Inicio / Bosquejos Biblicos / Los tres niveles del hombre delante de Dios

Los tres niveles del hombre delante de Dios

LOS TRES NIVELES DEL HOMBRE DELANTE DIOS

I Cor. 2:14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente 15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie

I Cor. 3:1 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo

Anuncios


I.- EL HOMBRE NATURAL Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

– son simpatizantes

Su intelecto y sus emociones lo gobiernan. Nunca ha nacido de nuevo  es inconverso. El hombre natural No puede entender lo espiritual porque no es racional. No entiende La palabra de Dios, sus promesas, su gracia y la fe son cosas incomprensibles.

Es la condición del hombre que no ha conocido a Dios.

Juan 3:3 De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios

Anuncios


II.- EL HOMBRE CARNAL (indiferentes) De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.  

La biblia les llama tibios, una condición en la que ni vive una condición espiritual estable ni se aleja de la iglesia, solo una vida cristiana relajada y mundana.

Viven en las condiciones enumeradas a continuación.

– chismosos

Anuncios


– problemáticos

– conformistas

– pecados tolerados

-el cristiano carnal es como niño.

-vive fuera del reino de Dios.

-No crece ni madura espiritualmente

-no madura y no se puede cuidar

Cuando nacemos, todos somos carnales y cuando nacemos de nuevo esta carnalidad persiste.

Gálatas 5:19-21 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios

Anuncios


—-la carnalidad del hombre no es removida por medio de la conversión, debe ser removida por medio de la obra de santificación. La biblia dice I Ts. 4:3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación

A pesar de todos los dones del espíritu que poseían, los cristianos corintios no habían sido santificados. La causa de todos lo problemas en la iglesia corintia fue la carnalidad.

La experiencia de la conversión ocurre en un instante, pero la santificación es un proceso continuo. Debemos procurar ser obedientes y negarnos a nosotros mismos diariamente para ser seguidores verdaderos de Jesús.  Con Cristo estoy juntamente santificado y vivo no ya yo, sino Cristo vive en mi.

III.- EL HOMBRE ESPIRITUAL (es el cristiano que lleva una vida espiritual plena)

En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.

–el  hombre espiritual crucifica continuamente los deseos de la carne.

–cuando negamos a nuestros deseos carnales llegamos a la mente de Cristo.

Las características dominantes del hombre espiritual

–deseos de Cristo

–hambre de Dios

–frutos del Espíritu Ga.5:22

–andad en el Espiritu (dirección del Espíritu) Ro.8:14; Jn.10:27

–se identifica como pobre en espíritu, característica de cristianos que reconocen la necesidad de Dios cada dia.

¿En qué nivel vives la vida cristiana?

¿Cual es la relación que sostienes hoy delante Dios?

Dios te bendiga y que cada dia desarrolles tu via espiritual.

Acerca Pastor Dr. Aaron Alvarez Rios

Presidente Internacional del concilio "ICI" Iglesia Cristiana Internacional. graduado como Doctor en divinidades por la Latin University of Teology en el Estado de California. mas informacion visita nuestro sitio web www.ici-world.org

Revise también

Predicas Cristianas - Nadando en el rio de Dios

La dignidad del sufrir

Bosquejos Biblicos - Hay una bendición cuando entendemos el porqué de nuestras luchas y pruebas. El gozo que debe producir en nosotros no se puede comparar con el dolor y la experiencia de perdidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *