¿Realmente conoces a Dios?

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: ¿Realmente conoces a Dios?

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico: «Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.» Romanos 1.21

INTRODUCCIÓN

Bien mis hermanos pues hoy quiero compartir con ustedes, esta palabra, pero yo tengo una pregunta. ¿Realmente conoces a Dios y le glorificas como a Dios? Bien mis amados pues hoy, quiero compartir con ustedes lo importante que es glorificar el nombre de Dios.

Si decimos que conocemos a Dios entonces le debemos glorificar como Dios, Amén. Como Él se merece, porque ¿saben qué hermanos? Somos tan mal agradecidos con Él que ni siquiera le damos gracias por todo lo que Él ha hecho en nuestra vida.

I. PUES HABIENDO CONOCIDO A DIOS, NO LE GLORIFICARON COMO A DIOS

Hoy en día mis amados hermanos, cuantas personas hay que conocen a Dios, o que conocen de Dios, que han sentido el poder de Dios en su vida por medio de sanidad, o por medio de un milagro de parte de Dios, y aún así no le glorifican. ¿Por qué?

¿Qué dice Su palabra? «Pues habiendo conocido a Dios no le glorificaron como a Dios«. Mira hermano dejarme decirte en esta hora que sin Dios nosotros no somos nada. Sin Dios no vamos a llegar a ningún lado (Juan 15:5).

Desgraciadamente hoy en día nos llenamos de orgullo, y a veces nos queremos sentir más que Dios. Y eso hermano déjame decirte que Dios lo mira con desagrado. Por eso no debemos enaltecernos. Porque la palabra de Dios nos dice que cualquiera que se enaltezca será humillado (Lucas 14.11).

II. EL APÓSTOL PABLO EN LA ISLA DE MALTA (Hechos 28.1-10)

Mira hermano, la palabra de Dios nos dice que debemos ser humanos. Estos versículos nos enseñan dos cosas, que las personas de esta isla tenían humanidad y agradecimiento, de parte de Dios. ¿Por qué? Porque quizás esta isla estaba muy lejos de la sociedad pero cuando Pablo llega, el vers. 2 dice: «Y los naturales nos trataron con no poca humanidad; porque encendiendo un fuego, nos recibieron a todos, a causa de la lluvia que caía, y del frío.«

Entonces nosotros debemos ser como ellos. Debemos mostrar nuestra humanidad a todo aquel que venga a este lugar hermano. Debemos ser como los naturales de esta isla, recibirles con los brazos abiertos. Pero también debemos ser como Pablo. Compartir la palabra compartirle al pueblo que el Dios que servimos es un Dios sanador, un Dios poderoso que puede sanar tu enfermedad.

Fíjense bien, «Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó» (vers. 8). Pero no solo sano al padre de Publio, sino que también a los que tenían enfermedades. Ellos venían y eran sanados (vers. 9); ¿y saben qué hermanos? Ellos no se evanecieron en sus razonamientos, Ellos si fueron agradecidos.

III. PERO ¿SABES QUÉ MI HERMANO? AL HOMBRE LE GUSTA MAS LAS TINIEBLAS QUE LA LUZ

Es por eso que su corazón esta entenebrecido porque si en verdad, conocemos a Dios, pero no le glorificamos como Dios, y ni le damos gracias; es como nos dice la palabra: «sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.«

¿Y sabe por qué mi hermano? Porque al hombre le gusta más las tinieblas que la luz. «Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.» (Juan 3:19).

Mira hermano que tremendo es esto, Dios es justo y soberano. Pero una cosa que te digo es que si no tomamos cartas en el asunto quizás en aquel día nos valla mal. Por eso si conoces a Dios, glorifícale como Dios. Si conoces a Dios dale gracias. No permitas que tus razonamientos se envanezcan, no permitas que tu corazón se entenebrezca. No permitas que tu corazón se opaque con las tinieblas. ¿Sabes por qué? Porque en aquel día de el justo juicio de Dios no vamos a tener excusa delante de Dios.

CONCLUSIÓN

Agradece a Dios por todo lo que ha hecho en tu vida hermano. Ya no es tiempo de estarse fijando en lo que hacen los demás. Es tiempo de poner nuestros ojos en Dios, y si realmente amamos a Dios, entonces glorifíquele como a Dios y dele gracias porque Él es bueno (Salmos 107:1). EL SEÑOR LES BENDIGA.

© Genaro Burciaga. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos Bíblicos

Por favor respete los derechos de autor. No copie y pegue este material en otros sitios web; el plagio es robo. Le invitamos a que comparta este material en las redes sociales copiando y pegando el siguiente vínculo es cu cuenta.

https://www.centraldesermones.com/bosquejos/40517-realmente-conoces-a-dios

Acerca Genaro Burciaga

Pastor de la iglesia Luz y Verdad. 27405, Torreón, COAH, México 27405 Rancho Alegre, Coahuila de Zaragoza, Mexico. Tel. 52 871 200 5625

También Revise

Bosquejos Biblicos - Dile a mi pueblo que marche

Dile a mi pueblo que marche

Bosquejos Biblicos - Tenemos que tener en cuenta de que Él esta con nosotros y lo único que el quiere es que su pueblo marche y no se detenga. Por eso Dios te dice por medio de este estudio que..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *