Venga tu Reino

Hay dos reinos en acción en el mundo

Pablo escribió: “Porque no luchamos contra sangre y carne, sino contra gobernantes, contra potestades, contra potestades sobre las tinieblas presentes, contra fuerzas espirituales del mal en los lugares celestiales” (Efesios 6:12).

Se dice que Lucifer es el gobernante de este mundo. No estamos diciendo que Cristo no es Rey de reyes y Señor de señores o que Su soberanía está disminuida de alguna manera. Solo estamos admitiendo que hay otro reino.

Hay una lucha en tu corazón; hay territorio no reclamado por Cristo incluso en la vida de su pueblo. Aunque Satanás no puede tener su alma, él busca ese territorio para quedarse. Pero Jesús es el que rompe la esclavitud. El reino de Dios es mayor que el reino de Satanás.

El reino de Dios viene a destruir el reino de Satanás

La Biblia también nos dice que La razón por la que apareció el Hijo de Dios fue para destruir las obras del diablo (1 Juan 3:8) .

En Mateo 12: 22-29 Jesús fue atacado por líderes religiosos por expulsar demonios. Se le acusó de tener un demonio. Jesús muestra lo absurdo de tal afirmación al decir que un reino dividido no puede mantenerse.

Pero luego Jesús continúa hablando de alguien que entra en una casa, ata a un hombre fuerte (Satanás) y saquea la casa. En esto, claramente, Jesús es el que entra en el reino de Satanás, ata a Satanás en la cruz y saquea su reino.

Cada vez que Jesús sanaba a un endemoniado, liberaba un alma esclavizada por Satanás. Hoy, cada vez que un hombre o mujer recibe la gracia de Dios y recibe el perdón de los pecados, llega el reino de Dios.

En la cruz, el diablo fue derrotado. Las batallas todavía se libran en toda la tierra y en los corazones de hombres y mujeres y niños y niñas, pero Cristo es el vencedor. La oración tiene poder, por eso debemos perseverar en la oración ferviente.

El reino de Dios viene a través de la oración

El mismo hecho de que Jesús nos instruya a orar por el reino de Dios, muestra que Su gobierno y reinado en nuestras vidas y en nuestro mundo depende de nuestras oraciones. El reino vendrá a través de la oración misma. Dios es soberano y Él lo puede hacer sin mí, Pero desea que ore por ello. La oración se convierte en el motor del reino de Dios. Amén

Cuando oramos, “Venga tu reino”, estamos orando por fe para ver lo que aún no está aquí.

Conclusión

Decir: “venga a nosotros tu reino” significa que el gobierno y dominio que Dios tiene en el cielo, venga a nuestra vida. Todo comienza primeramente en el corazón de cada uno de nosotros, es una decisión personal, pero que de ello depende toda nuestra vida y la de nuestra familia… oremos para que el reino de Dios venga a nuestra vida. Amén…

yo y mi casa serviremos al Señor ” (Josué 24: 14-15) .

Redactado por Edwin Rodríguez para Central de Sermones.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos Bíblicos.

Por favor respete los derechos de autor. No copie y pegue las reflexiones cristianas, predicas cristianas, y bosquejos bíblicos en otras páginas web y/o redes sociales. Le invitamos a que comparta este material a través de crear un vínculo que apunte a la redacción. No robe, evangeliza. Usa este vínculo para compartir las predicaciones cristianas, bosquejos bíblicos y mensajes cristianos encontrados en este portal. https://www.centraldesermones.com

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

La oración de Jonás | Bosquejos Bíblicos

La oración de Jonás

Bosquejos Bíblicos. ¿Desde dónde es su oración, a Jehová su Dios? ¿Qué tan grande es tu lucha, que tan grande es tu prueba? ¿Qué tan grande es tu angustia?..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *