Admitir nuestros errores

Bosquejos Biblicos

Prédica de Hoy: Admitir nuestros errores

Bosquejos para Predicar Lectura Bíblica: ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. 14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.” Salmo 19:12-14

Introducción:

Todos cometemos errores; algunos son grandes, otros pequeños algunos risibles, otros terribles, algunos nos perjudican momentáneamente, otros por toda una vida, algunos nos afectan en nuestra estancia en la tierra; pero las consecuencias de otros pueden seguirnos en la eternidad. Cuantas personas hay llorando el día de hoy por algún error irreparable que han cometido.

Todos detestamos fallar y tomar decisiones erróneas. Para evitar errar es necesario entender los errores y para hacerlo hay que ir a la raíz del porqué se cometen; y al descubrirla, hacer algo para evitar caer en el fracaso.

1. ES IMPORTANTE ADMITIR QUE EN ALGÚN MOMENTO COMETEMOS ERRORES (ERRAR ES DE HUMANOS)

A. Por naturaleza, los seres humanos rechazamos cualquier observación respecto a nuestra conducta.

Generalmente consideramos que todo cuanto hacemos está bien. Y allí radica el error. Porque herimos con palabras o hechos, y justificamos las acciones, imponiendo nuestro criterio.

Es a este aspecto fundamental que se refiere el autor cuando escribe: “¿Quién se da cuenta de sus propios errores? ¡Perdona, Señor, mis faltas ocultas! ” (versículo 12).

Estas líneas nos llevan a reflexionar que hay errores en los que incurrimos a sabiendas, y aquellos que obramos de manera inconsciente. Estos son los más peligrosos para nuestro ser, y los que mayor daño causa a quienes nos rodean.

Acerca Julieta Torres Victoria

Julieta Torres Victoria

También Revise

El buen pastor

El buen pastor

Bosquejos Bíblicos.. El buen pastor es uno de los textos más conocidos y amados por los cristianos. Se insertan alegorías y metáforas campestres para aludir a

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *