensamientos.
3.  Satanás entorpece el obrar del Espíritu Santo en nuestras vidas (Hechos 5:1-5)

III.  FACTORES QUE LE PERMITEN A SATANÁS TOMAR FUERZA EN NUESTRO CORAZÓN

1.  Satanás gana terreno y crea fortalezas cuando en nuestro corazón hay falta de perdón (2 Corintios 2:10, 11)
2.  Descuidarnos frente a lo asedios de Satanás (1 Pedro 5:8)
3.  Confunde nuestras emociones y sentimientos (2 Corintios 11:39

4.  Desata ambiciones y deseos (Mateo 4.1-119)
a.  Deseos de la carne (vv. 3, 4)
b.  Deseo de poder espiritual (vv.5, 69
c.  Deseo de dominio, fama y riquezas (vv.8, 9)

IV.  ¿CÓMO SE DERRIBAN LAS FORTALEZAS MENTALES DE MALDAD?

1.  Renunciando a nuestra forma de pensar y de actuar de maldad (Romanos 12.2)
2.  Recobrar nuestra autoestima (Romanos 12:3)
3.  Aprender y aplicar la Palabra de Dios a nuestras vidas (2 Timoteo 2:14-16)
4.  Permitir que la paz de Cristo gobierne nuestro corazón (Colosenses 3:15)
5.  Desechando todo deseo de la carne (1 Pedro 1:13-16)
6.  Volcar nuestra ansiedad en Dios en oración (Filipenses 4:6, 7)
7.  Desechar todo pensamiento que no esté en la voluntad de Dios (Filipenses 4.8)

Conclusión:

Los cristianos estamos llamados a dar la batalla contra Satanás. Usted y yo podemos hacerlo, basta que nos afirmemos en la autoridad del Señor y en la libertad que nos dio el Señor Jesucristo. Volver atrás, dejándonos atar de nuevo. ¿Cómo comienza el proceso? Con pensamientos de maldad. ¡No lo permita! Para derribar fortalezas de maldad es imperioso que lo haga filtrando sus pensamientos. Deseche todo aquello que está por encima de la voluntad de Dios. ¡Hoy es el día para prendernos de la mano del Señor Jesús para avanzar hacia la victoria!

Acerca Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es periodista, profesión que ha ejercido por más de treinta años en radio y prensa de su país. Cursó su formación eclesial en el Seminario Bíblico Alianza de Colombia, en donde recibió la Licenciatura en Teología. Ha realizado otros estudios, a nivel superior, relacionados con la Comunicación Social y Ciencias Religiosas. Junto con su esposa, Lucero, son fundadores de la Iglesia Misión Edificando Familias Sólidas (Colombia).

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Llevado al desierto

Llevado al desierto

Si vivimos un ataque del enemigo y tratamos de solucionarlo en la carne enfrentamos al enemigo en su territorio y vamos a perder. La única manera de derrotarlo es desde el monte de Dios.

Un comentario

  1. juan carlos salinas

    Este sermón es de mucha bendicion para los que estamos en la lucha para vivir en santidad. Gracial, Dios los bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *