Palabras vivas

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar Texto Biblico: “en el cual sufro penalidades, hasta prisiones a modo de malhechor; mas la palabra de Dios no está presa.” (2 Timoteo 2:9)

Introducción

Dios ha hablado audiblemente, también ha hablado por medio de sus profetas y por su palabra escrita. Dios nos habla de diferentes maneras todos los días, solo debemos estar atentos y en sintonizados con Él para poder escucharle claramente.

1) Cómo es la palabra de Dios

La palabra de Dios tiene muchas características que nos sorprenden y emocionan, pues la palabra tiene poder siningua, claro, la palabra de Dios.

Anuncios

a) La palabra es verdad (2 Corintios 6:7)

La palabra de Dios es verdad. Ninguna falsedad se puede encontrar en ella, las profecías en ella contenidas se han cumplido y se seguirán cumpliendo, pues Dios no dice mentiras.

b) La palabra es justa (Isaías 45:23)

Dios es justo, lo que dice lo cumple, sin favorecer a nadie, simplemente cumple con su palabra. Por tanto su palabra es justa como Él.

c) La palabra es viva (Hebreos 4:12)

La palabra de Dios es viva, tiene un efecto poderoso en el mundo entero. A través de su palabra todo fue creado. Su palabra sigue transformando vidas, creando cosas nuevas, haciendo su obra.

d) Palabras limpias (Salmos 12:6)

La palabra de Dios es limpia, es perfecta. A ella no se le puede añadir o quitar, pues el efecto que Dios desea en nuestra vida eso hará. 

Anuncios

e) No regresa vacía (Isaías 55:11)

La palabra tiene un propósito, y ese propósito se cumplirá, pues no regresa a Dios vacía. La palabra hace su efecto y tiene frutos para Dios.

f) La palabra es buena (Zacarías 1:13)

La palabra de Dios es buena. Dios no es malo, su palabra es justa y así como el dice son hechas las cosas. la palabra de Dios es buena. Cuando todo fue creado por el poder de su palabra Dios dijo que lo creado era bueno, porque su palabra es buena y su efecto es positivo sobre nuestra vida.

2) Efectos de la palabra de Dios

Dios da su palabra y cuando viene a nosotros tienen un tremendo efecto en nosotros. La vida de una persona no es la misma cuando Dios le ha hablado. Dios habla de muchas maneras y cuando escuchamos su voz, su palabra nos cambia totalmente.

a) La palabra Santifica (1 Timoteo 4:5)

Por su palabra somos santificados, pues al conocerla sabemos que es lo que Dios quiere de nosotros. La palabra de Dios es perfecta y tiene ese efecto en nosotros, el de perfeccionarnos para el servicio del Señor.

b) Por ella renacemos (1 Pedro 1:23)

Somos renacidos por la palabra de Dios. Ella nos transforma y no volvemos a ser los mismos. Jesús dijo que era necesario que naciéramos de nuevo, la palabra de Dios nos hace renacer de nuevo, para una nueva vida en obediencia.

Anuncios

c) La palabra nos vivifica (Salmos 119:154)

Si estamos sin fuerza, la palabra de Dios nos vivifica, nos vuelve a levantar. El poder de la voz de Dios en nuestra vida, sus promesas y su verdad nos fortalecen para toda buena obra en Dios.

d) Puede salvar nuestras almas (Santiago 1:21)

La palabra de Dios nos salva. Por medio de ella venimos al conocimiento de la verdad, al conocimiento de Cristo y su sacrificio. La palabra de Dios y al obedecerla obtenemos la salvación de nuestra alma del fuego eterno.

3) Acciones sobre la palabra

Pero la palabra de Dios a pesar de tener efectos positivos en nuestra vida y de tener características únicas, es necesario tomar acciones con respecto a ella, para que cumpla con el propósito con que Dios la envía

a) Hacedores y no solo oidores (Santiago 1:22)

No solo debemos escuchar la palabra de Dios y no hacer nada. Sino debemos ser hacedores de ella. Dios quiere que le escuchemos y que le obedezcamos. Pues desobedecer a Dios lleva a la perdición pero hacer su voluntad nos conduce a la salvación.

c) Se debe anunciar (Colosenses 1:25)

La palabra de Dios ha creado el efecto deseado en los que ya hemos conocido al Señor. Pero es necesario que la palabra de Dios se siga difundiendo para que más personas vengan al conocimiento de Cristo. 

d) Debemos amar la palabra (Salmos 119:140)

La palabra de Dios es pura, cuando la conocemos la amamos, pues llena nuestro interior de vida, de esperanza, de verdad. Todo aquel que ha conocido y escuchado a Dios sabe de ese cambio de vida que viene con el conocimiento de su palabra. Así como David, cuando la conocemos la amamos inmediatamente.

Conclusión

La palabra de Dios está viva, no ha muerto, sigue haciendo su obra en la tierra, sigue cambiando vidas. Es necesario que todo buen cristiano, de una u otra forma, de a conocer la palabra de Dios a los demás.

Cuando alguien comienza a leer la biblia, a estudiarla, a escuchar predicaciones, a leer libros sobre ella, Dios cumple con el propósito de ella y tiene su efecto en la tal persona.  La transformación de las personas es real y puede verse, el poder de la palabra tiene el efecto deseado. 

Dios se manifiesta en cada uno de diferente manera. Cuando nos sintonizamos con el Señor podemos escuchar su voz hablándonos directamente. Podemos recibir instrucciones de nuestro Padre Celestial a través de su voz, a través de su palabra viva. 

La palabra de Dios es viva, es eficaz pues cumple su propósito. Es poderosa en Dios y en sus hijos.

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para Predicar

Acerca Julio Torres

Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.

También Revise

Predicaciones Cristianas - Persevera y vencerás

Victoria antes de la victoria

Bosquejos para Predicar - Tenemos derecho de declarar victoria antes de la victoria, el Señor Jesús nos dio ese derecho en la cruz.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.