La bondad en el evangelio

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos Bíblicos Texto Bíblico:Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.” (Filipenses 2:3-4)

Prédica de Hoy: La bondad en el evangelio

Introducción

El llegar a un fin deseado justifica el camino de maldad para el mundo. Cuando una persona alcanza el éxito en lo que se propone se encienden las luces y todos pueden ver el resultado, pero no examinan el camino recorrido. Cuando el éxito llega por tomar atajos, por ofrecer sobornos, por hacer las cosas moralmente incorrectas, será un éxito efímero.

Para la vida cristiana lo importante es cada paso que se da en la dirección correcta. Podemos no tomar atajos sino seguir el camino trazado para alcanzar lo que anhelamos, estar cerca de nuestro Dios.

El fin no justifica los medios, cada segundo de nuestra vida debe estar sujeta a la voluntad de nuestro Padre Celestial. La maldad reina en el mundo pero los hijos de Dios están llenos de bondad.

I. Los unos por los otros (1 Corintios 12:25)

En el mundo el individualismo reina, cada quien mira por lo suyo, es un mundo egoísta. Ciertamente cada uno es responsable por las decisiones que toma, pero podemos aportar un consejo para que esas decisiones sean las correctas.

La palabra de Dios nos invita para que nos preocupemos los unos por los otros, de esta manera compartiremos las alegrías y también el dolor. Así nunca estaremos solos sino que habrán muchos que se preocupan por mi y yo me preocupo también por los demás.

a. En un solo amor (Filipenses 2:2)

Porque todos los hijos de Dios hemos sido lavados por la misma sangre del Cordero. Hemos sido redimidos y sentimos el mismo amor, el amor de Dios por nosotros. Así que Dios quiere que sintamos una misma cosa, porque hay un solo Dios.

El Señor se goza cuando estamos unánimes, sintiendo lo mismo y dándole gloria a una. Porque Él es nuestra cabeza y nosotros un solo cuerpo para la gloria de su nombre.

b. De todo corazón (Mateo 18:35)

Así como nuestra fe no debe ser fingida sino de todo corazón, de la misma manera debemos amar a nuestros hermanos. Jesús nos da un ejemplo de amor cuando nos dice que debemos perdonarnos los unos a los otros nuestras ofensas, cuando perdonamos lo hacemos de todo corazón, no guardando rencores que no conducen a nada.

Cuando el Señor entonces nos dice que miremos también por los demás, nos está diciendo que lo hagamos no por obligación sino de todo corazón. Porque todos somos miembros del cuerpo de Cristo y todos debemos estar bien en el Señor, para bienestar del cuerpo en general.

II. Estimando a los demás (2 Tesalonicenses 1:3)

El Señor nos pide que estimemos a los demás como superiores. Esto para que no nos gloriemos y veamos al hermano sobre el hombro, pensando que somos superiores en alguna manera. En Dios todos somos iguales, hijos suyos y miembros del cuerpo del Señor.

Así abundamos en el amor de Dios cuando vemos a los demás y servimos a todos los miembros del cuerpo del Señor. Con humildad nos pide el Señor actuar para con los demás.

a. La regla de oro (Mateo 7:12)

El Señor nos da una regla que sirve en toda nuestra vida y nos permite pensar en los demás todo el tiempo. Jesús nos dijo que lo que queríamos que los demás hicieran con nosotros, lo mismo debemos hacer nosotros con ellos. Si queremos recibir el bien de los demás, entonces el bien debemos hacer.

No podemos esperar otra cosa, esta es una ley divina y se cumple a cabalidad. Algunos la llaman de otra manera pero Dios se manifiesta cuando nosotros obramos con bien ante los demás.

b. Perdonando al hermano (Mateo 18:21-22)

El amor de Dios se manifiesta también cuando perdonamos a los demás. Pedro le hace una pregunta a Jesús esperando una respuesta que sea beneficiosa para él, un número de veces que le permita dejar de perdonar cuando fuere debido. Pero Dios nos muestra su amor perdonando toda una vida de pecado y dándonos vida, dándonos así el ejemplo que debemos seguir y perdonar a nuestros hermanos también.

III. El ejemplo de Cristo (Efesios 5:1)

Jesucristo vivió entre nosotros, no manifestado como Dios, sino que se manifestó en forma de hombre, viviendo con nosotros. Durante el tiempo que estuvo aquí no conoció pecado, fue perfecto en todos sus caminos. Por lo tanto tenemos un ejemplo a seguir, un ejemplo de amor y bondad.

a. Con humildad (Mateo 5:3)

Nuestro trato para con los demás siempre debe ser con humildad, no creyéndonos superiores sino, como dice su palabra, estimando a cada uno como superiores a uno mismo. Esto para tratarlos como es debido, con humildad y amor.

b. Con amor (1 Juan 2:10)

En esto mostramos que estamos en Dios, cuando amamos a nuestros hermanos. Este amor debe ser sin fingimiento, porque Dios es grande y mucho más grande ha sido su amor para con nosotros. Por lo tanto damos a los demás lo que hemos recibido de Dios, amor eterno.

Conclusión

Mientras el mundo es egoísta, los hijos de Dios velamos los unos por los otros, nos cuidamos, nos amamos por el amor que Dios ha puesto en nuestro corazón. Por lo tanto seamos luz a las naciones, mostrando esa bondad que procede de Dios y buscando la paz con todas las personas. Es entonces cuando la luz de Dios iluminará los corazones de los incrédulos, cuando vean el amor de Dios que reflejamos.

Redactado por Mauricio Aquino para Central de Sermones.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… #Bosquejos Bíblicos

Atención. Puede usar este bosquejo bíblico para predicar en su iglesia, pero si Ud. desea publicar este bosquejo para predicar en su sitio web, o en las redes sociales, Ud. tiene que incluir el nombre del dueño de los derechos de autor (© José R. Hernández), y un vínculo a https://www.centraldesermones.com. Recuerde que el plagio es robo, y como cristianos no estamos llamados a robar (Éxodo 20:15). Recuerda «No hurtaréis, ni engañaréis, ni os mentiréis unos a otros.» Levítico 19:11. No comprometas tu testimonio cristiano. Toda violación de derechos de autor sera reportada a Google.

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Una lección de humildad

Una lección de humildad

Bosquejos Biblicos - El diablo ataca la parte emotiva de las personas, el corazón es parte del alma. Ataca a todos pero especialmente a los que tienen humildad

3 Comentarios

  1. Gloria a Dios. Muy buen mensaje.

  2. Wilmer Javier Soler Urbina

    Excelente predica.

  3. Cecilia becerra

    Que bendición Dios me confirma la palabra y me da erramientas para entender mejor gloria a Dios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.