Dios y la idolatría

a) Solo hay un Dios (1 Corintios 8:4)

No hay miles de dioses, no hay diez dioses, hay un solo Dios y es a quien adoramos. No debemos rendir adoración a ninguna persona, a ninguna sociedad, a nada más que al Rey de reyes y Señor de señores.

Por lo tanto los ídolos son vanidad y nada pueden hacer. Así lo dice el Señor. La madera, la piedra o cualquier otro material utilizado para formar un ídolo son inútiles y no pueden actuar en este mundo como nuestro Dios.

b) Los ídolos son inútiles (Salmos 115:4)

Los ídolos son formados por manos humanas, pero nuestro Dios no ha sido creado por nadie. Dios ha existido desde siempre y Él creó todas las cosas. Los ídolos formados de barro, de oro o plata, no tienen vida, están muertos. Son creados por las manos humanas y de nada sirven.

Dice la palabra de Dios que tienen boca pero no hablan, tienen oídos pero no pueden oír, más el Dios Todopoderoso nos habla por medio de su palabra, él actúa con su poder sobre nuestra vida y sobre el universo entero.

2) Dios y la idolatría

Dios aborrece la idolatría, no la tolera pues sólo Él es digno de ser adorado. El ser humano viene y adora a otra cosa que no es Dios. Dios está con aquellos que le adoran a Él, aunque no le podamos ver. Pero podemos sentir su presencia, podemos adorarle por la comunión que tenemos con su Santo Espíritu.

Son muchísimos los pasajes donde Dios nos enseña que no debemos adorar ídolos, no debemos tener otros dioses. El Señor nos enseña que solo Él es digno de alabanza y solo ante Él debemos postrarnos. Pero lo hacemos de manera espiritual pues Dios es espíritu.

a) Dios y la idolatría – El mandamiento (Éxodo 20:3-5)

Dios lo ha dejado claro en su palabra, que no debemos hacer ninguna imagen de lo que esté en el cielo o en la tierra, incluso lo que está debajo de la tierra. No podemos inclinarnos ante ellas ni honrarlas. Le damos honra a algo cuando le dedicamos tiempo, cuando nuestra atención es puesta en ello antes que ponerla en otra cosa.

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández
José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Alegres y pacientes ante la espera

Alegres y pacientes ante la espera

Bosquejos para Predicar.. Muchos de nosotros hemos tenidos largos periodos de esperas, eso ha desarrollado paciencia en algunos, y en otros detono la ansiedad

Leave a Reply

Your email address will not be published.