Inicio / Reflexiones Cristianas / Como un dedo sin uña

Como un dedo sin uña

Viendo mis manos detenidamente, pensé en ti, al observar mis dedos me di cuenta de algo que quizá para muchos sea una tontería.

Me compare a un animal y pensé;  «yo también tengo garras», aves y cuadrúpedos tienen garras o pezuñas.  Aparentemente se ven fuertes, pero todos esconden fragilidad.

Luego dije; si pudiera fácilmente mi uña quitar, queda al aire una piel frágil, débil, la cual sangraría y se lastimaría con cualquier cosa que mi dedo tocare.

Anuncios

A la vez dije; si mis dedos no tuvieran uñas no podría rascarme la cabeza, espalda o cualquier parte de mi, «hay muchas cosas que puedo hacer con ellas».  Y pensé; «mi persona es como un dedo sin uña», que si me la quitan quedo frágil, delicada y sangraría con cualquier toque, rasguño, con cualquier maltrato,con la mínima palabra.

Pero a la vez sonreí porque tu Señor eres como esa uñas que me protege,que me cubre y cuida de no ser lastimada.Tu Señor eres mi protección, el que me defiende de cualquier daño que no pueda soportar.

Te doy las gracias por amarme, cuidarme en todos los aspectos.

Me proteges en cada mínimo detalle y a veces somos tan ciegos que no lo podemos ver en nuestra propia persona.

Anuncios

Hiciste mi cuerpo tan frágil por dentro, pero formaste un escudo para protegerme y cuidarme de cualquier herida.  Y esa protección, ese escudo, eres tu Señor.

Tanto me amas que me has dado tu Espíritu Santo para que día a día me cubra y proteja, gracias Señor Jesús.

«…Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío….  Salmos 19:14

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Reflexiones Cristianas.. Cuando pierdes a Cristo

Cuando pierdes a Cristo

Reflexiones Cristianas... El cristiano también está expuesto a perder a Cristo. De hecho, les pasó a sus padres, que caminaban confiados, en la caravana....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *