Anuncios

Inicio / Devocionales Cristianos / Un cambio de 180º

Un cambio de 180º

Devocionales Cristianos

Los cambios que en nuestra vida deben ser experimentados no son una metamorfosis que solo convierte a la mariposa que al final solo es el mismo gusano con alas. El cambio de vida cristiana es una CRISTOMORFOSIS. La transformación que Jesús lleva a cabo en nuestra vida dará como resultado una nueva criatura, alguien diferente en actitudes, prioridades y motivaciones.

El asunto es…  ¿cómo hacemos esto? Sencillo… matamos la chuleta. No, no es que iremos a una carnicería. Nos referimos al proceso por el cual nuestra naturaleza carnal se hace a un lado para dar paso a la naturaleza espiritual. En algunos lugares le llaman “muerte carnal” otros “matar el viejo hombre” y nosotros le llamaremos para que no suene muy grosero y ofensivo “La Chuleta”.

Nuestro hermano en Cristo el apóstol Pablo (estos si eran apóstoles), nos habla de ella de la siguiente manera “Que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos.” Efesios 4:22

La verdad es que siempre tenemos algo que hacer y todo lleva su proceso, el problema de nosotros los cristianos es que queremos que todo sea “instantáneo”, solo de poner un código y ya. Pero lamentablemente para nosotros, la vida cristiana no es así, todo tiene un proceso y un tiempo. El otro problema que nos sucede como cristianos es que vivimos tratando de hacer lo que debemos creer y creer lo que debemos hacer. Como así? , te preguntaras.

Anuncios

Bueno pongamos un ejemplo de vivir creyendo lo que debemos hacer. Supongamos que tu sientes rencor contra alguien la biblia dice que debes perdonarlo, y lo debes hacer independientemente de lo que sientas (lee Mateo 5:23-24). No hay opciones lo tienes que hacer si quieres seguir teniendo una relación libre y fluida con Dios. Pero hay personas que viven llenas de odio y amargura pensando que deben esperar a sentirse bien y sentir deseos de perdonar y hasta oran pidiéndole a Dios “dame el deseo de perdonar”, cuando Dios ya te dijo lo que debes hacer…PERDONAR.

El otro caso sería vivir tratando de caerle bien a Dios. Si amigo, muchos viven la vida cristiana tratando de ganar puntos con Dios para sentirse más cristianos o más hijos de Dios cuando Dios ya dijo que tu fe en Jesús es suficiente para ser acepto a Él. De ahí en adelante la razón de vivir una vida santa es por amor a  Jesús y su perdón, para tener una buena relación con Dios el Padre, disfrutar de sus bendiciones y no autodestruirnos en los hábitos pecaminosos.

Por eso es importante entrar en el proceso de Cristomorfosis haciendo morir la chuleta en cada instante de nuestra vida.

Dale muerte a la chuleta. Ese viejo hombre o la chuleta, es en resumidas cuentas nuestra capacidad, increíble capacidad de autodestrucción, y esa capacidad de autodestrucción  es la que Dios quiere que sea transformada  “y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. “(Efesios 4:24)”

Morir es un proceso de la vida del discípulo que viene como resultado de una decisión de negarse a si mismo renunciando a sus intereses, gustos y conceptos personales con el fin que Cristo sea glorificado y que la voluntad de dios se establezca en su vida. Jesús nos enseño este principio cuando hablo del grano de trigo “De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. (Juan 12:24).

Enlaces Patrocinados

El trigo debe caer en la tierra y morir para dar fruto, nosotros debemos caer en las manos del maestro Jesús para poder dar su fruto. Pero es algo voluntario, es una decisión personal  el Apóstol Pablo lo menciona cuando dice “…que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.” (Romanos 12:1).

Me presento en Sacrificio cuando muero a mí mismo. El trigo entonces somos nosotros y lo racional de Dios es cuando al morir damos fruto. Entonces entendido esto comencemos a darle muerte a la chuleta.

Identifica la Debilidad

Esto es reconocer el área que no está siendo gobernada por Cristo. Muchas cosas en nuestra vida puede ser que no estén siendo gobernadas por El. Algunas veces son cosas o actitudes que creemos tan normales o naturales que hasta pensamos que con ellas nacimos. La expresión “Yo así soy” suele ser una “excusa barata” para no hacernos un autoexamen y aceptar que hay cosas que beben ser cambiadas. Nuestro carácter o nuestro temperamento es confundido erróneamente con las mañas o malos hábitos que adquirimos en el transcurso de nuestra vida antes de llegar a Cristo, por eso es importante en esta área buscar la ayuda de quien nos conoce muuuuuuuuuuuuuuuyyyyyyyyyyyyyy bieeeeeennnnnn.

Dios nuestro padre sabe cuáles son esas áreas que nos están afectando y deben ser cambiadas en nuestra vida. Esas áreas deben ser gobernadas por Cristo, el problema es cuando seguimos nuestro propios criterios u consejos traemos tristeza a nuestra vida, pero Dios puede mostrarnos aun esas áreas que no conocemos y que nos hacen detenernos en nuestra vida. Veamos algunos métodos que Dios utiliza para dicho fin.

Anuncios

La Revelación.

El salmista dijo: “Examíname,  Dios,  y conoce mi corazón;   pruébame y conoce mis pensamientos.Ve si hay en mí camino de perversidad y guíame en el camino eterno.” (Salmo 123:23-14). Dios utiliza el método de revelación para mostrarnos cuál es el camino a cambio, esa revelación puede ser por medio de la oración, un mensaje, una canción o una persona. Él busca el medio para hacernos saber lo que necesitamos.

Es como una voz que surge de nuestro interior, o como si nos quitasen un velo de los ojos. Surge como una idea que de repente nos invade y entendemos que sucede.  El método de revelación es sin duda el mejor método, pues siempre sucede antes que pase algo.

La Humillación.

Aquí funciona la teoría del placer y el dolor. Cuando hacemos algo que nos gusta nos produce placer, pero su resultado nos traerá dolor. Por ejemplo la masturbación, el sexo ilícito, el chisme, etc.

Cuando lo hacemos, dejándonos llevar por nuestros impulsos o ideas pero después nos queda una sensación de vacío, que si la dejamos ahí mucho tiempo se convertirá en amargura. El problema con esto es que puede convertirse en un círculo vicioso de pecado-perdón-pecado… por eso debes romper con ese círculo para que solo sea pecado-perdón-vida en libertad. Para eso debes aprender a vivir tu vida cristiana en 3D. (Capítulo más adelante pero no te lo saltes).

No hay necesidad de pasar por una situación vergonzosa para romper con un hábito o actitud pecaminosa. Quiero aclarar que Dios jamás buscara avergonzarte. Dios siempre desea que recapacites y cambies volviéndote a Él, el único que busca que pases por una vergüenza es el enemigo conocido como Satanás. El te seduce a hacer cosas y luego te culpara de ser indigno de ser llamado hijo de Dios. Por eso debes romper con esa cadena pecaminosa.

Mucha gente lo llama tribulación, pero no es una prueba que nos sucede para graduarnos en la escuela de la fe, ni nos hará crecer más como cristianos. En este paso Dios nos suelta, y nosotros nos encargamos de autodestruirnos. Veamos el caso de hijo prodigo (Lucas 15:11:32)

El joven hijo pidió todo lo que le correspondía, o que el joven quería, pidió sus derechos, te suena conocido eso?. Cuantas veces le pedimos a Dios lo que queremos o les exigimos nuestros derechos, si bien Dios nuestro padre quiere darnos de sus bendiciones, nuestras exigencias suenan mas a autosuficiencia.

Luego tomo su camino. Cuantas veces decidimos hacer nuestra cosa a nuestro modo aun recibiendo las bendiciones de Dios y respuestas a nuestras oraciones, igual tomamos nuestro rumbo y dejamos a Dios de lado en toda decisión que tomamos. Sin deseos de parecer religioso o exageradamente bíblico, Dios mismo nos recomienda consultarle a Él a Dios sobre las decisiones correctas que debemos seguir. (Proverbios 16:3Pon en manos del Señor todas tus obras,  y tus proyectos se cumplirán.)  Dicho de otra manera: Quien consulta con el Señor sus planes descubre el propósito de su vida.

Así que Dios mismo nos da el camino a la solución. Ojo no nos dice que el hará el trabajo por nosotros, nos dice que nuestras decisiones serán guiadas por El y que esas decisiones al ser guiadas por El, podrán estar dentro de su voluntad.

Se le termino la “suerte”. Si todo lo que hasta ese momento poseía se e termino. Alguna vez te has encontrado en una circunstancia en donde sientes como un callejón sin salida, en donde por más que intentas salir a flote no avanzas y las cosas que has hecho te asfixian sintiéndote cada vez peor, y por más que te esfuerzas no logras respirar libremente? Bueno, este joven no estaba en ese momento en un jardín de rosas. Resulta que todo el dinero que EL PADRE le había dado se lo malgasto en su cosas. Pero me dirás, “si es cierto que el hizo eso”, pero yo no soy tan malo. Ok de acuerdo, no he dicho que eres malo, he dicho que malgasto lo que E PADRE le dio. Veámoslo en nuestra vida.

Dios nos da tiempo para estudiar y prepararnos y lo malgastamos en otras cosas, por ejemplo parrandas, tiempo exagerado en los video juegos o redes sociales, adicción al BB Messenger (mensajear por celular), este podría ser uno de varios ejemplos en donde desperdicias lo que Dios te da. Podría ser un talento que El te ha dado y lo tienes guardado o no lo ocupas correctamente. He ahí el problema, cuando el tiempo se acaba en que en que debiste terminar la tarea, comienzas a sentirte que no sales a flote. Es en ese instante cuando la decisión correcta debe ser VOLVERTE A DIOS.

Una decisión correcta. Lo que Dios espera siempre del ser humano es responsabilidad y reconocimiento por sus malas decisiones. Dios dijo del Rey David que era conforme a su corazón aun cuando David se equivoco varias veces. El secreto es reconocer nuestro error y cambiar de actitud. El Joven de este segmento reconoció su error, y la verdad es que nosotros los seres humanos en ocasiones necesitamos que nos “topen al cerco”, pareciera que andamos detrás de las más experiencias para entender.

Es cierto que algunas veces debemos experimentar para aprender, pero, no creo que sea necesario enfermarse de Sida para aprender que no debes ser promiscuo o que debas estar en la cárcel porque mataste a alguien con tu coche, por manejar ebrio o drogado. No creo que tengas que truncar tu futuro metiéndote a una pandilla para aprender que marcarte el cuerpo te marcara de por vida y deberás vivir huyendo y así muchas cosas más. Creo que Dios está más interesado en que aprendamos de la manera menos dolorosa, y que la prueba de nuestra vida sea únicamente la ruta de maduración para un crecimiento espiritual y no producto de nuestras malas decisiones.

Hay solución: en cualquier situación que te encuentres, vuélvete a Dios El te está esperando.

© Carlos Antonio Ramos. Todos los derechos reservados. 

Central de Sermones. Devocionales Cristianos.

Acerca Carlos Antonio Ramos

No me gusta hablar de mi, me gusta mas hablar de los demás, pero a nadie conozca mas que a mi mismo (jajaja). En forma Breve: Ministerialmente,para la golria y honra de mi Señor Jesus, Trabajo con grupos de jóvenes en la iglesia a la que pertenezco. Mi deseo ferviente es que la imagen de Jesús sea formado en sus vidas.
AMEN!

Revise también

Devocional Cristiano. La niña Tortillera que llegó a ser Policía

La niña Tortillera que llegó a ser Policía

Devocionales Cristianos Aquella niña, quien caminaba muchos kilómetros cada día para poder vaciar aquel canasto …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *