Consecuencias de la soberbia

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico: Proverbios 29:23; Isaías 2:12; Malaquías 4:1

INTRODUCCIÓN

Es muy fácil caer en soberbia cuando perdemos nuestra mirada de Jesús. Recordemos que en la palabra hay varios actores que cayeron en esta actitud. Uno de ellos fue el Rey Saúl, que aún siendo elegido por Dios terminó ofendiendo y haciendo cosas que por soberbia no podía sin ver las graves consecuencias que le podría causar.

La soberbia es ofensiva para Dios, porque hace que el corazón del hombre piense que puede por sí mismo hacer todas las cosas. Es por esto que vamos a ver como el soberbio cae, y es puesto por poco delante de la presencia de Dios. Además, como perjudica la vida del hombre.

La soberbia detiene la mano de Dios (Proverbios 29:23)

Puede que una persona que está llena de soberbia no vea la necesidad de Dios. Crea que todo puede hacerlo por sí mismo, y no acepte que su ayuda viene de la gracias de Dios. Es por esto que se encuentran estáticos en el tiempo. Muchas de las cosas que planean son inútiles, o no dan ningún fruto, y la mayor parte de sus días viven frustrados.

El texto bíblico dice que la soberbia abate al hombre. Esta palabra significa casi como golpear o afligir, y si esto no le sucede, es porque Dios ha sido tan amoroso y misericordioso que no ha permitido que esa soberbia lo aflija. Sin embargo, no hay que ignorar que Dios mira de lejos al orgulloso (Salmo 138:6).

La soberbia es la manera como el hombre se independiza de Dios. Parece que fuera posible y en cierta medida sí, puesto que Dios no creó al ser humano como un robot que hiciera todo lo que él quisiera. Él nos creó con libertad de escoger, y esto es lo que él ama de aquellos humildes que reconocen y necesitan la ayuda de Dios.

Demos gracias a Dios por cada cosa que él nos permite aprender, por lo contrario de que podamos creer nosotros como hijos de Dios, es muy probable que podemos ser tentados frente a la soberbia y en lugar de pasar por alto esto como si ninguna vez no fuera a tocar. Pidamos a Dios la sabiduría para vencer y reconocer que nuestro sustento y todo lo que somos en el paso por esta tierra está en las manos de Dios, es más todo es por él y para él.

El corazón soberbio no heredará el reino de Dios  (Isaías 2:12)

Aparte de que Dios mira al altivo de lejos, la palabra nos muestra que sobre estas actitudes  el Señor con su poderío vendrá y lo afligirá. De modo que nosotros debemos estar atento y como centinelas velar por que nuestras acciones no ofendan a nuestro padre Celestial.

En Proverbios 16:17 podemos ver que el que encabeza las cosas que Dios aborrece con su alma son los ojos altivos en consecuencia a esto, es imposible heredar el reino de los cielos.

Es necesario comprender que Dios es Santo y él nos moldea a su imagen cada vez que nos rendimos a su voluntad. Es por esto que no podemos pretender no dejarnos moldear por él como el alfarero moldea la arcilla para que quede mejor su vasija. ¿Qué podría decirle la vasija a su creador? (Romanos 9:20)

Sin embargo, Dios quiere que actuemos de voluntad. Pero al momento de estar tan metidos en esta actitud de la soberbia, lejos su voluntad el alma del ser humano es abatida para que cambie su mal rumbo. Recordemos que él esta muy interesado en nuestra alma más que en cumplir cualquier necesidad de la cual tampoco él es indiferente.

El corazón soberbio hace perder la salvación (Malaquías 4:1)

El texto bíblico anuncia el día en que Dios viene y los acontecimientos finales, lo insignificantes que serán los soberbios al momento de ser expulsados en el horno de fuego. Estás personas no tendrán principio ni fin y serán olvidadas por Dios, puesto que no tendrán ni rama ni raíz lo que significa que no habrán más como ellos ni de ellos.

Cuando Dios nos coloque en lugares de importancia puede que nuestro corazón tienda a apartarse de nuestro Dios, de quien debemos todo y por quien somos todo y como resultado perdamos el privilegio más alto que cualquier se humano puede tener y es el de ser hijos de Dios y herederos de su reino, es por ello que nunca debemos olvidar la bondad y el poder de nuestro padre quien nos ha escogido.

En Lucas 1:52 nos damos cuenta que Dios es quien decide que personas están o no en lugares importantes, con todo esto debemos notar que aquellos lugares deben contener la responsabilidad de estar más pegados a la mano de Dios, de no olvidar que por él somos y por él estamos.

Sí usted ha sido llamado a impactar altas esferas de poder en esta tierra no olvide que sirve a Dios donde está y que su vida debe ser el reflejo de la humildad y sencillez de corazón al reconocer que usted es quien es por Dios y su gracia.

CONCLUSIÓN

Recordemos que Dios exalta al humilde al contrario de lo que hemos visto frente a la soberbia. En 1 Corintios 1:29 vemos que tenemos un Dios que posiciona al que el mundo considera débil o necio para llevar las buenas noticias de Salvación.

De hecho no sabemos donde Dios nos coloque durante nuestro caminar por esta tierra aún así pensemos en que todo lo que hagamos y a pesar que haya causado sacrificios de nuestra parte no han sido nada y no serán si no tenemos a Dios de nuestro lado.

Como consecuencia alejaríamos a quien nos da su gracia para llevar la salvación  a muchos, es por esto que debemos orar para que nuestro corazón no se pierda.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para Predicar

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Terrenos espinosos

Terrenos espinosos

Bosquejos para Predicar. La parábola del sembrador. Hoy vamos a reflexionar en El terreno espinoso. Es decir, personas de corazón ahogado por los espinos..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *