La vida es Cristo

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico:Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.” (Filipenses 1:21)

Prédica de Hoy: La vida es Cristo

Introducción

El mundo busca con afán el sentido de la vida. Para muchos el sentido es una cosa y para otros otra cosa. Pero hay un sentido de esta vida y es servir a Dios. El Señor es nuestro creador y nos puso en esta tierra para cumplir con un propósito. Pero la vida en esta tierra no lo es todo, existe una vida futura que no tiene fin sino que se extiende por toda la eternidad. Pero lo que hacemos en este tiempo que vivimos en esta tierra determina si somos aptos para la vida eterna o la muerte eterna nos esperará.

Pero si existe un sentido a esta vida y se llama Jesucristo. El mundo no le puede ver porque tienen una venda en los ojos. Pero la palabra de Dios es poderosa para mostrar la luz y la verdad, que en Cristo hay salvación, que en Cristo está la vida.

I. Todo ayuda para bien (Romanos 8:28)

Pablo se goza cuando escribe a los Filipenses, porque estando él en prisiones puede darse cuenta que la palabra de Dios corre como ríos. Da testimonio de que Dios no se limita a una persona. Dios no depende de Pablo para llevar el mensaje. Estando Pablo en prisiones se entera que muchos se levantan en el poder de Dios para predicar.

También reconoce que algunos se levantan en envidias como predicadores estando en contiendas. Pero sea cual sea el motivo Cristo era predicado. No importa si el evangelio es perseguido. Muchos han intentado frenarlo pero no pueden. La palabra de Dios no puede ser eliminada, no puede ser limitada. Dios encuentra la manera de que su palabra siga fluyendo y rescatando al mundo del pecado.

a. En Cristo (Romanos 3:24)

Así es que todo ayuda para bien a los que aman a Dios. Si permanecemos en Cristo podemos tener la certeza de que la vida eterna es un regalo para nosotros. Un regalo que Dios nos da porque lo pagó con precio de sangre. Cristo derrama Su sangre para que por medio de ella tengamos la vida eterna.

Cuando estamos en el Señor podemos estar seguros que todas las cosas son para bien. ¿Por qué? Porque estamos en la voluntad de Dios, y el Señor cumplirá su propósito en nuestra vida. Ya sea que lo veamos o que solo lo creamos por la fe. Vivimos por fe y en Dios todas las cosas son un sí y amén.

b. Por la fe (Romanos 1:17)

Si estamos en Dios solo podemos esperar la vida y la bendición. Somos considerados justos por la justicia que es por la fe, la justicia de Jesucristo sobre nuestra vida. Ahora vivimos por esa fe y esa fe es la que nos define.

Vivir por fe es saber que sea como sea somos de Dios. Ya sea que estemos en bendición en este momento, o estemos en tribulación, en Dios esperamos y de Él recibiremos el rescate. De Él recibiremos la salida a cualquier necesidad.

No andamos por vista, por lo que conocemos racionalmente. Andamos por fe sabiendo que en Dios tenemos la bendición que necesitamos. En Dios tenemos la vida que Él prometió darnos.

II. Sirviendo a Dios (Hechos 16:17)

En Cristo tenemos nueva vida, dejando la vida de pecado nos convertimos en siervos del Dios altísimo y así es como debemos ser reconocidos. Aunque nuestro pasado haya sido negro, en Cristo tenemos una nueva oportunidad y una página en blanco es puesta delante de nosotros para que, en el nombre del Señor, tengamos cosas nuevas que escribir, cosas nuevas que hacer para Dios.

Dice la palabra de Dios que las cosas viejas pasaron y todas son hechas nuevas. En el nombre de Jesús nuestra mente es renovada y andamos en toda una nueva forma de vida sirviendo al verdadero Rey.

a. En prosperidad (Ezequiel 34:26)

La nueva vida en Dios es una vida de bendición. Una vida de nuevas cosas en Dios. No a lo que estábamos acostumbrados en el mundo sino una vida de ir de victoria en victoria y de gloria en gloria por el poder del nombre de Jesús.

b. En tribulaciones (2 Corintios 6:4)

Pero Dios no quiere que seamos conformistas y le sirvamos solo cuando todo va bien. Debemos ser fieles a Dios en todo momento, incluso si las cosas no andan bien y estamos en tribulación. Siempre debemos mantener nuestra fe puesta en Dios y permanecer firmes en la fe.

Esto es lo que hace un siervo fiel, permanece con su Señor en los buenos momentos y en los momentos difíciles igual. Esto es lo que hace que el Señor se compadezca y recompense a su siervo por su fidelidad.

III. No hay otra forma de vida (Filipenses 1:21)

Cuando nos acercamos a los pies del Señor dejamos de lado todo lo que habíamos conocido, y nos concentramos en el conocimiento de Dios. Ahora es lo que nos importa sobre todas las cosas, el agradar a nuestro Padre. Es así como todo nuestro ser está dispuesto a adorar a Dios y no conocemos otra forma de vida, pues todo nuestro ser es del Señor.

Pablo decía que para él el vivir es Cristo y el morir le es ganancia, porque mejor es estar en la presencia del Señor. La gloria es del Señor que nos permite vivir para Él y también morir para Él. Porque si vivimos hacemos su voluntad y si morimos nos vamos a su presencia.

Conclusión

Una vez que hemos sido comprados con la sangre del Señor somos posesión suya y nuestra vida entera es rendida a sus pies. Nuestra vida es del Señor, nos rendimos a Él de todo corazón y le servimos con fidelidad. Esto es lo que busca el Señor, esto es lo que le agrada.

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… #Bosquejos Bíblicos

Por favor respete los derechos de autor. No copie y pegue las reflexiones cristianas, predicas cristianas, y bosquejos bíblicos en otras páginas web y/o redes sociales. Le invitamos a que comparta este material creando vínculo que apunte a la redacción. No robe, evangeliza. Usa este vínculo para compartir las predicaciones cristianas, bosquejos bíblicos y mensajes cristianos encontrados en este portal. https://www.centraldesermones.com

Acerca Julio Torres

Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.

También Revise

Jóvenes de hoy, cristianos del ayer

Jóvenes de hoy, cristianos del ayer

Bosquejos Bíblicos \ Jóvenes de hoy, el Señor Jesús nos insta a volver a las sendas antiguas, sendas de santidad. La sociedad moderna subestima la juventud..

Un comentario

  1. Maria L Lopez Vargas

    Gloria a Dios. El Señor le bendiga. Gracias por tan poderosa palabra.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.