Inicio / Devocionales Cristianos / ¡Dios no existe!

¡Dios no existe!

Mensajes Cristianos – Devocionales Cristianos

¡Dios no existe…! Es la frase rayada de aquellos que, pretendiendo no creer en Dios, no quieren hacerse responsables de su vida espiritual. Pasa igual con el que finge no ver la luz roja, pretendiendo según el que de esa forma no se hará acreedor a una multa. La ley de tránsito está ahí, creamos en ella o no.

¡Dios no existe…! Si, también fueron las palabras de una joven cristiana que luchaba con la decepción de una mala decisión. Pretendiendo que con esta respuesta, la tranquilidad que había perdido regresara a su vida. Y es que los seres humanos desde la antigüedad nos hemos especializado en dos cosas:

1) Buscar otro responsable de nuestros descalabros
2) Con esta conducta autodestruirnos.

¿Dónde estaba Dios? ¿Por qué permitió que me pasara esto? ¿Por qué no me detuvo?

Quizá fue la misma pregunta que hizo Adán… El tan mencionado “libre albedrío” no es más que la oportunidad que Dios nos da de tomar la decisión por Él.

El diccionario nos define el albedrío como:

1. Potestad de obrar por reflexión y elección: libre albedrío.

2. Antojo, capricho o voluntad de alguien: actúa según su albedrío.

Dicho así nuestro “albedrío” nos lleva a la destrucción. Pero Dios al darnos a Jesús, nos da la oportunidad de tomar la decisión que nos garantiza, no la falta de dificultades, pero si una vida llena de paz inexplicable en medio de esta vida tan convulsionada.

¿Dónde estaba Dios? Bueno Él siempre ha estado en el mismo lugar, junto a ti esperando que lo tomes en cuenta para guiar tu vida, que rindas tu “albedrío”, y comiences a confiar y depender de Él.

En Isaías 55:7-8 encontramos una luz para esta tan difícil decisión.

“…Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. 8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová…”

Ahí encontramos el rumbo correcto que debemos tomar con nuestro albedrío. Y la razón correcta, que es en ella verdad por sí sola aunque no la creamos. Los pensamientos de Dios no son como los nuestros. Y luego cierra en Jeremías 29:11:

“…Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis…”

Tomate de esta promesa y deja tu “libre albedrío” y tomate de la voluntad de Dios.

¡Amen!

Acerca Carlos Antonio Ramos

No me gusta hablar de mi, me gusta mas hablar de los demás, pero a nadie conozca mas que a mi mismo (jajaja). En forma Breve: Ministerialmente,para la golria y honra de mi Señor Jesus, Trabajo con grupos de jóvenes en la iglesia a la que pertenezco. Mi deseo ferviente es que la imagen de Jesús sea formado en sus vidas. AMEN!

Revise también

Las preguntas de Pedro

Reflexiones Cristianas.. Los mismos discípulos que habían estado con Jesucristo esos tres años tenían preguntas elementales aún después de contemplar todo...

Un comentario

  1. Que buena reflexión, muchas gracias por tu tiempo y Dios seguirá alumbrando tu vereda
    Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *