Anuncios

Inicio / Devocionales Cristianos / El Chismoso, el psiquiatra y el Espejo

El Chismoso, el psiquiatra y el Espejo

Devocionales Cristianos… Mensajes Cristianos

Calixto, quién era conocido como el chismoso del pueblo, ya era de la tercera década de la vida y era la persona encargada de hacerle saber a todos lo que acontecía en cada esquina de la comunidad.

Cierto día Calixto tuvo un tipo de trastorno medico y fue recomendado  que visitara al psiquiatra y un poco a regañadientes lo visitó, al estar dentro de las cuatro paredes del consultorio y sentado en aquella silla de descanso y su medico a su lado y Calixto podía verse en un gran espejo que estaba frente a El y mientras Calixto hablaba se miraba al espejo y el psiquiatra le preguntó: Digame Calixto, por qué quedas viendo al espejo con tanta frecuencia?

Calixto poco nervioso le dijo: es que siento que yo no soy el que está en ese espejo, como que fuera otra persona. El psiquiatra le reinterrogo: ¿quien piensas que es mejor el que está en el espejo o tu? Calixto en ese momento quedó mirando fijamente al psiquiatra y le dijo: disculpe doctor, yo no vine aquí porque estoy loco. El psiquiatra le dijo: tú lo dices, yo no he hecho mi diagnóstico final, apenas comenzamos. Dime Calixto ¿Qué es lo que te preocupa?

Mientras miraba al espejo contestaba: yo me siento perseguido doctor, hay algo que siento que todos me quedan viendo como que están molestos conmigo. El psiquiatra sin saber le preguntó: ¿a qué te dedicas? Calixto le dijo: realmente vendo lotería en la calle y a veces hago fletes en mi carro de Paila que tengo. ¿Qué es lo que más disfrutas hacer Calixto?

Anuncios

– pues verá, me fascina estar con la gente hablando, y ese es el problema que siento que todos ahora me ven mal y me siento muy triste por ello. El psiquiatra le dijo: puedes ponerte de pie? Y me gustaría que hables un poco con la imagen que está en el espejo como si fuera otra persona.

Calixto le reiteró: Doctor, le vuelvo a decir que yo no es que vine aquí por estar loco, voy a hacer eso porque usted me lo está pidiendo. El medico asintió y le mostró el espejo y le dijo: quiero que hables con libertad como que si fuera otra persona. Calixto comenzó a hablar con su propia imagen y dijo: bueno jovencito, yo realmente estoy preocupado por lo que acontece en el mundo, el día de ayer pase por la casa de doña Chon y mire que estaba mandando a empeñar la licuadora, y eso no es nada, aquella mujer embarazada la de don Chema, no ha ido a sus controles de embarazo pero bien que va a la disco y preocupa que se complique por andar con el cipote.

Mira Espejo, se me están quitando las ganas de vivir, pues siento que todos me odian, y yo solo trato de hablar con la gente y explicarles lo que acontece en el pueblo, y eso me anima a vivir, pero últimamente siento que más bien eso me llena de envidia cada vez que me doy cuenta de la alegría de otros y el éxito de otros y de eso casi no me gusta hablar, pero me fascina hablar de los fracasados !

El psiquiatra estaba detrás sentado observando aquella conversación y tomaba nota en su tablet con su pierna cruzada. Calixto preguntó al especialista: disculpe doctor, ¿hasta que tiempo puedo estar aquí hablando? El psiquiatra le preguntó: ¿cómo te sientes ahora que estás hablando con él? Pues le diré que me siento más libre, y además me siento el mismo de antes, y aquella tristeza que traía se me está quitando. El profesional le dijo: ¿hasta que grado llegaste Calixto? El dijo: bueno, nunca termine el colegio pues, para nunca encontrar trabajo como está la situación, mejor me dediqué a trabajar y ganar el billete. El galeno volvió a preguntar: ¿has sabido algo de tus ex-compañeros?

– bueno, si he sabido de algunos que se fueron a la capital a marihuanearse y venían aquí al pueblo a sacar pinta que estaban estudiando y los papás no tenían donde caer muertos, yo por eso me dediqué a vender y hacer mi negocio. El galeno volvió a interrogar: ¿Qué has sabido de tus padres? Calixto siempre viéndose en el espejo, y ahora estaba arreglándose el cuello de su camisa y dijo: ¿mis padres? Bueno, no crecí con ellos, pero no es cosa que me interesen, no tengo nada que darles a ellos, pues ni siquiera me criaron.

Enlaces Patrocinados

El profesional preguntó: ¿con quien creciste en el barrio? – ah no, en ese barrio de pelados no crecí yo, allí solo hay gente que no saben ni tratar la gente. El psiquiatra se levantó de su silla y dijo: por ahora basta Calixto, nuestra sesión ha sido muy productiva, pero solo tengo una ultima observación.

Calixto se volteó del espejo y estando de frente al galeno siempre se miraba en el espejo y el galeno, tomó su tablet y dijo: listo, creo que podemos seguir mañana ¿te parece Calixto? El avanzando hacia la silla reclinable dijo: pues usted es el que sabe doctor. Yo aquí estoy porque me mandaron a chequearme para ver si me fallan los cables.

El galeno se sonrió y dijo: Entonces ¿no creciste con nadie? – si, crecí con una familia pero que a duras penas me dieron mis estudios de primaria. ¿Tú crees que eres una persona importante? -Claro, más que importante, me siento, Uy, El rey. Aunque a veces reconozco que me siento de la patada. Siempre que estoy solo me siento triste, debo estar con otras personas y poder sentirme bien. Calixto, en vista de que tus padres no te pidieron criar, ¿me gustaría me dijeras si tienes hermanos?

– yo nunca tuve hermanos, según se, pero soy hijo no deseado. Mi madre como que no me quería tener. Según me dijo la partera doña Chepa. Bueno doctor, ¿y todas estas preguntas de que puede servir? Si yo vengo porque no siento que soy el mismo de antes. El psiquiatra se paró delante del espejo y dijo: ¿ves lo que está en ese espejo frente a ti? Calixto asintió.

Ok, todo lo que ves allí enfrente es una imagen, no es algo que existe en verdad, es un reflejo, lo que le digas a esa imagen quedará borrado en el tiempo. ¿Ves lo que está a tu lado derecho se encuentra al lado contrario? Si, por supuesto puedo verlo, y ¿cuál es el punto doctor?

Anuncios

Eres afortunado que puedas visualizarte tal y como eres, sin embargo así como esa imagen se borra cuando tú no estás frente a ese espejo, también así tu vida va a desaparecer un día, con la diferencia que todo lo que hiciste quedará grabado en el corazón y la mente de muchas otras personas.

Veo que tienes mucha inseguridad, la cual viene desde tu niñez, creciste en un ambiente diferente al cual tú nunca te adaptaste adecuadamente, pues menospreciabas tu verdadero origen, veo que tienes aversión a las personas exitosas, crees que solo tú puedes triunfar y al ver el éxito de los demás te llena de celos y envidia.

Veo que te interesa mucho el mundo de los demás de una manera enfermiza que te has descuidado de tu propio mundo. Estás en una etapa de ansiedad y angustia, lo cual te está llevando a un síndrome depresivo. por ahora solo son pensamientos, pero posible quieras intentar algo después sino hacemos algo al respecto.

Detrás de ese espejo hay una cámara que te está grabando todos tus movimientos y gestos que hiciste y tus palabras que dijiste y que ya olvidaste, y ahora veras que no es lo mismo recordar vagamente lo que dijiste o hiciste a que lo veas tal cual otros te grabaron en su cámara de la vida con su cerebro.

Calixto dijo: Doctor, ¿pero como puede haber una cámara allí? – si es una cámara que graba con el movimiento de la persona y toma fotografías automáticas al reírte y al fruncir el ceño. Ya verás todo lo que hiciste y olvidaste. Calixto, la vida es igual como te decía, es un reflejo, es una neblina que pasa tan rápido que no hacemos lo que en verdad debemos hacer. Calixto interrogó al galeno: ¿pero qué es lo que debemos hacer?

Bueno como te decia, la sesión ha terminado y debes venir en 1 semana para continuar, por ahora no te dejare ningún medicamento. Quiero que por favor leas el Salmo 23 y el 112. ¿Doctor usted está recetando versos de la Biblia? ¿No es usted un psiquiatra? – bueno, me gustaría que los leas y medites bien en lo que lees y podremos hablar en la otra sesión, ¿te parece? Si no te parece, simplemente no debes regresar aquí, pues estarías en el lugar equivocado.

Calixto dijo: fíjese que me llama la atención su forma de atender y explicar. Ya me dejo picado usted doctor y más sobre eso del espejo y los versos. Ningún doctor que he visitado me ha dicho algo sobre leer algo de la Biblia. El medico cerró su tablet y en eso sonó el teléfono y el levantó el auricular y dijo: ¿buenas tardes? Si claro, hola Ana, aquí tengo su registro a mano, hoy le toca hacer meditación en el Salmo 121. Y haga énfasis en el verso 1 y 2.

Por ahora va a disminuir el hipnótico de las 8 de la noche a media tableta y mientras lee esos dos versos quiero que por favor los haga suyos, y se que su sueño será placentero. No olvide tomar su te de valeriana y con 1 cucharadita de azúcar.

El término la llamada y Calixto le dijo: es una manera muy diferente la suya doctor, pero tengo una duda, ¿por qué usa la Biblia para sus tratamientos? El galeno le vio a los ojos y le dijo: Mi estimado Calixto, nosotros los psiquiatras tratamos los problemas de la mente y estos problemas están ligados a lo interno del ser humano y esa maquinaria no la diseñé yo, por lo tanto en mi práctica médica la Biblia es mi mejor aliada y tener los mejores resultados.

Muchos problemas actuales están por desobedecer ese gran libro y muchas enfermedades del cuerpo y la mente están por desconocer lo que hay en verdad escondido en cada pasaje y verso, para mí siempre será un tesoro que debo descubrir y describir a diario.

Mientras le decía eso, escribía en una receta lo siguiente: Calixto debes tomar a diario este verso para memorizar mañana y noche: Proverbios 11:13 “El que anda en chismes revela secretos, pero el de espíritu leal oculta las cosas.” Y leer y meditar el Salmo 23 y 112

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Brigadas de Amor Cristiano Jesus de Otoro.

Revise también

Devocional Cristiano. La niña Tortillera que llegó a ser Policía

La niña Tortillera que llegó a ser Policía

Devocionales Cristianos Aquella niña, quien caminaba muchos kilómetros cada día para poder vaciar aquel canasto …

2 comentarios

  1. Gracias, por el mensaje, Dios lo siga bendiciendo y dando sabiduría para seguir predicando y enseñando la Palabra de Dios

    • Fernando , , Dios nos ayuda a poder ser de bendición con los talentos que nos ha regalado , sigue también bendiciendo a otros , hay una pasaje en Jeremia33:3 léelo y medítalo y hazlo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *