Dios es nuestro escudo

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: Dios es nuestro escudo

Predica de Hoy Texto Bíblico:Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.” (Salmos 3:3)

Introducción

Muchas son las necesidades que se pueden presentar a una persona a lo largo de toda la vida. Muchos son los momentos de necesidad que pasará de una u otra manera en donde necesitará ayuda para poder salir del pozo de la desesperación. 

Los hijos de Dios no están exentos de esas necesidades, pero al estar en las manos de Dios se podrán dar cuenta lo que significa ser protegidos por el Señor. Dios es nuestro escudo y nos guarda de nuestros enemigos, dándonos la victoria sobre cada circunstancia en la vida.

1. Para que no temas (Génesis 15:1)

El temor es un enemigo que ataca a las personas noche y día. El temor impide que se desarrollen y logren cosas debido a la imposibilidad de ver más allá de ese temor. El temor es todo lo que se ve y los pasos que dan no van más allá de una corta distancia. Pero cuando el temor es removido podemos saltar, podemos correr por las sendas del Señor para alcanzar la victoria. 

Dios nos libera del temor por medio de la libertad sobre el pecado. Dios, nuestro escudo nos dice que no temamos a nada, porque de Él es la victoria y está de nuestro lado.

2. Para socorrernos (Deuteronomio 33:29)

Dios nos socorre de nuestros enemigos. Así podemos ver humillados a los enemigos por medio del poder de Dios. Así podemos poner los pies sobre nuestros enemigos por medio de la gloria de Dios en la vida de sus hijos.

Dios es nuestro escudo y no permite que los enemigos nos dañen, porque su defensa en nuestra vida no deja penetrar los dardos de fuego del maligno. Nada puede vencer la protección de nuestro Dios. El Señor nos socorre, aunque la victoria parezca lejana, al estar en sus manos estamos seguros.

3. Para todos los que en Él esperan (Salmo 18:30)

Pero Dios es escudo a quienes esperan en Él. Para quienes saben que la salvación no viene de parte de la multitud de ejércitos, de la multitud de bienes, no viene de la fuerza sino que viene de Dios. 

Dios quiere que estemos quietos, sabiendo que Él viene a nuestro socorro. No importa lo que arrecie la batalla, no importa lo grande de nuestro enemigo ni la multitud de enemigos a nuestro alrededor, solo debemos esperar en el Señor que Él vendrá en nuestra ayuda y nos dará la victoria sobre todas las cosas. Por el poder de su gloria Él nos permitirá ver su gloria sobre nuestros enemigos.

4. Para favorecernos (Salmos 5:12)

El Señor está dentro de nosotros para guardarnos del pecado, pero también está alrededor nuestro. Dios nos guarda y todo a nuestro alrededor, porque el amor y misericordia del Señor sobrepasa todo entendimiento y nos ama con ese amor eterno.

Dios favorece a sus hijos con su protección en cualquier ámbito de la vida, en la vida personal, en la vida familiar y principalmente en la vida espiritual. Dios está de nuestro lado y la victoria sobre cualquier cosa está asegurada, porque Dios pelea por nosotros y podemos estar tranquilos.

5. Para ayudarnos (Salmos 33:20)

No pretendemos que la ayuda vendrá de alguna parte que no sabemos. Sabemos que nuestra ayuda viene de Dios y de nadie más. Nadie puede ayudarnos como nuestro Señor, así que solo a Él le debemos buscar con todo nuestro corazón. 

Dios se compadece de nuestra vida y esperamos en el Señor. Esperamos su salvación, aunque el enemigo haya lanzado ya sus saetas, Dios llegará en el momento justo para que no nos hagan daño. Ningún daño recibirán los hijos de Dios porque Dios detendrá todo ataque del maligno.

6. Para apagar los ataques (Efesios 6:16)

Aunque el fuego del maligno llegue cerca, Dios apaga todos esos ataques y los reduce a nada. Porque el poder de Dios no tiene límites y su gloria nos rodea. Él es escudo a nuestro alrededor y podemos andar tranquilos.

Dios es quien nos guarda, Dios nos ha protegido en el pasado y seguirá guardando a sus hijos de todo mal. Solo nos pide el Señor que seamos fieles a su palabra, fieles a sus mandamientos para que su presencia siempre esté con nosotros y nos permita atravesar cualquier dificultad.

Conclusión

No hay Dios como nuestro Dios, quien nos da la victoria en medio de cualquier situación. Aunque nos encontremos rodeados de enemigos y no se vea solución ni modo de salir bien librados del ataque, Dios llegará como poderoso gigante para guardarnos, para ser nuestro escudo y sacarnos de esa situación para darnos la victoria.

No hay victoria más grande que saber que sin Dios estamos perdidos y solo por su poder podemos salir bien librados de los ataques del enemigo. De esa manera le damos toda la gloria a Dios, sabiendo que la victoria es solo por medio de su amor y poder sobre nuestra vida.

No importa lo difícil que se vea la situación, Dios nos librará con maravillas, haciendo de lo imposible una gran victoria. Solo Dios con nosotros, no necesitamos nada más. Solo Dios con nosotros, Él es suficiente para levantarnos y llevarnos más allá de lo que podemos imaginar. A Él sea la gloria para siempre. Dios es nuestro sanador.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… #Bosquejos Bíblicos

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Consejos para el bien

Consejos para el bien

Bosquejos Bíblicos. La biblia está llena de consejos para nuestra vida. cuando los seguimos somos guiados por el camino del bien, el camino que agrada a Dios..

Un comentario

  1. Raúl Castro Fraguela

    Buen mensaje… El Señor bendiga su vida, ministerio y familia. Estamos a su disposición.
    Génesis 28:15 He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho.
    Pastor Raúl Castro Fraguela de Cuba.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.