Inicio / Devocionales Cristianos / Tu libre albedrío, no es tan libre

Tu libre albedrío, no es tan libre

Devocionales Cristianos.. Devocional Cristiano

Los seres humanos son dados a vivir siguiendo el dictado de sus propias convicciones. Es esto lo que ha venido creando todo un paquete de fracasados en este mundo, porque han querido vivir haciendo uso de lo que algunos falsamente llaman “libre albedrío”, el que los ha arrastrado a un circulo interminable de insatisfacciones y malas decisiones que ha llevado a algunos sin exagerar hasta el limite del suicidio, simplemente porque ninguna de las decisiones que han tomado en esta vida les han reportado buenos dividendos.

No podemos obviar un concepto teológico a veces olvidado, es que con el pecado la capacidad de obrar bien según el libre albedrío quedó destruida y el hombre perdió todo lo que le permitía discernir entre el bien y el mal.

De la misma forma que en un momento determinado, cuando nos morimos todos los signos vitales que nos acompañaron durante la vida serán detenidos, así el día que Adán comió del fruto, acudió al entierro de su propia alma. Su imaginación perdió su poder maravilloso de oir la voz de Dios para dar prioridad a todo lo que significaba obediencia al Señor de su vida, lo que le impidió comprender el amor de Dios porque su voluntad fue desviada hacia el camino del mal, echando por tierra el regalo del Señor para elegir siempre lo bueno.

Por tanto, lo que quiero puntualizar con esto, es que a nadie se le pondrá considerar salvo, si no se ha desprendido de la actitud arrogante del viejo Adán. Nunca podrá haber un “Adán salvo”. Por lo tanto, es una locura hablar de un “Adán salvo y un Adán perdido”. Cortar el cordón umbilical que nos mantiene unidos al primer Adán, debe ser lo primero que hagamos cuando abrimos nuestros ojos espirituales y tenemos un encuentro genuino con la Sangre de la Cruz Histórica, si es que aspiramos al perdón de pecados como requisito indispensable para la salvación del alma.

“Soy salvo pero aun no estoy crucificado con Cristo” es un concepto popular que algunas veces oimos, pero la muerte de Cristo por nosotros y nuestra muerte con Él debe ser una experiencia, por que si no, nuestra unión con Adán en su vida sigue intacta. La muerte y resurrección son las provisiones de Dios para separarnos de Adán y de su vida.

La pregunta que quizas usted se esté haciendo sea: ¿por qué? Porque todo es “por amor a Jesús”. La Novia del cordero en modo alguno puede ser adultera uniendose a dos hombres. Los hijos manifestados de Dios no pueden ser los “amiguitos” del viejo Adán. El Sacerdocio del Nuevo Pacto no puede contener las inmundicias del antiguo.

Disfrutar de todos los beneficios de la gracia, es algo que solo podrá ser experimentado por aquellos hombres que de manera palpable han aceptado el reto de la nueva creación. Los que viven coqueteando con el primer Adán no pueden aspirar a tener herencia en el Reino de Dios, porque mediante la Cruz, Adán está completamente separado del Reino y por tanto queda descalificado para poder disfrutar de sus riquezas, sin el temor que caracteriza a todos los condenados a muerte.

¿Eres de aquellos que viven según tu libre albedrío? Te recuerdo que con la caída, el hombre perdió la capacidad de discernir lo mejor para él. Por tanto es mi consejo que te empeñes en vivir de acuerdo a la voluntad de Dios. No necesitamos de muchos esfuerzos, solo dar muerte y sepultura a nuestras viejas concepciones-

Versículo para hoy:

“…Necio, lo que tú siembras no se vivifica, si no muere antes...” 1 Corintios 15:36

Si la semilla del hijo está en tu vida, entonces entierra al viejo Adán y comienza a andar en novedad de vida.

© 2016. Francisco Medina

Acerca Francisco Medina

Conocí al señor en el año 1986. Soy miembro de la Iglesia Liga Evangélica de Cuba, donde me desempeño como Decano Nacional del Instituto bíblico de dicha denominación. He sido pastor terrirorial , Presidente del departamento de caballeros de la Iglesia. Soy graduado del MINTS (Miami International seminary) como Master en teología y Master en educación Cristiana. Graduado como Doctor en Divinidades en teological university. Miami florida. H e escrito libros y soy escritor de árticulos que son publicados en una revista de circulación nacional. Maestro conferencista y miembro fundador de la Agencia Cubana de estudios teológicos.

Revise también

Mensajes Cristianos - Guiados por el Espiritu

De la desolación a la bendición

Devocionales Cristianos... Saber encontrar el origen de nuestro sufrimiento, nos ayuda a tomar acción para corregir su causa... En los anales de la historia, encontramos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *