Guardándose para Dios

Bosquejos Biblicos

Bosquejo Biblico Texto biblico:Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.” (Proverbios 4:23)

Introducción

Hemos sido llamados por el Señor a vivir de manera diferente a lo que el mundo entero espera de nosotros. Ahora ya no vivimos para el mundo, sino que nuestra vida se convierte en una adoración al Padre.

Para ser adoradores con todo nuestro ser, debemos apartarnos de la contaminación del pecado, apartarnos de la maldad y vivir para Dios. Esto trae consigo grandes bendiciones de Dios nuestro Padre.

1) Guarda tu corazón (Proverbios 4:23)

El libro de proverbios está lleno de versículos colmados de sabiduría para bendecir nuestra vida. Dios nos habla en toda su palabra y una de las cosas que nos pide es que guardemos nuestro corazón. Guardar nuestro corazón es apartarlo para Él.

Dios debe ser el dueño de nuestro corazón y no debemos permitir que se contamine con deseos fuera de la voluntad de nuestro Padre. Debemos amar a Dios con todo nuestro corazón, amarle sobre todas las cosas.

2) Guarda tu boca (Salmos 141:3)

Dice la palabra de Dios en el libro de Santiago que la lengua tiene un gran poder sobre todo nuestro cuerpo, por lo tanto debe estar sometida al Señor para que todo nuestro ser se rinda ante Él.

Así como el salmista David, nuestra oración al Señor debe ser para que nos ayude a refrenar nuestra lengua, para que guarde los dichos de nuestra boca. Debemos hablar la palabra de Dios, debe nuestra boca ser fuente de bendiciones y no de maldiciones.

3) Guarda tus ojos (Hebreos 12:2)

Nuestra mirada debe estar puesta delante, donde está Cristo sentado a la diestra del Padre. No debemos apartar la mirada, no sea que nos desviemos del camino o que perdamos el rumbo. 

Nuestra meta siempre debe ser convertirnos en fieles imitadores de nuestro Maestro para alcanzar esa estatura, ese deseo de Dios para nuestra vida. Debemos guardar nuestra mirada en Cristo y no perder ese blanco que perseguimos, llegar a ser como nuestro Señor. 

4) Guarda tus pies (Salmos 37:23)

Nuestros pies deben estar en el camino de Dios. El Señor es quien guarda nuestros pasos, quien impide que nuestro pie no tropiece. Debemos permanecer en sus caminos sin desviarnos, sin buscar atajos, sin tomar caminos que no nos llevan a Dios.

Jesús nos dijo que Él es el camino, el único camino que lleva al Padre, por lo tanto a él debemos seguir. Su palabra nos enseña ese camino de salvación que solo se obtiene por medio de la fe en Dios. En ningún otro hay salvación dice su palabra, por lo tanto debemos encaminarnos a donde Él nos lleve, sin apartarnos a derecha o izquierda.

5) Guarda tu alma (Proverbios 19:16)

Nuestra alma es eterna y ha sido rescatada de pasar una condenación a tener vida con Dios, a su lado para siempre. Pero debemos permanecer en esa salvación de Dios, guardando sus mandamientos. Así lo declara su palabra, que si guardamos sus mandamientos estamos guardando nuestra alma. 

Guardamos nuestra alma de la condenación para ser dedicada a Dios por toda la eternidad. Ya no pertenece más nuestra alma al fuego de la condenación, sino que pertenece a Dios, a la luz, a su bondad y amor. Hemos sido rescatados, una salvación tan grande debe ser apreciada y guardada en obediencia a los mandamientos de nuestro Señor. La palabra de Dios es clara y nos dice que si menospreciamos sus caminos lo que nos espera es la muerte eterna.

6) Guarda tu vida (Proverbios 16:17)

Todo nuestro ser debe ser presentado delante de Dios en obediencia a sus mandamientos. Sabemos que sus mandamientos no son gravosos, sino que son fáciles de cumplir para todos aquellos que le amamos. 

Para el mundo sus mandamientos son imposibles de cumplir, pero a los que confiamos en Dios recibimos nuevas fuerzas para alcanzar la voluntad de nuestro Señor. Tenemos la ayuda del Espíritu Santo quien nos aconseja y nos muestra el camino por donde debemos andar.

Al ser obedientes a su palabra estamos guardando nuestra vida, pues estamos bajo la sombra del Altísimo, donde no puede hacernos daño nada. En las manos de Dios estamos seguros y no hay nada que nos pueda sacar fuera de su protección divina.

7) Recibe sus bendiciones (Salmos 119:56)

No queda más que recibir las bendiciones de Dios cuando guardamos sus mandamientos. Quienes estén lejos de dios, quienes estén haciendo lo malo, robando, siendo corrompidos, mintiendo, estos no reciben la bendición de Dios, sino su castigo.

Aquellos que le obedezcan, aquellos que le sean fieles, son a los que las bendiciones perseguirán. No debemos buscar las bendiciones, sino que estas nos seguirán al ser hallados verdaderos hijos de Dios. Dios envía sus bendiciones sobre sus hijos, bendiciones que sobreabundan en todo nuestro ser, para la gloria de su nombre.

Conclusión

Debemos aprender a guardar los mandamientos de Dios, a guardar todo nuestro y ser presentados delante del Señor sin mancha y sin arruga. Dios demandará la santidad porque Él es santo y quiere que sus hijos lo seamos también.

Los caminos de Dios debemos caminar y no desviarnos hacia donde la carne nos pida, sino que debemos caminar hacia donde el Espíritu de Dios nos dirija. Jesús es el camino por donde nuestros pies deben caminar, puesta la mirada en Él, con nuestros labios alabando noche y día, con nuestra alma preparada para vivir por la eternidad en las manos del Señor.

Redactado por Mauricio Aquino para Central de Sermones.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… #Bosquejos Bíblicos

El plagio es robo

Atención. Puede usar este bosquejo bíblico para predicar en su iglesia, pero si Ud. desea publicar este bosquejo para predicar en su sitio web, o en las redes sociales, Ud. tiene que incluir el nombre del dueño de los derechos de autor (© José R. Hernández), y un vínculo a https://www.centraldesermones.com. Recuerde que el plagio es robo, y como cristianos no estamos llamados a robar (Éxodo 20:15). Recuerda «No hurtaréis, ni engañaréis, ni os mentiréis unos a otros.» Levítico 19:11. No comprometas tu testimonio cristiano. Toda violación de derechos de autor sera reportada a Google.

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Bienaventurados de Dios.. Bosquejos Biblicos

Bienaventurados de Dios

Bosquejos para Predicar, algunos se sienten sin suerte en el mundo, van caminando pensando que a ellos les tocó lo peor. Aceptan su situación de dolor, de..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.