Nuestra armadura espiritual

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: Nuestra armadura espiritual

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico:Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza”. Efesios 6:10

Introducción

Así como los soldados deben ir preparados a la guerra para salir vencedores, los creyentes también debemos estar listos. Solo que nuestra armadura no es física, sino espiritual. Y el capítulo 6 de Efesios nos menciona qué debe vestir espiritualmente un cristiano en su vida diaria.

I. Armadura Espiritual – Ceñidos con la verdad

En la época antigua, el cinto de la armadura era algo importante porque permitía que la armadura se mantuviera en su lugar. Esto ayudaba mucho al soldado al momento de la guerra.

En nuestro caso, el cinturón de la verdad (Efesios 6:14) nos permite dar siempre un testimonio verídico. Así, al estar seguros de nuestro testimonio y ser personas veraces, Dios se alegrará en nosotros (3 Juan 1:4).

II. Armadura Espiritual – Vestidos con la coraza de justicia

La coraza representaba protección en el pecho de los soldados antiguos. En el mismo versículo de antes, (Efesios 6:14) también se menciona la justicia como parte de la armadura. Si lo aplicamos a nuestra vida.

Esto significa que debemos tener una defensa contra las tentaciones y acusaciones que vayan directo a nuestro corazón. Esto es, la justificación que recibimos por parte de Dios ante las acusaciones del diablo. Siempre recordando la forma en que el Señor nos ve a nosotros.

III. Armadura Espiritual – Calzados para evangelizar

También debemos ser cristianos prestos a llevar la Palabra de Dios a cualquiera que lo necesita. Así, el verso 15 nos alienta a vestirnos los pies espirituales para llevar el evangelio. Y recordemos que el hecho de evangelizar no significa solo ir y predicar a lugares remotos de la tierraAunque hay personas que sí tienen este llamado.

Pero llevar la Palabra también es cuando oramos por algún familiar enfermo, cuando le damos una palabra de aliento al compañero de trabajo que se siente angustiado. Y el Señor nos anima a siempre estar dispuestos a dar estos mensajes del cielo en todo momento (2 Timoteo 4:2).

IV. Armadura Espiritual –  El escudo de la fe

Un guerrero debe estar dispuesto a atacar, pero también para defenderse del ataque del oponente. En nuestro caso, debemos protegernos de los dardos del enemigo con nuestra fe (Efesios 6:16).

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Nuestra salvación

Nuestra salvación

Bosquejos Bíblicos.. Dios siempre nos da incontables oportunidades para obtener la salvación. Su amor es tan grande que es capaz de perdonarnos una y otra vez.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.