Un buen economista

Va Samuel el judío al Banco Central y se acerca al cajero.

-Buenos días, Don Samuel -lo saluda el cajero atentamente.

-Buenos días. Vengo a sacar crédito de un dólar.

Anuncios

-¿Un dólar? Pero Don Samuel, le retiro esa cifra de cualquiera de sus cuentas o inversiones y solucionado el problema.

-No… Yo quiero un dólar de crédito a pagar en un mes. Si no me da crédito, retiro mis inversiones, retiro dinero, retiro joyas, retiro todo.

-Pero no, Don Samuel, no es para tanto, si usted quiere ese tipo de crédito se lo damos (y le acerca los papeles para que lo firme).

-¿Cuánto es interés?

Anuncios

-Tres por ciento mensual -contesta el cajero.

-Está bien, pero quiero dejar en garantía de pago mi BMW.

-No hombre, no es necesario con sus cuentas es más que suficiente.

-Si no dejo mi BMW de garantía, retiro las inversiones, retiro el dinero, retiro joyas, retiro todo.

-Está bien Don Samuel, puede dejar su BMW en garantía en las bodegas del Banco hasta dentro de treinta días.

Anuncios

-¡¡¡Perfecto!!!

Vuelve Samuel a su casa y le dice a su esposa:

-Marta, Marta, ya podemos tener vacaciones tranquilos, ¡¡¡Conseguí estacionamiento por $1.03 el mes completo!!!

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Chistes Cristianos - El puente del Señor

El puente del Señor

Chistes Cristianos - Había un hombre que era muy fiel a Dios. Era tan fiel a Dios y su palabra, que Él decidió hablar con este hombre para...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *