Piedra de ayuda, Eben-Ezer

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos Texto Biblico:  1 Samuel 7:3-4

INTRODUCCIÓN

En ocasiones especiales como en este día, nuestra Iglesia (La Cosecha) celebra un aniversario más de servicio a Dios y a nuestra comunidad, estamos agradecidos con Dios por su respaldo, estamos contentos porque no ha faltado nunca el sustento en todas las áreas de nuestra vida; Ciertamente han pasado muchas cosas no tan buenas, pero en ninguna de ellas Dios nos ha dejado solos.

Esa es su promesa, “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20). Es necesario hacer memoria de todo y cuánto hemos pasado y a todo cuanto hemos tenido que renunciar.  Debemos nunca olvidar de dónde nos sacó el Señor y todo lo que nos ha dado sin pedir nada a cambio.

Anuncios

En la Escritura hay una historia del pueblo de Israel cuando estos estaban siendo asolados y ultrajados por un pueblo por demás malvado, los Filisteos, este pueblo se ensañaba del pueblo de Dios, y Dios mandó a uno de sus profetas a decirles algo muy importante para que de una vez por todas salieran de esa situación.

Dios les dio una orden específica, debían de cumplirla si querían dejar ser la burla de los Filisteos. “Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová, quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre vosotros, y preparad vuestro corazón a Jehová, y sólo a él servid, y os librará de la mano de los filisteos. Entonces los hijos de Israel quitaron a los baales y a Astarot, y sirvieron sólo a Jehová.» (verss. 3-4)

En otras palabras, Dios les pidió que hicieran su parte para hacer Él la parte que le correspondía, librarlos de manos del enemigo era la parte del Señor. Había que pagar el precio, había que dejar atrás las costumbres que eran contrarias a Dios y a su Palabra.

Cuando Dios los libró de mano de los Filisteos, el profeta Samuel hizo algo épico, quiso dejar un legado y muestra de la proeza de Dios al librarlos de sus enemigos.

Anuncios

EBEN-EZER piedra de ayuda. Era la muestra de la mano de Dios en la vida de cada uno de ellos por siempre, ellos debían de recordar a ver esto, que Dios estuvo con ellos en el día malo y los libró de sus enemigos y lo que era mejor, lo volvería hacer las veces que fuera necesario.

1 Samuel 7:12 «Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, diciendo: Hasta aquí nos ayudó Jehová.»

Preposición: Jesús nuestra piedra de ayuda…

I. A SALIR DEL PECADO 

Juan 8:36 «Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.»

De la adoración a otros dioses

Anuncios

En lo que a nosotros respecta, tenemos similitud con el pueblo de Israel, y también tenemos algo que recordar, algo que agradecer a Dios por lo que ha hecho en nuestra vida, y podemos decir que Jesús es nuestra Roca de ayuda a salir de la esclavitud del pecado (1 Samuel 7:3b).

El pueblo de Israel atendió a la palabra de Dios cuando les pidió que dejaran esas prácticas. Ellos dice la Biblia que hicieron de inmediato lo que Él les pidió (vers. 4). Y esta acción del pueblo de sacar la adoración de otros dioses de sus vidas, resultó en liberación de la opresión y burla de este pueblo Filisteo.

En muchos de nosotros Dios se ha manifestado en nuestras vidas de manera milagrosa desde que decidimos dejar atrás las prácticas que eran contrarias a Dios y que eran de condenar. Estas acciones debían de ser de una sola manera, debía de ser de TODO CORAZÓN, esto es de manera sincera.

Jesús es nuestra piedra de ayuda A salir del pecado pero también…

II. A ADORAR SOLO A DIOS (vers. 3c)

Nosotros por si solos sería imposible que podamos tan siquiera buscar a Dios (Romanos 3:11). Es Dios quien hizo o puso en nosotros tanto el querer como el hacer (Filipenses 2:13). Pero en realidad Dios ha puesto de su Espíritu en nosotros (Juan 16:8-9). 

Y es este su Espíritu el que nos impulsa precisamente a eso, buscarle y obedecerle y en consecuencia a adorarle en espiritu y en verdad. Al dejar atrás las malas prácticas el pueblo de Israel Dios los bendijo con su liberación (1 Samuel 7:13).

La similitud de esta historia del libro del 1 Samuel 7 con nosotros es notable, y hoy por hoy podemos decir que al igual que Israel nosotros al celebrar un año más de vida de la iglesia, celebramos y recordamos de dónde nos sacó el Señor, que dicho sea de paso es nuestra piedra de ayuda, es nuestro EBEN-EZER

CONCLUSIÓN

Samuel decide poner esa piedra en recordación del poder y la ayuda de Dios con su pueblo, con sus hijos (1 Samuel 7:12). También nosotros al recordar el inicio de esta iglesia en este aniversario, recordamos cuando Dios vio nuestra condición y quiso liberarnos de esa maldición, y es motivo de celebración, es motivo de recordar la manera en que Dios nos liberó de tal situación.

Jesús es nuestra roca de ayuda, nuestro Eben-ezer, en Él somos verdaderamente libres. Y eso es motivo suficiente para celebrar. Al llegar a esta iglesia muchos de ustedes encontraron la respuesta a muchas de sus interrogantes y muchos también encontraron aquí la salvación por medio de Jesucristo.

Y fue a partir de entonces que muchos de ustedes empezaron a salir de las prácticas que van en contra de Dios y de su Palabra. Muchos hemos sido verdaderamente libres al haber encontrado a Jesús en esta Iglesia. Hoy nuestra vida es mucho mejor, hoy verdaderamente vivimos. Por eso podemos decir todos a una voz: ¡HASTA AQUÍ NOS AYUDÓ JEHOVÁ!

© Alejandro Solórzano Rodriguez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para predicar

>Mensajes de Interés



Acerca Pr. Alejandro Solórzano Rodriguez

También Revise

Bosquejos Biblicos... Central de Sermones

Consecuencias del adulterio

Bosquejos Biblicos, Dios hace un llamado a que el hombre y la mujer sean fieles el uno al otro durante toda su vida, pues esta es la relación que Él bendice ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *