Inicio / Devocionales Cristianos / Piedras y cabellos

Piedras y cabellos

Devocionales Cristianos

“…De toda aquella gente había setecientos hombres escogidos que eran zurdos, todos los cuales tiraban una piedra con la honda a un cabello y no erraban…” (Jueces 20:16)

La historia del Capítulo 20 nos habla de una guerra que había entre los hijos de Israel y los hijos de Benjamín por una mujer concubina un levita. Los levitas eran los sacerdotes que Dios había escogido para ministrar en el tabernáculo. Este levita llegó a un lugar llamado Gabaa porque su mujer le había traicionado, le había sido infiel y ella se fue de la casa del levita.

El levita a pesar que le había pagado mal fue a buscarla para perdonarla, y al quinto dia salió el levita de la casa de su su suegro y llegó a Gabaa una ciudad perteneciente a la tribu de Benjamín.

Un anciano al ver al levita dispuesto a dormir en la plaza de Gabaa le dijo pasa a mi casa en ella no hay necesidad de nada así que te invito para que pases la noche ahí. El levita se fue y de noche hombres malvados habitantes de Gabaa entraron y toda la noche abusaron de ella y al amanecer la dejaron a la puerta de la casa.

En la mañana el levita se levanta y al ver su mujer tirada le dice levántate vámonos que ya es tiempo de irnos. La mujer no contestó porque ya estaba muerta. El levita, al verla muerta la partió en doce pedazos un pedazo por cada tribu y la envió a cada tribu, pidiendo que hicieran consejo y tomarán las riendas del caso.

LOS HIJOS DE ISRAEL

Ellos dijeron nos uniremos y vamos a decirle a la tribu de Benjamin nuestros hermanos que nos entreguen a los hombres que hicieron esta barbaridad.

Gabaa le pertenecía a Benjamin y dentro de ella estaban esos hombres que violaron y mataron la concubina del levita. Cuando los hijos de Israel llegaron los de la tribu de Benjamin se opusieron en gran manera que prefirieron hacerle guerra a los mismos hermanos.

Y el verso 16 dice: tiraban una piedra con honda a un cabello y no fallaban.

Enfrentarse a enemigos que sabemos que son débiles es fácil, pero enfrentarnos a enemigos fuertes no es nada fácil.

Todos hemos escuchado la historia que David mato a Goliat de un piedra y que escogió cinco para matarlo. Podríamos decir por si fallaba una tenía cuatro. PERO QUIERO DECIRLES ALGO. En algunas ocasiones con nuestros enemigos no hay segundas oportunidades para vencerlos es hoy o nunca.

2 Samuel 21:15-22 nos habla de los hijos de Goliat, eran cuatro hijos los que tenia Goliat. Por esa razón es que David tomó 5 piedras.

JUECES 20

En este capítulo encontramos muchos errores que nosotros como cristianos debemos corregirlos si de verdad queremos ver la victoria en nuestras manos.

1. La tribu de Benjamin los hermanos de Israel estaban escondiendo a personas pecadoras. En palabras y términos salvadoreños podemos decir: por favor no sude calenturas ajenas. Porque mientras usted defiende a personas que están mal delante de Dios tarde o temprano nos vamos a ver afectados.

2. El verso 18. Nos dice: algo interesante. Los hijos de Israel le preguntaron a Dios ¿Quién subirá primero? El les dijo: Juda ira primero. Juda significa alabanza. A los hijos de Israel no se les halló cantando cuando iban a ir a la pelea. Talvez no cantaron por miedo, por temor que ellos podían golpear y apuntar a un cabello y derribarlo.

3. Ellos fueron vencidos en dos ocasiones y le dijeron a Dios ¿vamos a pelear contra ellos otra vez? Y Dios les dijo: Subid contra ellos. Y otra vez fueron derrotados.

4. Hasta aquí ellos habían echo todo mal. Pero siempre he dicho lo que cautiva a Dios es un corazón humillado, sincero, contrito y dispuesto hacer la voluntad de Dios.

Verso 26 “…Entonces subieron todos los hijos de Israel, y todo el pueblo, y vinieron a la casa de Dios; y lloraron, y se sentaron allí en presencia de Jehová, y ayunaron aquel día hasta la noche; y ofrecieron holocaustos y ofrendas de paz delante de Jehová….”.

No era eso lo que Dios les estaba diciendo para que vieran la victoria.

  • 1. Vinieron a la casa de Dios (que importantes es congregarse)
  • 2. Lloraron y se sentaron en la presencia de Dios (pusieron su problema a Dios)
  • 3. Ayunaron (esto es lo que hace falta muchas veces para ver la gloria de Dios moviéndose)
  • 4. Ofrecieron holocaustos (esto es los sacrificios, que aunque se me haga difícil yo se que he venido esta noche a llevarme mi bendición)
  • 5. Ofrecieron ofrendas de paz (que en mi corazón no haya resentimiento para a dorar al Señor)

VERSO 27.

Ellos dijeron el arca del pacto está aquí. (el arca representaba la presencia de Dios con ellos.) y esta noche yo se que la presencia de Dios está aquí con nosotros.

Verso 28. “…Ahora después que ellos hacen todo eso Dios les da la palabra de seguridad que ellos querían escuchar. Subid porque mañana yo os los entregaré…”.

Esa palabra es de Dios para nosotros esta noche. Porque no importa la puntería que nuestros enemigos tengan yo tengo un Dios de los ejércitos que pelea mis batallas y con el estoy seguro, protegido, contento y en victoria.

Y las piedras de nuestros enemigos no podrán tocar ni un cabello de mi cabeza.

© Eliu Ventura. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones: Devocionales Cristianos

Acerca Pr. Eliu Ventura

Pastor y Director de Comunicaciones de la Iglesia Pentecostal Unida en El Salvador.

Revise también

Mensajes Cristianos.. Cuatro paredes

¿Salir de las cuatro paredes sin salir?

Devocionales Cristianos... Él puede mostrar cosas grandes y ocultas que aún no conocemos, si le clamamos y dejaremos de ver solo lo ordinario, y comenzaremos a..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *