Busca la justicia

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico: “No harás injusticia en el juicio, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande; con justicia juzgarás a tu prójimo.” (Levítico 19:15)

Prédica de Hoy: Busca la justicia

Introducción

Si observamos detenidamente el comportamiento en el mundo nos damos cuenta que la injusticia impera en él. Es triste ver como no se le da a cada uno lo que merece, sino que se favorece al poderoso y se menosprecia al pobre.

Es muy triste ver como algunos se creen superiores a los demás ya sea por su posición social, por su raza o incluso por su religión. Esta sensación de superioridad de algunos sólo deja ver lo pobres que son espiritualmente. Pero Dios nos invita para que compremos de Él y dejemos de ser desventurados, miserables, pobres, ciegos y desnudos.

Dios es justo y no pagará mal a aquel que hace el bien, pero no pagará con bien a aquel que hace lo malo. Cada uno recibirá lo que merecen sus acciones. Dios no puede ser sobornado, Dios no puede ser imparcial, Dios es perfecto y dará a cada uno lo que sus obras merecen.

1) Significado de justicia (Salmos 119:142)

La justicia es un principio que nos permite dar a cada quien lo que merece. Pero como dijimos anteriormente, en el mundo esto es una falacia. Lo que vemos entristece, en lugar de ser verdadera justicia se inclina a favor de uno o de otro. De esta manera la justicia es parcial y uno recibe favor y el otro injusticia. 

No es así con Dios, el Señor no pagará mal por bien, sino que dará a cada uno lo que merece. Si todos tomáramos en cuenta a Dios y permitieran que sus mandamientos gobiernen la vida de cada uno, tendríamos un mundo más justo, a semejanza del Señor.  

2) Significado de injusticia (Colosenses 3:25)

Si el hacer justicia es dar a cada quien lo que merece, entonces la injusticia es lo contrario, es la falta de justicia. La injusticia sería entonces dar a cada uno lo que no merece, favorecer a algunos y perjudicar a otros, muchas veces a costa de ellos favorecer a los primeros.

Pero como sabemos Dios es justo, entonces es inconcebible que Dios pueda permitir que algunos no sean castigados por sus actos o que otros no sean recompensados cuando hacen bien las cosas. El Señor ha hecho promesas y es fiel y justo para cumplir con cada una de ellas. 

Los hombres no cumplen su promesa, son injustos, pero el Señor reconoce sus mandamientos y es justo para darnos esas promesas que nos ha hecho. Confiamos en la justicia del Señor y desechamos la justicia del hombre por ser parcial y estar corrompida.

3) El mandato de Dios (Levítico 19:15)

Dios nos pide que seamos justos, así como Él lo es así debemos nosotros comportarnos con los demás. No con soberbia sino con humildad. Pablo escribe que ninguno tiene más alto concepto de sí mismo que el que debe tener. Para eso Dios nos dirige para que seamos sensatos y pensemos a un nivel espiritual de nosotros mismos. Porque el viejo hombre ha muerto cuando venimos a sus pies y una nueva creatura ha nacido para la gloria de Dios. 

Dios nos ha justificado, cuando estábamos muertos en nuestros delitos y pecados envió a un salvador para que Él padeciera nuestro castigo. Jesús ya pagó esa condena y nos justifico para que vivamos en Dios y su santidad. Ahora Dios nos pide que seamos justos, que amemos a nuestro prójimo, que busquemos la paz con todos, que seamos justos. 

4) Consecuencias de la justicia (Jeremías 22:13)

El Señor nos advierte con un ay si hacemos injusticia. Siendo Dios justo no tolerará la injusticia que hiciéramos. Dios nos advierte que no obremos de manera parcial, que no demos soborno, que no paguemos nuestras multas, que busquemos favores indebidos. Dios nos advierte para que la injusticia no venga a nuestro corazón sino que actuemos con equidad, con igualdad. 

El ay que el Señor nos dice es para que recapacitemos si estamos actuando en algo con injusticia, porque dice Jeremías 22:16 que el Señor juzga la causa del afligido. Dios se levanta de su trono y defiende al afligido, a aquel que está recibiendo injusticia. El Señor defiende a sus hijos y no tolerará que la injusticia venga sobre él. 

Dejemos de pensar siquiera en hacer el mal, no permitamos que la injusticia esté a nuestro alrededor. Quien debe estar a nuestro lado es Dios, por lo tanto debemos rodearnos de justicia. Desechemos la injusticia, por muy pequeña que parezca no es del agrado del Señor y no queremos que Dios nos pague de la misma manera que permitimos la injusticia. 

Conclusión

El Señor se levantará y defenderá la causa del justo. Somos justificados por el Señor, ahora Él nos defiende. Dios actuará contra las injusticias, contra las mentiras que nos atacan. De Dios es el juicio y pagará a cada uno con lo que merece. 

Dios nos manda a ser justos, no confiemos en la justicia del mundo pues no es verdadera, confiemos en la justicia de Dios y no seremos defraudados.

Redactado por Mauricio Aquino para Central de Sermones.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… #Bosquejos Bíblicos

Puede usar este bosquejo bíblico para predicar en su iglesia, pero si Ud. desea publicar este bosquejo para predicar en su sitio web, o en las redes sociales, Ud. tiene que incluir el nombre del dueño de los derechos de autor (© José R. Hernández), y un vínculo a https://www.centraldesermones.com.

Recuerde que el plagio es robo, y como cristianos no estamos llamados a robar (Éxodo 20:15). Recuerda «No hurtaréis, ni engañaréis, ni os mentiréis unos a otros.» Levítico 19:11. No comprometas tu testimonio cristiano. Toda violación de derechos de autor sera reportada a Google.

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

La oración, el arma perfecta

La oración, el arma perfecta

Bosquejos Bíblicos.. La oración es un arma muy poderosa para el creyente, puede hacer cosas extraordinarias por nosotros y por otros. Las oraciones de los..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.