¿Cómo adorar a Dios?

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos Texto bíblico: Salmo 100:1-5 “Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; Venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones”.

Introducción

Algo que nos ocurre a muchos de nosotros, es que cuando queremos adorar a Dios, lo hacemos de la forma equivocada. Debido a que podemos estar haciéndolo de la forma en que mejor nos parece a nosotros y no de la forma en la que mejor le parece a Dios.

Lo mismo puede ocurrir en la iglesia. Podemos estar más concentrados en las alabanzas, la predicación, entre otros, y no le prestamos a Dios la atención que se merece. Aunado a que podemos llegar tarde al culto y no estar desde el principio de la predicación.

Anuncios

Hay otros grupos de personas que más bien adoran a Dios de la manera equivocada utilizando imágenes, ídolos y otros objetos o rituales que condena la biblia, en reiteradas ocasiones.

Hablaremos de como se adora a Dios realmente, tomando en cuenta como lo adoraban en la antigüedad y como debe de ser adorado el día de hoy por todos nosotros.

I. Estar alegres y saber que él es Dios (Salmo 100: 1-3)

A. Cantar contentos a Dios

Como lo aclara este salmo, la adoración a Dios se hace estando feliz, con alegría y gozo. No podemos adorar a Dios con tristeza, depresión, ansiedad. Eso sería algo un poco “extraño” ¿no creen? Estamos adorando al rey que lo creo todo, tenemos que estar felices, contentos y danzarines en su presencia.

Anuncios

Servir a Dios con alegría, así como lo hacían sus santos es algo que él quiere de nosotros. Solo imagina que vayan a tu fiesta de cumpleaños con malhumor o tristes, ¿qué pensarías tú? Algo así como: esta es una fiesta de cumpleaños, no un velorio, ¡alégrense!

B. Toda la tierra debe adorar a Dios

Notemos que este salmo dice: “habitantes de toda la tierra”, es decir, todos los habitantes de la tierra están siendo llamados a adorar a Dios. Esto quiere decir que la adoración a Dios va más allá del pueblo de Israel, el llamado es para todos los gentiles también.

La adoración de Dios no es un solo para una nación, sino que para todas las naciones, a eso se refiere y lo que quiere decir este pasaje de la biblia. La adoración para Dios debe ser de un extremo de la tierra, al otro extremo siguiente, nadie debe quedarse sin adorar a Dios.

C. Reconocerlo como único Dios

Como dice este salmo, tenemos que reconocerlo como único Dios, y que fuera de él no hay ningún dios. Debido a que existe una gran cantidad de personas que, para que les sirva de ejemplo, hacen todo lo que mencione, pero con un dios equivocado, imágenes y hasta al mismísimo diablo adoran.

Esto no debe ser así, ya que solo hay un dios verdadero. Todos los demás son invenciones humanas o demonios haciéndose pasar por dioses. Solo el dios de la biblia es el verdadero y es el que nos creó y forma a todos y a todo.

Anuncios

II. ¿Por qué adorarlo? (Salmo 100:4-5)

A. Dios es bueno

Este un punto muy importe ¿Por qué tengo que adorar a Dios? ¿Qué ha hecho Dios por mí? La respuesta a estas preguntas, es la siguiente:

El mundo que estamos pisando realmente no es nuestro, sino que es de Dios, él nos deja vivir aquí y no nos cobra ningún alquiler por eso. Nos dio la vida y todas las cosas que disfrutamos de la vida.

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Devocionales Cristianos - Confianza Verdadera

Una Plena Confianza en El Señor

Bosquejos para predicar, ¿en qué se basa una Plena confianza humanamente hablando? Cuando se esta dando una situación es importante saber ¿que hacer? Confiar...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.