Cuerpo y sangre de Jesús

Bosquejos Biblicos

INTRODUCCIÓN

Ilustración rompe hielo. «CANÍBALES VEGETARIANOS» Dos exploradores que se encontraban en una supuesta isla desierta, y caminando se encuentran con un letrero que dice: «PELIGRO: CANÍBALES VEGETARIANOS», confundidos los exploradores deciden continuar, en eso se encuentran con un hombre que todo ensangrentado les dice: ¡Corran, corran! A lo que los exploradores preguntan: ¿Por qué tenemos que correr si son caníbales vegetarianos? Y el hombre ensangrentado les responde: ¡Sí en verdad son caníbales vegetarianos, se comen las palmas de las manos y las plantas de los pies!

¿Saben ustedes que en algún tiempo de la historia de la iglesia, a los cristianos se les acusó de ser caníbales?

Fue en los primeros 250 años desde Nerón hasta Diocleciano, fue en esos años que la iglesia fue perseguida por tantas cosas y una de estas era por canibalismo.

Anuncios

Cuando examinamos los primeros siglos de la historia de la iglesia encontramos que los antiguos cristianos y los líderes de la iglesia naciente fueron mal interpretados por los de afuera. Mal interpretaban las palabras de Jesús que ellos los primeros cristianos obedecían y/o trataban de obedecerlas.

Se pensaba que la iglesia practicaba el canibalismo

Por ejemplo, se pensaba que la iglesia practicaba el canibalismo, esto debido a que corrían rumores de que los cristianos comían y bebían sangre cuando celebraban la Cena del Señor. Y claro que esto no era más que una confusión, la misma confusión que jugaba en contra del mover de Dios y de la iglesia en esos tiempos.

Y a decir verdad que todo era por las palabras de nuestro Señor Jesucristo que dijo en el Evangelio de Juan que veremos a continuación.

Bosquejos Biblicos Texto Bíblico: Juan 6:53 «Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.»

Anuncios

Preposición: Verdades indubitables que transforman vidas…

I. CRISTO ES LA FUENTE DE LA VIDA  (vers. 53) …no tenéis vida eterna

Aunque en realidad en este versículo no dice eso de manera literal, si lo dice en contrapunto, es decir, si comes y bebes mi Sangre si vas a tener vida en ti. En otras palabras, Jesús es la fuente de la vida.

Y solo para apuntalar el punto, podemos decir que sin Cristo las personas están muertos en vida. Es decir, muertos vivientes (Efesios 2:1). El Apóstol Juan en su evangelio hace esta afirmación de manera clara y concisa. 1 Juan 5:12 «El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.» 

Dice uno de los Salmos haciendo alusión de Jesús en cuanto a esto que estamos viendo.

  • Salmo 36:9 «Porque contigo está el manantial de la vida; En tu luz veremos la luz.»
  • Juan 6:57 «Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.»

No hay mucho por añadir a este versículo ya que es claro que el que come y bebe a Jesús vivirá por Él.

Anuncios

Ahora, si comer y beber sangre no es de manera literal, entonces ¿qué significan en realidad estas palabras de Jesús?

Esta pregunta nos lleva a ver la siguiente verdad indubitable que transforma vidas la cual es…

II. CREER Y ACEPTAR SU SACRIFICIO EN LA CRUZ

Esto es indispensable para vivir, o mejor dicho, empezar a vivir, sin Cristo sobrevives, con Cristo verdaderamente vives. Juan 6:47 «De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.»

Comer y beber es igual a creer en el sacrificio de Jesús en la cruz del Calvario, sacrificio que hizo por nosotros, y esto en realidad es lo difícil de creer.

Hay muchos que dicen que ellos que culpa tenían, que ellos no le pidieron a nadie que Jesús fuera a la Cruz. Y dicho sea de paso, eso es lo que hace ese sacrificio tan maravilloso y sublime, eso es el amor de Dios en todo su esplendor, que aún sin nosotros querer ni mucho menos merecerlo Dios envió a su hijo al mundo para que nosotros fuésemos salvos por Él (Romanos 5:8).  No merecíamos SINO LA MUERTE (Romanos 6:23). 

Creer en Jesús y creer en su sacrificio nos garantiza la vida, y dice el Evangelio de Juan 3:18a «El que en él cree, no es condenado».  

CONCLUSIÓN

Comer y beber a Jesús nos da garantía de vida porque Él es la fuente de la vida, pero también el comer y beber a Jesús es aceptar su sacrificio y con ello se llega a ser merecedor del don maravilloso del perdón y no de ser condenado.

Juan 3:18bpero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.»

¿Quieres vida plena? acepta a Jesucristo como tu Salvador personal y acepta su sacrificio como lo único suficiente para obtener el perdón de tus pecados y así la vida eterna.

© Alejandro Solórzano Rodriguez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para predicar

Acerca Alejandro Solórzano Rodriguez

Siervo de Dios

También Revise

Estudios Biblicos... Central de Sermones

Tres aspectos del crecimiento espiritual

Bosquejos Biblicos, al momento de nacer de nuevo nos encontramos con nuevos retos para seguir en el crecimiento de la vida espiritual. En primer lugar debemos..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *