Sus ojos

Devocionales Cristianos.. Mensajes Cristianos

Después de algunos días de convalecencia recuperándome de una operación de mi ojo derecho, vuelvo a escribir no sin alguna dificultad, pues aun siento los efectos de la manipulación quirúrgica.

Pero no quisiera pasar por alto el agradecer a aquellos que estuvieron orando por mi pronto restablecimiento, a los que me visitaron y me llevaron aliento y porque no a aquellos que ni oraron ni me visitaron, porque me mostraron que las escrituras son ciertas cuando expresan: “Mi socorro viene de jehová que hizo los cielos y la tierra”

No hay ninguna parte del cuerpo humano que sea más importante que otra, como bien dicen las escrituras todas son parte de un todo que debe funcionar de manera armónica.

Confieso que durante mucho tiempo, pensé que el corazón, los pulmones, riñones, hígado y otras partes del cuerpo eran más necesarias que otras, lo que bien puede ser catalogado como una necedad de mi parte, que he podido tirar por tierra durante estos días en que me he visto imposibilitado de usar mis dos ojos, por cuanto durante muchos días (15), para mí una eternidad, tuve que mantener tapado mi ojo derecho. Pensé mucho en los ciegos, aquellos que golpean su bastón en una esquina en espera de que alguien los cruce, en los que solo poseen un ojo que tienen que hacer un esfuerzo superior al que normalmente se debe hacer, en fin, que mi teoría de que algunos miembros son más importantes que otros se vino abajo como un castillo de naipes.

Anuncios

Cuando como hombre que ha puesto su mirada en el altísimo, veo el panorama que hoy se nos presenta en la cristiandad en muchos lugares, me alegra saber que a Dios ni hay que operarlo de sus ojos, ni necesita de servicios oftalmológicos.

Pero tristemente existen algunos llamados cristianos, que viven dando rienda suelta a sus más desmedidos deseos amparándose en lo que según ellos es su libre albedrío, que no es tan libre, y en las más de las veces, supeditando la voluntad de Dios a su voluntad, de la misma manera que lo hacen los musulmanes. ¡Que reconfortante saber que el Rey lo ve todo!

Job, quizás uno de los hombres de los que más encomiablemente se habla en las escrituras, llegó un momento de su vida en que tuvo que reconocer que había conocido a Dios solo de oídas, pero que sus ojos habían estado vedados a la grandeza de su majestad cuando el mismo expresó: “de oídas te había oído, más ahora mis ojos te ven”

¿Eres de los que creen que el Señor no observa todos nuestros actos? No seas necio como aquellos que se imaginan que Él pasa por alto nuestras miserias humanas y nuestras iniquidades. ¡Él está en control!

Anuncios

Versículo para hoy:

“…Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él. Locamente has hecho en esto; porque de aquí en adelante habrá más guerra contra ti…” 2 Crónicas 16:9

No actúes locamente. Él te ve y un día tendremos que dar cuenta de nuestros actos sean buenos o malos-

© Francisco Medina

Acerca Francisco Medina

Conocí al señor en el año 1986. Soy miembro de la Iglesia Liga Evangélica de Cuba, donde me desempeño como Decano Nacional del Instituto bíblico de dicha denominación. He sido pastor terrirorial , Presidente del departamento de caballeros de la Iglesia. Soy graduado del MINTS (Miami International seminary) como Master en teología y Master en educación Cristiana. Graduado como Doctor en Divinidades en teological university. Miami florida. H e escrito libros y soy escritor de árticulos que son publicados en una revista de circulación nacional. Maestro conferencista y miembro fundador de la Agencia Cubana de estudios teológicos.

Revise también

Reflexiones Cristianas.. Renueva tus finanzas hoy

Renueva tus finanzas hoy

Reflexiones Cristianas.. Las condiciones que el diario vivir sobre el dinero; vemos nuestra actitud al dar más importante que la cantidad que damos solo dar..

Un comentario

  1. Hola me llamo Esther, vivo en Francia
    Me gustaria orar n grupo por cada una de las causas que cada uno necesitemos;

    Dios os bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *