Las vestiduras de Dios

Bosquejos Biblico

Bosquejos Biblicos Texto Biblico:En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas.” (Isaías 61:10)

Introducción

Los primeros seres humanos que vivieron en esta tierra no tenían vestiduras, estaban desnudos. En nuestros días el pensar que alguien pueda estar sin ropa nos parece escandaloso, esto a causa del pecado que cometieron Adán y Eva. Cuando ellos pecaron se dieron cuenta que estaban desnudos y tuvieron vergüenza. Sin embargo Dios los vistió, puso sobre ellos vestiduras para cubrir su vergüenza.  

Desde ese día en que Dios vistió a Adán y Eva quedó establecido el uso de la ropa, y con esto Dios nos mostró también que tiene vestiduras para la humanidad. A lo largo de la historia han existido diferentes significados del tipo de vestido que las personas usan.

1) La importancia del vestido

La ropa cubre nuestra desnudez. Esto no era problema al principio, cuando Dios creó a Adán y a Eva, pero desde que el pecado entró en este mundo, se convirtió en una necesidad para todos.  El pecado fue la causa para que necesitaramos de vestiduras. El pecado fue la causa para que necesitamos cubrirnos.

Pero han existido diferentes significados de la vestidura, de acuerdo al uso y de acuerdo al lugar donde se ha usado. 

a) Vestidos de enfermedad (Marcos 10:50)

Cuando Jesús estuvo en esta tierra, existían ciertos tipos de vestido que identifican algunas enfermedades. Como la capa que usaba Bartimeo, identificándose como un mendigo que pedía dinero junto al camino. Cuando Bartimeo escucha que el Señor le llamaba, él soltó la capa pues sabía que su milagro estaba en camino.

También se podía identificar a personas leprosas u otras enfermedades. Nuestra vestidura indica la enfermedad que padecemos. No una enfermedad física, sino una vestidura y enfermedad espiritual. 

b) Vestidos de pecado

También las prostitutas eran identificadas por el tipo de vestimenta que usaban. De la misma manera, hoy en día sabemos que existen en diferentes pueblos vestiduras para fiesta, vestiduras para funerales, vestiduras para ceremonias especiales. 

Las vestiduras identifican a las personas. Pero la vestidura del pecado cubre el corazón de las personas y deja en evidencia su estado espiritual. El pecado cubre los corazones de aquellos que no han conocido al Señor. Es por eso que debemos dejar que Dios actúe en nosotros para que nos de vestiduras nuevas.

2) Dios vistió a las primeras personas (Génesis 3:21)

En el relato de la creación vemos cómo Dios crea túnicas de pieles para Adan y Eva, luego de que estos pecaron contra Dios. Dios es quien cubre el pecado, ellos no pudieron hacer nada pues ya habían cometido el pecado, pero Dios pudo cubrirlos, darles vestidos nuevos para que no pasaran vergüenza. 

a) Derramó sangre

Lo que llama la atención de este acto, es que las vestiduras eran pieles, para lo cual Dios sacrificó animales para poder cubrirlos. A Dios lo que le importaba era cubrirlos y que pudieran estar delante de Él. Dios los expulsó del huerto y dejó establecido con este sacrificio que necesitaremos siempre de Dios y que sin Él nada podemos hacer.

b) Principio divino

Este es un principio que se repetirá tiempo después. Aquí quedó establecido que para cubrir el pecado era necesario el derramamiento de sangre. Con el pueblo de Israel quedó establecido que era necesario el sacrificio para redimir al pueblo por sus pecado. 

3) Dios nos viste con salvación (Isaías 61:10)

Dios ofrece darnos vestiduras de salvación. Nuestro verdadero ser es espiritual y necesita ser salvado, para eso Dios tiene preparadas vestiduras de salvación para sus hijos. El Señor quiere vestirnos con ellas pero necesita que nosotros nos veamos humillados ante Él. 

Así como el hijo prodigo regreso humillado delante de su padre, así debemos venir ante Dios y Él pondrá nuevas vestiduras en nosotros. 

4) Cristo nuestra vestidura (Romanos 13:14)

El Señor Jesucristo se convirtió en esa vestidura que necesitamos para ser salvos. Su sangre fue derramada para que por medio de ella pudiéramos estar delante de Dios sin tener vergüenza, porque su sangre borra nuestros pecados. 

Pero no solo nos cubre de nuestros pecados, sino que con ellas nos muestra su amor eterno, porque no merecíamos tanto amor, pero Él decidió venir a esta tierra para morir por los pecadores. Ahora Él nos cubre con su misericordia, con su amor y nos regala su salvación. Con esta vestidura nueva somos aceptados ante el Padre.

5) Las nuevas vestiduras (2 Corintios 5:2-3)

Con nuestra fe en el Señor Jesucristo, recibimos la nueva vestidura. Esa vestidura que nos convierte en nuevas criaturas. La fe en nuestro Señor nos permite tener la esperanza de la vida eterna y en esta vida la santificación necesaria para acercarnos al Señor en oración y poder ser siervos suyos.

La sangre de Jesucristo nos cubre y nuestra sociedad es borrada por el poder de su salvación. Desde ese momento nuestras vestiduras de maldad, nuestras vestiduras de pecado desaparecen y somos hijos de Dios.

Conclusión

El poder de Dios cubre toda la tierra y su salvación está disponible para todo aquel que quiera. Las vestiduras que Dios quiere darnos han sido preparadas por el sacrificio de Jesús, aceptemos esa nueva vestidura para que vivamos en el poder y gracia del Señor.

Ahora ya no hay vestidura de pecado y de maldad sino de hijos de Dios. Y un día habrá una vestidura nueva que nos dará para la eternidad. 

Redactado por Mauricio Aquino para Central de Sermones.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… #Bosquejos Bíblicos

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Bienaventurados de Dios.. Bosquejos Biblicos

Bienaventurados de Dios

Bosquejos para Predicar, algunos se sienten sin suerte en el mundo, van caminando pensando que a ellos les tocó lo peor. Aceptan su situación de dolor, de..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *