Inicio / Bosquejos Biblicos / El poder de la mente

El poder de la mente

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Fundamento Bíblico: Tal como un hombre piensa en su corazón, así se vuelve.

Objetivos del aprendizaje:

• 1. Porque debo de dejar actual al espíritu santo sobre mi mente
• 2. Como identificar que pensamientos me arrebatan las bendiciones
• 3. Como Dios quiere que pensemos y actuemos
• 4. Mi actitud cultivara mi fe

Introducción

La mente es el líder o precursor de todos los actos. Romanos 8:5 lo deja bien claro: “porque los que viven conforme a la carne, ponen la mente en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al espíritu, en las cosas del espíritu.” Nuestros actos son el resultado directo de nuestras ideas.

Si tenemos una mente negativa, tendremos una vida negativa. Si nuestras ideas han de afectar lo que lleguemos a ser, entonces ciertamente tiene que ser una prioridad que tengamos pensamientos correctos. No podemos tener una vida positiva y una mente negativa. En Mateo 12:33 nos dice: o haced bueno el árbol y bueno su fruto, o haced malo el árbol y malo su fruto; porque por el fruto se conoce el árbol.

Los pensamientos llevan fruto. Piensa positivo y el fruto de tu vida será bueno.

El enemigo desea que tengamos errabunda, dubitativa, confundida, incrédula, ansiosa, preocupada, enjuiciadora, crítica, pasiva.

Las armas del enemigo y las armas en Cristo Jesús

En 2 Corintios 10:4-5 queda muy claro que tenemos que conocer la palabra de Dios lo suficientemente bien como par ser capaces de comparar lo que tenemos en la mente con lo que Dios tiene en su mente; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.

El diablo nos miente, constantemente esta en nuestras mentes, diciéndonos que no servimos, que no podemos, pensamientos irritantes. El conoce nuestras inseguridades, debilidades y temores. Esta dispuesto a invertir todo el tiempo que haga falta para derrotarnos. El diablo es paciente. El levantara fortalezas en nuestras mentes.

En Juan 8:31-32. Jesús nos dice como lograr la victoria sobre las mentiras de Satanás, tenemos que adquirir conocimiento. Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos, y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Este es un complemento de lo que leímos en 2 Corintios 10:4-5, ya que las armas identificas son la palabra de Dios, la que podemos encontrar en predicas, enseñanzas, libros, seminarios, estudios bíblicos, etc.

Pero existen 2 armas espirituales disponibles para nosotros son la alabanza y la oración.

Zacarías 4:6 no por le poder ni por la fuerza, sino por mi espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos. Una de las mejores ayudas para liberarse es pedirle a Dios mucha ayuda; y pedírsela a menudo.

Si por cualquier motivo tienes algún tropiezo, no te consideres en condenación, ya que romanos 8:1 nos dice lo siguiente: por consiguiente, no hay condenación para lo que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al espíritu.

Andar conforme a la carne es depender de uno mismo, andar en el espíritu es depender de Dios. No te desalientes: en el Salmo 42:5 nos dice: ¿por que te abates, alma mía, y por que te turbas dentro de mi? Espera en Dios, pues he de alabarle otra vez por la salvación de su presencia. El desaliento destruye la esperanza, así que es natural que le demonio siempre trate de desanimarnos. Sin esperanza nos damos por vencidos eso quiere el diablo.

Puedes orar algo así: bueno las cosas van despacio; pero, gracias a Dios, voy progresando, ayer tuve un día difícil, escogí pensamientos equivocados, padre perdóname y ayúdame a seguir perseverando. Este es un nuevo día, tú me amas, me niego a desanimarme, me niego a sentirme culpable. Te pido a que me ayudes a escoger pensamientos correctos.

Nuestro pasado puede explicar porqué estamos sufriendo, pero no podemos usarlo como excusa para permanecer atados.

El espíritu santo, habla a nuestro espíritu y le dice que hacer bajo las directrices de la palabra de Dios, o bien como bendecir a otras personas que lo necesitan, pero entra el demonio y toca tu mente y tu mente desea distorsionar lo que tu espíritu te dice y a veces gana y tu pierdes la oportunidad de bendecir como de ser bendecido. Piensa cuantas bendiciones has perdido por no dejarte llevar por tu espíritu. El problema es que nuestra mente quiere razonar todo, entender.

Sea positivo

En Mateo 8:13 nos dice: entonces Jesús dijo al centurión; ve, y como creíste, te sea hecho, y su criado fue sanado en aquella misma hora. No puede existir fe y esperanza en una actitud negativa o pesimista de la vida.

Espera para recibir, para recibir espera, en Isaías 30:18 nos dice la palabra lo siguiente: por tanto, el señor espera para tener piedad de vosotros, y por tanto, será exaltado teniendo de vosotros misericordia; porque Jehová es Dios justo; bienaventurados todos los que confían en el. En este Dios nos dice que el esta buscando a alguien con quien ser misericordioso (bueno), pero no puede ser alguien con una actitud agria y una mente pesimista. Tiene que ser una persona que este esperando. (Buscando y anhelando que Dios sea bueno con ella).

Decide creer… Permite que el espíritu domine a tu mente.

En Efesios 2:3 nos dice: entre los cuales también nosotros en otro tiempo vivíamos en las pasiones de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y de la mente (pensamientos)…… piensa en lo que estas pensando.

Romanos 12:2 nos indica: no os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio e la renovación de vuestro entendimiento (mente), para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Queremos ver la perfecta voluntad de Dios debemos renovar nuestra forma de pensar.

En 1 Corintios 2:14 la palabra nos dice: pero el hombre natural no acepta las cosas del espíritu de Dios, porque para el son necedad; y no las puede entender, porque se discierne espiritualmente. Reflexión

La decisión es tuya: Deuteronomio 30:19 nos dice: al cielo y a la tierra pongo hoy por testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia.

Tenemos que tener mente parecida a la de Dios. Para ello necesitamos escoger y seguir escogiendo pensamientos correctos. No hay que darse por vencido.

La mente de Cristo

En 1 Corintios 2:16 – porque ¿quien conoció la mente del señor? ¿Quien la instruirá? Más nosotros tenemos la mente de Cristo.

Espíritu y corazón nuevos

Ezequiel 36: 26-27 – además, os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros; quitare de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. Pondré dentro de vosotros mi espíritu y haré que andéis en mis estatutos, y que cumpláis cuidadosamente mis ordenanzas. Confía en Dios, no en la razón humana

Proverbios 3:5 – confía en el señor con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Sermones Cristianos - Planes de bienestar de Dios

La dicha de ser bienaventurado

Bosquejos para Predicar... ¿Cómo lograr ser bienaventurado? En realidad no somos bienaventurados automáticamente, hay que cumplir requisitos para llegar a serlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *