El justo por la fe vivirá

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos Texto Biblico: Romanos 1:17-18 «Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad”.

Introducción

En la carta a los Romanos hay una gran cantidad de cosas muy interesantes, y Pablo demuestra una de ellas. En este pasaje de la biblia Pablo destaca por qué tenemos vida. Lo que realmente nos salva, nos justifica y nos hace ver como justos delante de Dios.

Lo que realmente salva al justo es la fe, no las obras que este pueda hacer o dejar de hacer. Las obras son solo un complemento. Pero lo que hace que lleguemos al cielo es realmente la fe, esta nos hace justos. Sin embargo, a cualquier persona que no tenga fe, se le considerara injusta y la ira de Dios caerá sobre estas personas.

I. ¿Por qué Dios nos considera justos por medio de la fe?

Esto es así, porque no hay nada que nosotros podamos hacer para que Dios nos pueda considerar justos. Lo único que Dios utiliza para justificarnos es por medio de la “fe”. Una palabra muy fácil de pronunciar, pero una cualidad muy difícil de desarrollar. Sin embargo, la necesitamos para vivir, así una persona sea mundana, en algo tendrá fe (Hebreos 11:1).

Muchos piensan que porque han hecho esto, aquello o lo otro serán salvos. Pero eso no es así. Solo la fe puede salvar, así como una vez en el antiguo testamento, los israelitas hablaron cosas malas de Dios y este les envió una calamidad como castigo. Posteriormente hizo algo pasa sanarlos, pero solo el que tuviera fe se salvaría, esa historia se encuentra en el libro de números (Números 21:8).

Constantemente en la biblia, la fe es la que salva a las personas o las hace llegar lejos. Debido a nuestras limitaciones e imperfecciones, Dios permitió que la fe, fuese el medio por el cual somos sanados, enaltecidos y justificados. Es por eso que en este tiempo, el que tenga fe en que sus pecados son perdonados por el sacrificio de Jesús en la cruz será salvo (Romanos 4:16).

II. La fe de Abraham

Dios escogió a un hombre en toda la tierra, para hacer un pacto con Él, me refiero por supuesto a Abraham. Un hombre en la tierra, cuya fe era capaz de mover montañas. Creyó tanto en Dios que lo abandono todo por el (Génesis 12:1).

Abraham le hizo caso a Dios y todo le salió bien, Dios incluso le regalo un hijo, a pesar de que su esposa ya era muy anciana. Los milagros de Dios siempre están presentes en gran medida para aquellos que tienen fe (Hebreos 11:10).

La  fe de de Abraham era tan grande que, Dios le pidió que sacrificara a su hijo, y Abraham obedeció. Fue a un monte a hacer lo que Dios le había ordenado. Sin embargo, Dios antes de que lo hiciera, mando a un ángel a detener a Abraham. Es increíble saber que Abraham fue e hizo esto porque su fe era tan grande que creía que Dios podría resucitar a su hijo (Hebreos 11:19).

III. ¿En qué debo tener fe?

Hay mucho en lo que se puede tener fe. La fe salva, eso es cierto, pero no cualquier fe en cualquier cosa. No es fe en Buda, en Shiva, en Zoroastro, en Zeus; en ninguno de ellos y ni en ningún otro. Porque estas son solo mitologías o hombres que les asignaron un puesto de divinidad inmerecido.

Lo único que salva es la fe en Jesucristo, el enviado de Dios que quita el pecado del mundo. Dios envió a su hijo a este mundo para por medio de su sacrificio en la cruz, todos nosotros podamos ser salvos en el día del juicio (Juan 14:6).

Es increíble como en el mismo monte que Dios perdono la vida del hijo de Abraham, Dios mismo no perdono a su hijo, sino que coloco toda su ira sobre él. Jesús es el único que además de instruirnos, también se sacrifico por nosotros y resucito al tercer día. Ninguno otro maestro, ídolo o líder religioso ha hecho las hazañas que hizo Jesús. En Jesús es quien debemos tener fe.

Conclusión

Para poder ser justos delante de la presencia de Dios, no hay nada que podamos hacer. El medio por el cual Dios nos hace justos, es a traves de la fe. Ese es el único medio que está habilitado por Dios. ¿Pero, fe en qué? En su hijo Jesús y en su sacrificio por nosotros.

De esta forma Jesús nos defiende el día del juicio preparado por Dios. Sin embargo, a aquellos que no tengan esta fe en el hijo de Dios, les tocará vérselas con su ira en el día del juicio.

¿Tienes fe en que Jesús ha pagado por tus pecados y te salvará en el día del gran juicio de Dios? Confiesa tus pecados a Cristo y conócelo cada día más.

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para Predicar

Acerca Julio Torres

Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.

También Revise

Mucha La Mies y pocos Obreros.. Bosquejos Biblicos

Mucha Mies y pocos Obreros

Bosquejos Bíblicos. La Magnitud de la Mies es la gran comisión y en segundo lugar La mies y la Iglesia debe estar preparada. Es una metáfora tiene varios..

Un comentario

  1. Debemos ser cuidadosos para comprender como Pablo usa la palabra fe debido a que la relaciona con la salvación. No es algo que debamos hacer a fin de ganar la salvación; si fuera asi la fe seria sola una obra mas y Pablo establece con claridad que las obras humanas nunca podrían salvarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *